ACTUALIDAD

Abren primer depósito de pilas usadas para que no contaminen

Un contenedor especial hecho de metal fue habilitado por la Empresa Municipal de Aseo Urbano (Emacruz) en sus predios del Parque Industrial para que los vecinos que no saben qué hacer con sus pilas y baterías de celular usadas las depositen. La cruzada se llama Emacruz recopila, ponte las pilas, mediante la cual se busca lograr conciencia en la ciudadanía del peligro que representan estos productos al descomponerse, pues afectan el suelo, el agua y la salud humana.

El gerente de Emacruz, Johnny Bowles, reveló que aparte de los recipientes especiales para las pilas, esta primera ecoestación de reciclaje recibirá residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE); así como desechos voluminosos, como muebles, colchones y otros enseres; además de vidrio, botellas de vidrio, botellas pet, metales, envases de plástico y de aluminio, papel, cartón, llantas, restos de poda y escombros. “Buscamos que el vecino no use los carritos para transportar sus colchones y muebles viejos, escombros o residuos de poda y otro tipo de basura con los que forma los cientos de microbasurales que dan mal aspecto a la ciudad; además para que tenga conciencia del daño al medioambiente”, anotó Bowles.

De igual manera, el funcionario refirió que en tres meses estarán habilitadas otras ocho ecoestaciones en los distritos 2 (Norte Interno), 3 (Estación Argentina), 5 (Norte), 6 (Pampa de la Isla) 7 (Villa Primero de Mayo), 9 (Sur), 10 (El Bajío) y 12 (Los Lotes), para dar comodidad a los vecinos para que depositen los desperdicios peligrosos, excepto restos de poda y escombros por falta de espacio. En una segunda etapa se extenderán a los demás distritos urbanos, llegando a instalar al menos 50 contenedores especiales para pilas y baterías planas recargables (de celulares).

Basura tóxica

De acuerdo a reportes ecologistas, las pilas que usamos en los controles remotos de los aparatos electrodomésticos, o en los radiorreceptores en el campo; así como las baterías de los teléfonos celulares, -los cuales contienen metales pesados como zinc, mercurio, plomo o cadmio-; en nuestra región no son desechadas cuidadosamente, poniendo en riesgo el entorno, pues se conoce que una pila logra contaminar hasta 5.000 litros de agua.

“Como las pilas son altamente tóxicas estamos habilitando unas fosas especiales, que son noques de hormigón reforzado, para aislarlas, cuidando que no se mezclen con los residuos domiciliarios”, acotó Bowles.

Aunque parezca increíble, según estudios medioambientales, las pilas tipo botón, es decir, las usadas en relojes o calculadoras, aunque son muy pequeñas, son las que más contaminan. Las pilas grandes o cilíndricas contienen menos metales pesados, pero al ser mayor su producción y uso, al ser incorrectamente desechadas van a parar a los vertederos o son quemadas, aumentando la toxicidad que afecta los suelos de cultivos, mellando la salud humana a través de los alimentos del agro.

“El plomo es un metal peligroso, que cuando ingresa al cuerpo humano afecta principalmente el cerebro, dificultando el aprendizaje de las personas, en especial de los niños. Es bueno que se haga este tipo de separación de basura para evitar esta contaminación que es altamente tóxica, para ello los desechos se deben meter en cajas especiales, hechas de hormigón armado, las que deben ser selladas”, explicó Gloria Bacherer, médico salubrista.

(El Deber)

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios