GAS Y PETRÓLEO

Vaca Muerta recibe una ola de ingenieros que llega de Venezuela

Hay veces en que las crisis de una región coinciden con el desarrollo de otras, aunque haya 5.045 kilómetros en el medio.

El colapso político y económico de Venezuela tiene en estos años consecuencias beneficiosas sobre la explotación del yacimiento no convencional de Vaca Muerta, en Neuquén. Es que entre los 120 mil inmigrantes venezolanos que llegaron al país en los últimos cuatro años, hay casi 14 mil ingenieros, según informó a PERFIL la Dirección Nacional de Migraciones. Más del 10% están especializados en petróleo, aunque en el polo productivo al que más atención le presta el Gobierno precisan todas las variantes de la profesión.

Entre los más de 400 que calculan que ya se instalaron en Neuquén, hay diferentes casos, como el de José Molina, que después de dos años en relación de dependencia fundó su propia pyme ( ver recuadro), el de José Mierez, que es gerente de una empresa de servicios petroleros, o el de Raúl Acosta, que llegó en abril del año pasado y pasó cinco meses trabajando en una cafetería hasta que consiguió un puesto en el petróleo. Hay casos menos exitosos: ingenieros que lavan autos o venden en ferias.

“La migración venezolana es, en líneas generales, joven, pujante e instruida. Es una migración calificada que tiene una tendencia muy interesante a regularizarse, por lo que se trata de una transferencia de gran nivel”, aseguró ante PERFIL el director nacional de Migraciones, Horacio García. Y remarcó la intención del Ministerio del Interior de orientar la ola de migrantes desde la capital y el Conurbano hacia las provincias: “En la Argentina hay demanda insatisfecha de médicos, ingenieros, oficios y personal para el corredor frutihortícola. La idea es conjugar la demanda insatisfecha que recibimos de las provincias con la oferta laboral de los migrantes que nos dicen cuál es su fuerza disponible para trabajar”.

Boom. La llegada de los profesionales venezolanos creció de forma exponencial el año pasado. Entre 2015 y 2017 habían llegado 7 mil, y esa misma cantidad se sumó solamente en 2018. Ese flujo llevó a que se conformara una Asociación de Ingenieros Venezolanos en Argentina (AIVA), que tiene casi 23 mil seguidores en su cuenta de Instagram. “Primero nos reunimos con un grupo de colegas y empezamos a pasarnos ofertas laborales en grupos de WhatsApp, pero nos quedamos cortos y tuvimos que agrandarnos”, cuenta la referente de la entidad, Carmen Rodríguez, de 39 años.

“Son gente que viene con una mentalidad abierta y que buscan poder cubrir sus gastos básicos, por más que el trabajo que consigan no sea del todo acorde a su perfil”, asegura José Mierez, ingeniero venezolano que llegó al país hace 13 años y que ahora se desempeña como gerente en una empresa de servicios petroleros. “Conozco casos de profesionales que tenían un cargo de mucha jerarquía en Venezuela y aquí son ingenieros rasos, y otros que están trabajando de lavar carros”, apunta. Y da una advertencia para los que planean buscar suerte en Neuquén: “Yo a todos les digo que aquí la cosa está parada y que ésta es una ciudad muy cara. Muchos piensan que ésta es la tierra de las oportunidades y que en pocos días van a conseguir trabajo. Pero ese panorama es mentira. El petróleo todavía no se ha reactivado totalmente”.

Ingresos. Según los petroleros venezolanos, en su país el salario de un ingeniero junior puede llegar a los cuatro dólares al mes y el de un senior a los 12. En la Argentina, el piso es de 50 o 60 mil pesos, unos US$ 1500, y puede ascender a cerca de los 100 mil pesos en cargos con responsabilidades mayores. “No hay punto de comparación”, remata Mierez. Por eso se da una predisposición alta entre los inmigrantes a aceptar puestos con salarios menores a los que cobran los argentinos. Eso puso en alerta al Colegio de Ingenieros de Neuquén, que reclama que los profesionales validen su título ante el Ministerio de Educación para poder ejercer la profesión.

Según un censo realizado por la AIVA, el 85% los ingenieros venezolanos en el país todavía está en el área metropolitana de Buenos Aires. Pero el 80% se muestra dispuesto a movilizarse por las provincias para ejercer su profesión, incluso dispuestos a soportar el brusco cambio de temperatura que les representa instalarse en la Patagonia. Entre la masa de 14 mil, el 29% tiene entre dos y cinco años de experiencia y el 26% tiene entre cinco y diez años. “La ventaja que tienen los ingenieros argentinos es que aunque sean jóvenes suelen tener experiencia porque antes de la llegada de los venezolanos aquí había escasez”, opina Carmen Rodríguez.

En el versus entre profesionales, el emprendedor José Medina suma: “Los argentinos dominan mucho las áreas tecnológicas y electrónicas. Pero los venezolanos nos diferenciamos porque la tecnología petrolera llegó antes al país. Y en general en la región de Vaca Muerta hace falta personal con esa experiencia, por eso tenemos cabida”. Juan Guaidó, líder de la Asamblea Nacional y autoproclamado “presidente encargado” de Venezuela, rechazó ayer el llamado al diálogo que le hiciera Nicolás Maduro, llamó a los militares a que “se pongan del lado de la Constitución” y respalden su proclamación, y comenzó a tomar “decisiones presidenciales”.

El líder opositor encabezó ayer un multitudinario acto popular en una plaza del este de Caracas, a la que siguió una inusual conferencia de prensa en la que respondió ante la multitud las preguntas de varios periodistas y convocó a una manifestación popular la semana próxima.

Militares. “Llegó el momento de ponerse del lado de la Constitución, de respetar y ponerse del lado del pueblo”, dijo Guaidó, al enviar un mensaje a las Fuerza Armadas, cuyo alto mando manifestó el jueves su “lealtad absoluta” a Maduro.

“Quiero insistir en el mensaje a las Fuerzas Armadas, en el mensaje a la familia militar; llegó el momento de ponerse del lado de la Constitución, llegó el momento de respetar al pueblo de Venezuela”, afirmó desde el mitin multitudinario que presidió en la plaza Bolívar del municipio de Chacao, en el área metropolitana de Caracas.

“Van a tener en los próximos días una prueba importante. Ya han tenido varias. La primera, con su conciencia y sus familias, y la segunda, con todos esos que hoy pasan hambre y necesitan medicinas. ¿Van a reconocer a este poder legítimo o no?”, preguntó, dirigiéndose a los militares.

Guaidó, nieto de militares, se mostró convencido de que en las Fuerzas Armadas hay uniformados descontentos con el gobierno de Maduro. “Aunque hasta ahora hemos tenido una relación muy dura”, les ha dicho, “no vamos a torcer brazos, sino a tender manos”.

También descartó la opción de una intervención militar y subrayó el carácter civil de la protesta opositora. “Los golpes militares los dan los militares cuando no hay Constitución. Pero este no es el caso. Nosotros les estamos pidiendo que obedezcan la Constitución, que recuperemos el poder originario”, aclaró.

El “presidente encargado” rechazó también de plano la posibilidad de una intervención extranjera, y subrayó que “Venezuela es un país soberano”, por eso la oposición optó por un “mecanismo de presión” que pasa por “cesar la usurpación”, nombrar “un gobierno de transición” y convocar “elecciones libres”.

Diálogo. Al rechazar las propuestas de diálogo hechas llegar por Rusia, y por México y Uruguay, Guaidós advirtió que, ante la represión de las protestas opositoras, son propuestas falsas. Debe tener muy claro el mundo y este régimen: pa’ falso diálogo aquí nadie se presta”, advirtió.

Casi en simultáneo, Maduro aseguraba en otra conferencia de prensa estar dispuesto a reunirse con el titular de la Asamblea Nacional, dominada por la oposición, que se proclamó “presidente encargado”.

“Estoy comprometido con el diálogo nacional. Hoy, mañana y siempre estaré comprometido y listo para ir donde haya que ir. Yo, personalmente, si tengo que ir a encontrarme con este muchacho, voy”, dijo Maduro, refiriéndose a Guaidó.

Calles. Guaidó también advirtió que la oposición permanecerá en las calles y anunció que la semana próxima habrá una gran movilización popular en todo el país. “Los que creen que nos desinflamos, se van a quedar con los ‘crespos hechos’ (con las ganas), porque aquí hay gente en la calle para rato, hasta que logremos que cese la usurpación, un gobierno de transición y elecciones libres”, dijo Guaidó ante la multitud reunida en la plaza, a quien señaló que la fecha de la movilización será precisada el domingo. Además, en su primera aparición pública desde que se adjudicó la presidencia interina del país, Guaidó llamó a los venezolanos a participar hoy en asambleas populares en los 335 municipios para prepararse de cara a la “gran movilización” de la próxima semana.

Las concentraciones de mañana servirán, dijo, para “ejercer la mayoría fuerte y poderosa que somos” así como para “rendir honor y tributo a nuestras víctimas”, en alusión a los 26 muertos que provocó la represión a las protestas opositoras en la última semana, según cifras de una ONG de de-

fensa de los derechos humanos. Mañana, explicó, se espera que los ciudadanos se movilicen en pequeños grupos para entregar a militares y policías una copia de la ley de amnistía aprobada por el Parlamento, de mayoría opositora, que contempla exculpar a quienes desobedezcan el mandato de Maduro por considerarlo “ilegítimo”.

Crisis. Observadores coinciden en que las Fuerzas Armadas son el “gran árbitro” de la crisis que vive Venezuela. Si bien el alto mando expresó su adhesión a Maduro, hay quienes advierten matices en ese apoyo.

“L o que no sabe mucha gente fuera de Venezuela es que no todos los comandantes de Regiones de Defensa Integ ra l, conocidos como REDI, se expresaron. De los ocho, aún faltan tres”, dijo a PERFIL la especialista Rocío San Miguel.

Para San Miguel, una eventual división entre los militares podría ser trágica para el país. “Podría conducir a una guerra civil, de baja intensidad, breve, pero muy cruenta. Hay que ver cómo evolucionan los apoyos internos. Antes de leer el comunicado de apoyo a Maduro, el ministro de Defensa, Vladimir Padrino, dijo: “Estamos aquí para evitar un enfrentamiento entre venezolanos”.

Para la especialista, si llega un punto en el que las Fuerzas Armas se nieguen a reprimir, “esa será la señal para Maduro de que deberá irse”.

Decisiones. Durante su largo discurso, Guaidó anunció una serie de “medidas” que, aseguró, tomará para “proteger” los activos venezolanos del gobierno de Maduro, al que definió como una “cueva de ladrones”.

“No vamos a seguir permitiendo que se roben el dinero de toda Venezuela. En las próximas horas haremos comunicados oficiales para lograr la protección de esos activos”, afirmó.

Sostuvo que en breve comenzará a llegar a Venezuela ayuda humanitaria, algo a lo que hasta ahora se ha negado Maduro. Pidió para eso a los empleados públicos que desobedezcan al gobierno, y les recordó que ha ofrecido una amnistía para los chavistas.
Para el economista y politólogo Miguel Velarde, Guaidó “está haciendo lo que debía hacer: ejercer como presidente encargado, ejecutando acciones, tomando decisiones”, como pedir a los funcionarios de la embajada de Estados Unidos permanecer en Venezuela –pese a que Maduro los expulsó– y a los diplomáticos venezolanos permanecer en los consulados en territorio estadounidense, desoyendo otra orden del líder chavista.

(Revista Petroquímica – con información de Perfil)

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios