GAS Y PETRÓLEO

Etanol a cuentagotas busca lugar en el mercado

A partir del 1 de noviembre del año pasado, se dio inicio a la venta del Súper Etanol 92 en las estaciones de servicio del país, según ejecutivos de la ANH, los litros del combustible vendidos en los primeros días superaron todas las expectativas. Si bien se hizo varias publicaciones y anuncios sobre el mismo, la población aún tiene dudas de su efectividad en los motores de sus vehículos. A la fecha son contados los surtidores que comercializan el carburante, y el mismo es consumido en su mayoría por vehículos relativamente nuevos.

Antecedentes. En marzo del 2018 las autoridades anunciaron que a mediados de año se lanzaría la venta del Súper Etanol 92, en los surtidores de combustibles del país.

El jueves 1 de noviembre se dio inicio oficialmente, en la ciudad de Santa Cruz. Fueron 37 los surtidores en todos el país, que comenzaron la comercialización. 

Santa Cruz tiene un registro de 23 estaciones de servicio. De igual manera en informe del director de ANH, hasta el 31 de diciembre fueron comercializados 678.245 litros de etanol.

Aceptación.  Asimismo, en el informe brindado por el ejecutivo de ANH, dos semanas después, los vehículos de la marca Suzuki fueron los que más adquirieron el combustible, en su mayoría modelos desde el 2010. Sin embargo, hay un tropiezo en la distribución, la falta de más centros o infraestructuras que vendan el carburante, según algunos dueños es demoroso y burocrático el hecho de crear una nueva estación de servicio, adecuarla o cambiar los implementos. No obstante, en la ciudad de Santa Cruz se cuenta con alrededor de 798 surtidores de los cuales un porcentaje mínimo son los que distribuyen el Súper Etanol, según la presidenta de Asosur se tiene planeado que en cuatro meses la cifra suba a más de 48, debido a que se encuentran en proceso de adaptación las estaciones de servicios. Pese a ello, en los surtidores autorizados se puede evidenciar que hay una venta normal del carburante, asimismo, los consumidores en su mayoría son vehículos particulares, de modelos relativamente nuevos.

Repercusiones. El Día realizó un sondeo en algunos de los surtidores de venta del combustible verde, es normal, los vehículos no hacen muchas filas para cargar el carburante. Los consumidores son variados, en su mayoría son vehículos particulares. En consulta con ellos manifiestan que el rendimiento es mejor que la gasolina que normalmente consumen sus vehículos, además de que el precio es prácticamente el mismo y no varía, no se presenta una escasez del mismo y contribuyen a que se contamine menos.

“Prácticamente es lo mismo que la gasolina en cuanto a precio, uno puede andar más y moverse en la ciudad, por lo que el rendimiento se optimiza. Además, uno viene a los surtidores y en las bombas no hay filas”, menciona uno taxista que se encontraba cargando combustible en el surtidor de la avenida Cristo Redentor y tercer anillo.

“Yo en un principio desconocía que había este tipo de gasolina, después me fui enterando por los medios y probé con miedo si funcionaba en mi vehículo, y la verdad que el resultado fue bueno, normalmente trabajo afuera de la ciudad y entre tantas idas y vueltas no cargo mucho, rinde nomás”, menciona Pablo quien esperaba a que su vehículo sea cargado con el combustible ecológico en la zona del surtidor Genex de La Ramada.

“Es bueno saber que el combustible que uno usa no contamina en gran cantidad, el problemita es que no hay muchos surtidores como los de GNV, no están al paso y cuesta encontrarlos por el logo, deben existir más surtidores.

Perspectiva frente al ingreso del Etanol 97.  En consulta con la presidenta de Asosur, Lilí Fiorilo, la puesta en marcha de los nuevos biocombustibes es positivo, ya que Bolivia entra a una nueva era, además que contribuyen al país ya que vienen de los productores de la región. Asimismo, la utilización de los mismos son amigables para con el medio ambiente. Cuestan menos y contaminan menos de igual manera.

“Como representantes de las estaciones de servicio, velamos por los intereses de nuestros asociados y vemos que los biocombustibles son una oportunidad de mejorar el ingreso de los surtidores. Asimismo, observamos que es un beneficio para todo el país en tanto estamos aportando en la política de ir reduciendo la subvención de los combustibles y ofertando un nuevo y mejor producto para los usuarios finales”, dijo la encargada de Asosur regional Santa Cruz.

Decisión tardía.  El director del Instituto Boliviano de Comercio Exterior, Gary Rodríguez, manifestó que el presidente tardó 12 años para tomar la decisión de que Bolivia ingrese a su producción, con la inmediata reacción de los ingenios sucroalcoholeros para invertir en plantas deshidratadoras de alcohol y capacidad de almacenamiento. Un simple anuncio -como lo dijo el presidente del Ingenio Azucarero Guabirá, Mariano Aguilera- aún sin un contrato de compra con YPFB, bastó para motivar la decisión de invertir, al igual que en el sector cañero.

“Pero…¿qué hubiera pasado si la decisión se hubiera dado antes?”, se cuestiona Rodríguez. “Del 2006 al 2018, Bolivia importó gasolina por 2.100 millones de dólares. Se pudo haber ahorrado esas divisas, amén del efecto multiplicador de producir alcohol anhidro como aditivo y luego para su uso directo en vehículos flex fuel”, argumentó. Con el diésel, peor. Entre el 2006 y 2018 su importación fue de 7.700 millones de dólares al no poder producirse biodiésel en Bolivia, lo que hubiera generado un tremendo impacto económico positivo.  Estamos hablando de la importación de combustibles negros a los que paradójicamente defienden los activistas -al denostar los combustibles verdes- y no andar ellos en bicicleta o a pie, sino en autos convencionales que solo contaminan el medio ambiente con Gases de Efecto Invernadero.

“Por personas como esas el presidente no tomó antes aquella decisión y por igual razón se demora hoy la autorización del pleno uso de la biotecnología…¡una pena!”, concluyó el especialista.

Surtidores en la chiquitania y el norte integrado

Hasta el mes de febrero se tiene planeado que doce surtidores ubicados en la Chiquitania y el Norte Integrado ingresarán a la comercialización del Súper Etanol 92, garantizando el abastecimiento del biocombustible en gran parte del departamento de Santa Cruz. 

En una entrevista, la presidenta nacional de la Asociación de Surtidores (Asosur), Lilí Fiorillo, informó que actualmente solo en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra hay 40 estaciones de servicio que  están comercializando este biocombustible y que a nivel nacional ya suman 60 (Santa Cruz, La Paz, Cochabamba y Tarija).

“Tenemos proyectado que hasta febrero 12 surtidores de la ruta a la Chiquitania y la ruta al norte lleguen a comercializar el Súper Etanol 92. Actualmente se están alistando para poder comercializar este biocombustible. Solo estamos esperando una resolución de recuperación de flete de transporte del combustible desde la refinería hasta los surtidores”, comentó la ejecutiva de Asosur. 

Diésel por GNV en el transporte público

YPFB apunta a reemplazar el uso de diésel por Gas Natural Licuado (GNL) en vehículos de transporte público y del transporte pesado. Realiza pruebas para ver la respuesta de los motorizados. El reemplazo puede alcanzar a 350.000 motorizados. Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) realiza una serie de pruebas para reemplazar a corto plazo el consumo de diésel por Gas Natural Licuado (GNL) en el transporte pesado y el sector público del parque automotor.

Óscar Barriga, presidente de YPFB, informó que para lograr este objetivo la demanda de GNL será cubierta por la planta ubicada de Río Grande en Santa Cruz. “Para ello, se trabaja de forma conjunta entre el Ministerio de Hidrocarburos y la entidad de conversión, para que podamos tener en los próximos años vehículos del trasporte público y transporte pesado que puedan utilizar gas natural pero en forma de GNL, es un proyecto muy ambicioso para nosotros que va a tener un impacto directo sobre la importación y la economía del transporte nacional”, afirmó el ejecutivo de la estatal petrolera. Barriga aseguró que en los próximos meses se tendrá unidades de transporte desplazándose en el país que funcionarán a GNL y eso hace una sinergia con el proyecto de industrialización porque se tiene la planta de GNL.

(El Día)

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios