Acciones para mejorar la economía

Pese a que en 2013 el país mantuvo un comportamiento macroeconómico notable, y en términos comerciales alcanzó nuevos máximos tanto en exportaciones como en importaciones, también ingresó a una fase declinante del benéfico “efecto precio” en sus ventas externas por el inicio del agotamiento del super-ciclo económico mundial, con la abrupta caída de las ventas de minerales, sostiene el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE).

En este sentido, y debido a que el país es altamente dependiente y vulnerable de las fluctuaciones de los precios de los commodities en el mercado internacional, José Luis Landívar, presidente del IBCE, indicó que Bolivia requiere un conjunto de acciones que permita desarrollar políticas productivas y comerciales a fin de apuntalar la economía nacional.

Landívar considera que es muy importante que exista una sinergia público-privada hacia una competitividad sistémica. “Esto significa establecer las bases que permitan mejorar la competitividad del país a todo nivel, con políticas de Estado y no sólo de Gobierno, que posibiliten cumplir la Agenda 2025. Los actores productivos del país, sean grandes, medianos o pequeños, deben formar parte de las decisiones que permitan incrementar la producción de bienes y servicios con valor agregado”.

Asimismo, indicó que se debe brindar asistencia a los sectores generadores de valor agregado. Es decir, “resolver problemas que limitan el despegue del sector manufacturero y agroindustrial del país, entre ellos medidas que incentiven la inversión para mejorar la seguridad jurídica; levantamiento de restricciones a la exportación; permitir el uso de nuevas tecnologías (biotecnología) y, búsqueda de mercados competitivos y complementarios a la oferta real y potencial”.

PROMOCIÓN EXTERNA
De la misma forma que la generalidad de países trabaja arduamente para fortalecer sus estructuras de promoción comercial externa a través de ingentes recursos, el IBCE considera que la institucionalidad pública que trabaja en la promoción de la oferta exportable boliviana debe ser urgentemente fortalecida.

De ser así, “esto llevará a mejorar la inserción internacional del país en un mundo cada vez más globalizado”.

Por otro lado, advierte sobre la necesidad de ampliar la base y las cadenas productivas o clusters para diversificar las exportaciones no tradicionales, aumentar su valor agregado y sustentabilidad en el tiempo, a través de una producción socialmente responsable y respetuosa del medio ambiente.

Además, propone resolver las limitaciones de la logística, trámites y transporte para el comercio exterior.

noticia anterior

Proyectan $us 13 mil millones de renta petrolera para el 2025

siguiente noticia

Empresas entregarán programa de exploración en 30 días


Fatal error: Call to a member function have_posts() on a non-object in /home/energypress2015/public_html/wp-content/themes/sprout/inc/template-tags.php on line 472