GAS Y PETRÓLEO

Sánchez: Bolivia está próxima al millón de instalaciones de gas domiciliario

El ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, durante una entrevista en el programa El Pueblo Es Noticia, el 22 de septiembre, aseguró que “en las próximas semanas se llegará al millón de instalaciones de gas domiciliario en Bolivia, esto quiere decir que 5 millones de habitantes se habrán beneficiado con gas natural domiciliario, calculando un promedio de 5 integrantes por familia, equivalente a 50% de la población”.

Sánchez explicó que el crecimiento de la empresa estatal YPFB y su capacidad logística están logrando la masificación del gas natural domiciliario como servicio básico necesario en la vida de los bolivianos, donde la subvención estatal del gas cumple un rol preponderante. “Este subsidio es de aproximadamente $us1.000 por conexión en el área urbana y $us1.500 por conexión en el área urbana”.

Así, detalló el alcance de este servicio básico en los departamentos de Bolivia. “En La Paz tenemos 380.000 instalaciones, 65% de los paceños tienen gas y hemos invertido $us345 millones. En Oruro se ha llegado a las 70.000 instalaciones, 60% de los orureños tiene gas y hemos invertido $us70 millones. En Potosí hay 60.000 instalaciones, 50% de la población tiene gas y hemos invertido $us55 millones. Chuquisaca tiene aproximadamente 50.000 instalaciones, 55% aproximadamente de la población tiene gas y la inversión es de $us50 millones.

En Cochabamba existen 195.000 instalaciones de gas, 50% de los cochabambinos tienen gas y la inversión realizada es de $us200 millones. En Santa Cruz en las próximas semanas vamos a llegar a las 200.000 instalaciones de gas para 1 millón de cruceños, el 55% de la población estará cubierta y la inversión de $us250 millones”.

Asimismo, refirió que a los departamentos de Beni y Pando se llega con gas domiciliario no a través de gasoductos, si no del sistema virtual de Gas Natural Licuado (GNL), mediante procedimientos de licuefacción en Santa Cruz, para ser trasladado el gas congelado en cisternas a estos departamentos donde se procede a la regasificación. “Es un trabajo que implica más costos pero que lo realizamos para universalizar el gas entre todos los bolivianos”.

Sánchez consideró que el uso del gas domiciliario: la demanda interna y la capacidad de abastecerla, han permitido el crecimiento de la economía boliviana. “Las redes de gas han cambiado la economía de Bolivia. Me atrevo a afirmar que el gas natural es el corazón económico de Bolivia”.

En este sentido, afirmó que la demanda de gas domiciliario de las tres categorías existentes (doméstico, comercial e industrial) creció en los últimos 13 años y “YPFB tuvo la capacidad de cumplir con este mercado”.
En redes domésticas, se llegará en las próximas semanas al millón de instalaciones que beneficiarán a 5 millones de bolivianas y bolivianos, “porque la cuenta del gas es menor a la de la garrafa de GLP y porque brinda mejorar calidad de vida a los hogares que pueden disponer de estufas, calefones y otros artefactos a gas en su vida cotidiana”.

En la categoría comercial, informó que en los últimos 13 años se llegó a las 8.500 instalaciones, “es decir que las Pequeñas y Medianas Empresas (PyMES) como panaderías y otro tipo de comercios han crecido, generando movimiento económico en el país”.

En la categoría industrial se ha llegado a las 1.200 instalaciones, “gracias al gas se ha impulsado las diferentes industrias en el país. Seguimos manteniendo precios bajos, estamos subvencionando, incentivando que la actividad industrial en Bolivia, lo que genera movimiento económico importante”.
“Ése es el concepto generar economía a través del gas. Es totalmente cierto que el gas ha contribuido a la economía nacional. Además de mejorar la calidad de vida de las familias bolivianas, mejoró la actividad comercial, industrial en Bolivia, contribuye al transporte público a través del uso del Gas Natural Vehicular (GNV) que se obtiene a partir del gas, y también contribuye en la generación de energía termoeléctrica. La base fundamental del Gas Licuado de Petróleo (GLP), que sigue siendo utilizado, es el gas natural. La materia prima de la urea es el gas natural”.

Sánchez enfatizó que la matriz energética principal en Bolivia es el gas natural, “es el 94 % de la energía generada en Bolivia es a partir de gas natural, lo que demuestra que este combustible cumple un rol fundamental en la economía de Bolivia y en la vida de los bolivianos”.

(UCOM-MH)

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios