ACTUALIDADGAS Y PETRÓLEO

“Bolivia está llamada a jugar un rol como hub energético”

Amanda Pereira es un referente dentro de la Asociación Regional de Empresas del Sector Petróleo, Gas y Biocombustibles en América Latina y El Caribe (Arpel). La ejecutiva representa a una institución que lleva más de 50 años de trabajo en favor de la industria, siendo un importante articulador público-privado y un promotor de la integración energética. En su seno se aglutina a más del 90% de los actores que forman parte de las actividades del upstream y downstream de América Latina.
¿Qué momento vive Arpel en la actualidad?
Nos encontramos en un buen momento institucional. Nos vamos adaptando a la realidad de la industria y en ese contexto trabajamos para darle valor agregado al sector. Ahora vamos a organizar la conferencia que realizamos cada dos años y que se efectuará en abril de 2017 en Uruguay. Como lema tenemos “El nuevo escenario energético, desafíos y oportunidades”, porque entendemos que estamos en un nuevo paradigma. Donde hay desafíos, siempre existen oportunidades.
En ese contexto, una institución como Arpel es muy valiosa porque presenta la visión del sector empresario en la región con un enfoque siempre técnico y objetivo. Nuestros estudios y eventos siempre buscan presentar las perspectivas de todos los actores, para luego analizar la realidad desde ese punto de vista técnico y objetivo y ayudar a que los procesos se den en la región, hablo tanto de la ampliación de mercados, como del crecimiento de la industria y del crecimiento de la inversión.
¿Qué rol articulador viene desarrollando la Asociación en la actualidad?
Arpel ayuda a la articulación público-privada, algo que es muy importante para fomentar la inversión, y también ayuda en la interacción con los gobiernos, con las instituciones financieras, con las cámaras nacionales o con los organismos internacionales. Porque hoy en día, la base de todo es el trabajo conjunto y la cooperación, para que cada uno pueda aportar, desde su lugar, lo mejor para el desarrollo sostenible y la mejora en la calidad de vida que buscamos en la región.
Un tema ineludible es el precio del petróleo, que ha afectado a las empresas del sector. ¿Qué ha hecho Arpel para apoyar a sus asociadas en este periodo complicado?
Las empresas están buscando ser más eficientes, mejorando sus actividades y operaciones para enfrentar la situación. Arpel, como tal, lo que hace es acompañar a la industria trabajando en temas como la eficiencia operacional, en cómo ampliar los mercados en la región y cómo desarrollar la integración energética. Nos referimos a temas clave para fomentar el proceso de inversión, elaborando documentos como los White Papers, en los que mostramos la visión sobre temas que pueden ser habilitadores de la inversión en la región.
Creemos que, más que nunca, hay que buscar esos caminos: la apertura de mercados a través de la promoción de la integración; la mejora o la excelencia operacional y buscar caminos que ayuden a los procesos de inversión en la región.
En época de precios bajos y de optimización de recursos ¿se puede tener una operación de bajo costo sin bajar la calidad del servicio?
La industria, tanto las operadoras como las empresas de servicios, siempre ha llevado un riguroso proceso de mejora en los servicios que ofrece. En ese aspecto, la industria es un modelo por la búsqueda de nuevas tecnologías para promover la eficiencia en los servicios. Y la realidad lo demuestra. Vemos lo que pasa en Estados Unidos, donde las mejoras de eficiencia han permitido subsistir a muchas empresas, a pesar de la situación. Y las empresas de servicios también efectúan un esfuerzo muy importante en ese sentido. Pienso que sin perder de vista la calidad, la mejora tecnológica, así como la mejora en los procesos y en la eficiencia, ayudan muchísimo a eso.
¿Existe voluntad en las empresas del Upstream para que surjan mejores políticas en la lucha contra el cambio climático?
Existe voluntad. Las empresas están siguiendo muy de cerca el tema. Arpel, específicamente, tiene un grupo que se dedica al tema de Cambio Climático; preparando informes de alta gerencia y evaluando los riesgos que implica esta problemática para la industria en la región, además de los impactos que tienen las decisiones tomadas en la COP 21 de París.
Arpel desarrolla una importante agenda. ¿Cuántos de los eventos que encara la Asociación están abocados al cambio climático?
Hay talleres específicos donde se aborda la cuestión, así como el tema de eficiencia energética, que está muy ligado a lo que es el Cambio Climático, porque es un elemento fundamental a la hora de analizar los impactos. Pero a la vez, se trata el tema no sólo en aspectos técnicos específicos, sino también en aspectos estratégicos.
Ahora bien, Arpel no sólo desarrolla eventos o talleres vinculados a este tema, sino vinculados a todos los temas que atañen a la industria, porque el enfoque tiene que ser más bien sistémico para ver cómo impactan en el sector todos los elementos. Sin lugar a dudas que el tema del Cambio Climático es clave y está generando cambios muy relevantes a nivel internacional y sin lugar a dudas impactará en la región.
Hablando un poco de la región, muchos hablan del GNL como una amenaza para productores de gas como Bolivia.

¿Cuál es su percepción frente a esta nueva dinámica del mercado y las posibilidades del país como centro energético continental?
Yo creo que Bolivia está llamado a jugar un rol importante como hub energético en la región. Y realmente, tengo la impresión de que se están haciendo muchas cosas buenas en ese sentido. Considero que tienen una gran oportunidad y creo que la política actual que busca justamente fomentar la exploración y la explotación es muy buena. Y si logramos llegar con precios adecuados, considero que perfectamente se puede trabajar bien en ese sentido.
Es importantísimo que se puedan monetizar las reservas que tienen los países y buscar esa oportunidad, porque además eso ayuda al desarrollo sostenible, al crecimiento económico, y a la mejora de la calidad de vida de los bolivianos, y de los países, que podemos recibir lo que los bolivianos pueden vender.
Los vaivenes políticos en algunos países ¿han influido para que la región se estanque en el desarrollo de nuevos campos y de mayor producción?
No, porque yo creo que hay muchas oportunidades en la región. Los vaivenes políticos han existido siempre, pero la industria ha sabido manejarse en diferentes contextos y está acostumbrada a eso. Existen muchas oportunidades en América Latina y hay que promover los procesos para que esas inversiones puedan realmente efectivizarse. Considero que tenemos un camino muy bueno por recorrer, porque a la larga lo que buscamos es desarrollo sostenible y mejorar la calidad de vida de los habitantes de la región.

 

defrente813

noticia anterior

GAS : ¿El mejor aliado contra el cambio climático?

siguiente noticia

Planta de Urea registra 96% de avance e ingresa a su fase final