Colombia afecta una región venezolana con corte de suministro de gas

Parte de Maracaibo sin luz. Es decir: parte de la segunda ciudad más grande de Venezuela, donde la temperatura promedia los 36 grados centígrados y la humedad el 80%, sin aire acondicionado.
Eso es lo que puede ocurrir como consecuencia de la suspensión, realizada el martes pasado, del suministro de gas que da Colombia a Venezuela.

Se trata de una medida “temporal” de prevención impulsada por el gobierno colombiano para garantizar sus reservas de gas en caso de necesitarlas como consecuencia de El Niño, un fenómeno meteorológico que se cree azotará al país.

Mientras tanto, en Venezuela dejan de contar con un suministro de gas que, sin bien representa apenas 3% del consumo interno venezolano, resulta importante para un país que hoy en día sufre por la falta de disponibilidad del combustible en algunas regiones, sobre todo aquella a donde llegaba el gas colombiano: el estado de Zulia, cuya capital es Maracaibo.

“Acá somos la ciudad más fría porque en la mayoría de los hogares, desde los más humildes, te encuentras un aire acondicionado, es algo necesario”, dice Sabrina Martínez, una marabina preocupada porque el racionamiento de Colombia aumente los cortes de luz en su ciudad.

Transporte del gas
El gasoducto Transcaribeño transportaba -desde la Guajira colombiana hasta la costa oriental del Lago de Maracaibo- 150 MMPCD (millones de pies cúbicos diarios) de gas al occidente venezolano, según cifras de PDVSA.

La tubería -que tiene una longitud de 202 kilómetros, 88,5 de los cuales están en Colombia- fue construida y pagada en 2006 por el gobierno venezolano, en ese entonces presidido por Hugo Chávez.
El actual gobierno, en manos de Nicolás Maduro, ha hecho entender que está preparado para responder a los efectos que puede tener el corte.

La semana pasada, el ministro colombiano de Minas y Energía, Amylkar Acosta, dijo que la suspensión se había postergado debido a que Venezuela pidió tiempo “para realizar ajustes necesarios en sistemas de generación de energía”.

Y el pasado lunes, en la víspera del corte, el ministro para la Energía y Petróleo venezolano, Rafael Ramírez, anunció la perforación y prueba de un pozo en el estado de Sucre.
“Sólo falta la perforación de dos pozos Costa Afuera, al norte de Carupano, para completar los primeros 300 MMPCD de gas del (proyecto gasífero) Mariscal Sucre”, dijo el también presidente de PDVSA en su cuenta de Twitter.

Además, medios locales reportaron que PDVSA Oriente suministraría este servicio a las localidades afectadas.
Sin embargo, analistas del sector consultados por BBC Mundo se mantienen escépticos ante el anuncio de Ramírez, pues alegan que el problema no es de reservas, sino de disponibilidad.

“No sólo se trata de que anuncies los recursos, como hemos visto ya varias veces, sino de que garantices las condiciones operativas, de inversión y de costos que realmente signifiquen un aumento de la productividad”, dice Igor Hernández, coordinador del centro de energía IESA.

noticia anterior

Modernizan tres plantas de GLP

siguiente noticia

Alientan salida de Pemex de Repsol


Fatal error: Call to a member function have_posts() on a non-object in /home/energypress2015/public_html/wp-content/themes/sprout/inc/template-tags.php on line 472