Brasil necesita más gas, más oportunidades para Bolivia

Apesar de que los ricos yacimientos del Presal darán a Brasil el estatus de mayor productor de petróleo del mundo, el gigante sudamericano vislumbra un futuro con necesidad de gas, sobre todo para la generación eléctrica, el uso domiciliario e industrial y para los proyectos petroquímicos que se desarrollarán hasta el año 2020.

Hugo Repsold, gerente de la Directoría de Gas y Energía de la estatal brasileña Petrobras, pintó un panorama halagador para las empresas que se atrevan a invertir en este sector, y para los países que decidan ofertar sus recursos. Como ejemplo del impresionante desarrollo hidrocarburífero en el país de la samba, explicó que las reservas de la compañía a 2013 alcanzaron 16,6 billones de barriles equivalentes de petróleo (16.000 MMboe) y 458 mil millones de metros cúbicos (458.000 MMmc) de gas natural.

Sin embargo, el ejecutivo reveló que dichas reservas de gas están asociadas a la producción de crudos livianos por lo que no existe una flexibilidad para manejar la demanda brasileña, que ronda los 142 MMmcd. La actual oferta de gas natural al mercado brasileño es de 89,6 MMmcd, compuesta por su producción nacional (44,3 MMmcd), las importaciones de Bolivia (30,5) y las importaciones de GNL (14,8).

“Hay que tener mucho gas no asociado, hay que tener reservas desarrolladas, pero no basta producir si se quiere lidiar con esto (necesidad de más gas), hay que tener muchas inversiones y mucha flexibilidad para poder hacer frente a esta racionalidad”, manifestó.

En ese sentido, Repsold destacó que existe una estrategia internacional para incrementar el suministro de gas para Brasil, la cual está referida a la “cooperación y la integración”, en la cual está contemplada la necesidad de ampliar los pozos exploratorios en Bolivia. “Hay un gran mercado, una gran oportunidad”, dijo.

Si bien no hizo un llamado específico a las autoridades bolivianas, el ejecutivo brasileño precisó que el mercado gasífero de su país crece con tasas que llegan hasta el 8%. “Vemos que en último año ha crecido también la importación de GNL. Hoy ese mercado tiene sus condiciones para el que opera, y lo percibe como un mercado que supone algún riesgo de suministro y costos”, añadió.

La necesidad
Hugo Repsold definió el origen de la necesidad brasileña de gas al crecimiento del consumo de electricidad, es decir, de la generación termoeléctrica, que consume más de un tercio de la demanda total de gas (35 MMmcd), para producir más de 7 GW. El sector residencial e industrial consume cerca de 40 MMmcd y la producción de fertilizantes, unos 11 MMmcd.

Autor: Raúl Domínguez Y.

noticia anterior

CNPC confirma su interés en Bolivia

siguiente noticia

PDVSA y sus planes de inversión en Bolivia


Fatal error: Call to a member function have_posts() on a non-object in /home/energypress2015/public_html/wp-content/themes/sprout/inc/template-tags.php on line 472