Certifican producción de miel y artesanías

Un día de celebración fue el que se vivió en la comunidad de Zapaterambia durante su Feria Apícola y Artesanal. Esta vez, la muestra de la producción de las cinco comunidades guaraníes vecinas a la planta Margarita tuvo elementos diferentes y que marcan un punto de inflexión en los proyectos productivos que se desarrollan en la zona.

Los productores de la miel y derivados que se elaboran bajo la marca “Itika Guasu” recibieron el registro sanitario del Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag), que certificó su calidad e inocuidad, y que permitirá su venta en establecimientos comerciales.

Por otra parte, las artesanas que están organizadas en dos grupos, recibieron el certificado de “Hecho a Mano” que otorga el Instituto Boliviano de Normalización y Calidad (Ibnorca) y que da valor agregado a las piezas elaboradas en palma.

Por ello, tanto las autoridades como los pobladores de la zona y los representantes de Repsol Bolivia, coincidieron en señalar que hoy se están viendo los frutos de un trabajo de varios años, que ha permitido consolidar actividades sostenibles y que redundan en una mejora de la calidad de vida, al permitirles generar recursos económicos para sus familias.

El capitán zonal, Fabián Cayo, dio la bienvenida a los asistentes y destacó el desarrollo que han logrado los productores guaraníes, los que ahora tienen nuevos desafíos para aumentar la producción, por lo que los instó a tener un mínimo de cinco colmenas por familia.

Agradeció el apoyo que brinda Repsol Bolivia hace 11 años en el marco del programa “Endulzar la Vida”, lo que durante la última gestión permitió cumplir con los requerimientos del Senasag para garantizar el adecuado manejo de la miel que hoy producen alrededor de 60 apicultores. En las últimas dos cosechas recolectaron más de 1.400 kilos de miel, a lo que se sumó la oferta de polen, propóleo y otros derivados.

El presidente de la Asamblea del Pueblo Guaraní de Itika Guasu (APG IG), Néver Barrientos, se declaró gratamente sorprendido por lo que se ha logrado en la Zona III y expresó que esto supone un desafío para el resto de las comunidades de Itika Guasu, el de reafirmar y fortalecer las capacidades productivas locales. Agregó que estos exitosos proyectos productivos son el resultado del trabajo conjunto entre la empresa, la APG IG y las comunidades, con “posibilidades reales de mejorar la calidad de vida de nuestra gente”.

El gerente de Comunicación y Relaciones Externas de Repsol Bolivia, Mauricio Mariaca, expresó la complacencia de la compañía al ver los resultados que se han obtenido tras varios años de trabajo y que reflejan la premisa de la empresa de impulsar la sostenibilidad en sus actividades.
“Estamos muy contentos de ser parte de estos procesos y de que se ratifique nuestra premisa de que juntos trabajamos, juntos crecemos. Estamos seguros que en el futuro podremos emprender otros proyectos, nuevos desafíos que contribuyan a mejorar la calidad de vida en sus comunidades.

Hoy, como ustedes saben, estamos desarrollando una fuerte actividad en Margarita y Huacaya, vamos a estar en la zona por mucho tiempo y queremos hacerlo con este mismo espíritu de buena vecindad”.

La calidad del tejido y la diversidad de diseños fueron algunos de los factores que contribuyeron a lograr el sello de “Hecho a mano” para las artesanas de cuatro comunidades guaraníes, que tienen un valor agregado y pueden salir en busca de nuevos mercados. Así se logró un nuevo hito en este proyecto de artesanías que se comercializan bajo la marca “Itika” y que se inició a fines de 2010.

Valor Agregado
Cuarenta mujeres de Yuati, Zapaterambia, Itaparara y Kumandaroty recibieron el certificado que acredita las características de su producción. En el último año han sumado nuevos diseños y colores, lo que sorprendió gratamente a quienes visitaron los diferentes stands. Junto con las tradicionales canastitas y fuentes, es posible encontrar una diversidad de aros, collares, posavasos y llaveros, entre otros productos.

Este proyecto es apoyado por Repsol respondiendo a un pedido de las mujeres de la comunidad y desde sus inicios se impulsó su sostenibilidad a través de la implementación de viveros de palma para garantizar el abastecimiento de la materia prima. Asimismo, se desarrollaron capacidades para determinar el “precio justo” de cada producto.

noticia anterior

Acuerdan acelerar el proyecto de exploración Lliquimuni

siguiente noticia

El brazo solidario del BNB llega al Oncológico


Fatal error: Call to a member function have_posts() on a non-object in /home/energypress2015/public_html/wp-content/themes/sprout/inc/template-tags.php on line 472