A la espera del Outernet que hará del mundo su zona WiFi

Imaginar que el mundo entero se convierta en una zona WiFi, en la que todos puedan acceder de forma directa al internet, puede parecer una utopía. Sin embargo, en el ámbito global surgió un nuevo desafío que puede romper ese estigma y revolucionar la informática.

Outernet es la nueva tecnología que a través de señales radiales de pequeños satélites (CubeSats), instalados desde el espacio, cubrirá todo el globo terráqueo posibilitando que la Web llegue a todos los recónditos de su superficie, lo que permitiría un acceso gratuito y directo.

“Es similar a la radio, todos podrán captar sus señales desde un dispositivo ‘receptor’ y entrar al internet sin ningún tipo de restricción”, explicó Eduardo Durán Garrón, docente de sistemas de la Universidad Privada Boliviana (UPB).

En Bolivia algunos especialistas consideran que esta tecnología podría ser una alternativa para países mediterráneos que tienen dificultades para acceder a las fibras ópticas submarinas o tienen que hacer fuertes inversiones en tecnología satelital, como el caso del país que desde fines del año 2013 cuenta con el satélite de telecomunicaciones Túpac Katari (TK1).

La nueva tecnología consiste en el uso de señales radiales desde satélites en forma de cubos que transmiten la señal a través de un ancho de banda mayor al de la fibra óptica y que no requiere de una línea física.

El proyecto se generó en una organización con sede en Nueva York (EEUU) denominada Media Development Investment Fund (Fondo de Inversión para el Desarrollo de Medios, MDIF por sus siglas en inglés). El objetivo de los desarrolladores es cambiar totalmente la era de la informática en línea, dando acceso gratuito de Internet a todo el planeta.

La información sobre el Outernet aún es tibia en Bolivia, donde la moda mediática hizo que se hable más del satélite, cuya inversión debe recuperar el Gobierno con la venta de sus servicios, entre los que está incluido el internet.

“Imagínese, si se navega sin restricciones de acceso con Outernet, a los administradores del TK1 les restaría ofertar sólo los otros componentes, televisión satelital y telefonía”, advirtió Miguel Pavisic, técnico de Telecomunicaciones del Centro de Monitoreo de Audiovisuales de la Universidad Católica Boliviana de La Paz.

Sin embargo, hay posturas que sostienen que el Outernet más que una amenaza representa una oportunidad para el TK1. “Nuestra Constitución considera al internet como un derecho humano,
seguro vamos a analizar de qué manera se puede aprovechar esta nueva tecnología”, afirmó Durán.

Se prevé que con el TK1, en dos años el 80% de la población del área rural pueda contar con el servicio a través del sistema satelital a precios bajos. Entel, operadora estatal, compró el 60% de la capacidad del satélite y anuncia una rebaja hasta en un 65% de las tarifas.

Alcance
Sin censura y ninguna restricción

Outernet consistirá en una constelación de cientos de satélites en miniatura de bajo costo denominados CubeSats, que estarán situados en la órbita baja de la Tierra.

Cada satélite subirá flujos de datos a partir de una red de estaciones terrestres y retransmitirá esos datos en un bucle continuo hasta que se reciba nuevo contenido para actualizar las bases.

Aprovechando una tecnología conocida como datacasting (traducible como “difusión de datos”), que utiliza ondas de radio para transmitir datos a través de la constelación de satélites de bajo costo de Outernet.

La compañía dice que está haciendo esto para evadir la censura del poder, asegurar la privacidad, y ofrecer un servicio de información universalmente accesible sin costo para los ciudadanos del mundo, incluido el 45% de la humanidad que actualmente no tiene acceso a internet.

Según la compañía, Outernet podría facilitar el acceso a la red sin restricciones en todo el mundo, incluidos los países donde la web está censurada, como China o Corea del Norte.

Utilizará los protocolos y estándares aceptados globalmente, DVB, Digital Radio Mondiale y WiF. Ofreciendo continuamente contenidos web actualizados desde el espacio también se intentará eludir la censura de internet, y otro beneficio colateral como crear un sistema de notificación para emergencias climáticas.
Bookmark and Share
Autor: Herbert Herrera G.

noticia anterior

La UE busca ampliar inversión en minería e hidrocarburos

siguiente noticia

Exploración: Intensifican sísmica en seis departamentos


Fatal error: Call to a member function have_posts() on a non-object in /home/energypress2015/public_html/wp-content/themes/sprout/inc/template-tags.php on line 472