ACTUALIDADDe FrenteGAS Y PETRÓLEO

“COP 21 ha sido trascendental en la política climática”

El Acuerdo de París marcó un hito en la lucha contra el cambio climático por lo ambicioso de los compromisos. Sin embargo, los esfuerzos deben ir acompañados de nuevas tecnologías y cambio de matriz energética.

¿Qué más se debe hacer, de lo que se viene haciendo hasta ahora, para frenar el cambio climático?

Lo que indican los estudios científicos es que a pesar de lo que se logró el Acuerdo de París, que ha sido trascendental en la historia de la política climática, y de todos los esfuerzos que ya se vienen haciendo, hay que hacer más cosas. Hoy en día básicamente todos los esfuerzos están concentrados en el sector energético bajo el planteamiento de la descarbonización y la eficiencia energética, que son los pilares de los mayores esfuerzos que se deben hacer en el sector energético. Por otro lado, el gran tema, que es el que prácticamente explica la mitad del resto de las emisiones, apunta a frenar la deforestación. La tala ilegal fundamentalmente en América Latina. Ese es un tema clave.

En ese marco, ¿cuáles serían los principales retos para las empresas del sector petrolero? Se dice que el gas natural sería una opción para la descarbonización y complementario a las energías renovables, ¿es así de cierto?
Dependería de qué horizonte de tiempo tomemos para contestar la pregunta. En el corto plazo vemos que ya hay tendencias que se vienen manifestando de cambio de mentalidad hacia un mayor uso de energías renovables; pero lo cierto es que en corto y mediano plazo, el uso de renovables, por la intermitencia que tienen en su generación, necesitan de un respaldo térmico. Por lo que en el corto y mediano plazo es verdad que el gas sería complementario; pero ya en el largo plazo, previendo que existan rupturas tecnológicas, me refiero a innovaciones que cambien en un periodo muy corto de tiempo la realidad en la que vivimos –como la mejora en las baterías para que se logre un mayor almacenamiento- se puede plantear un panorama totalmente diferente al que hoy podemos siquiera imaginar. Ya pensando en el largo plazo, quizás de verdad estemos en un mundo sin hidrocarburos, porque tal vez ya no sean necesarios.
Por otra parte, hay una cuenta económica que los países que no poseen hidrocarburos irán haciendo individualmente, y en la medida en que las energías renovables sean más baratas, irán desplazando casi de manera natural a los hidrocarburos.

¿Es factible pensar que el Acuerdo de París y la meta de frenar el calentamiento global en 2 grados centígrados sea realidad en el futuro?
El Acuerdo de París fija el objetivo de limitar para siempre el aumento de temperatura a 2 grados, e incluso profundizar los esfuerzos para que el aumento no supere 1,5 grados. La fijación del límite de 2 grados se da porque si se supera ese nivel de calentamiento pueden dispararse mecanismos que son totalmente inciertos pero que son terriblemente alarmantes a nivel de deshielo de Groenlandia, el ingreso de agua dulce en las corrientes cálidas del Golfo, etc. Hablamos de un montón de mecanismos que ya están fuera de nuestro entendimiento que no pueden terminar de predecirse.
Entonces, lo que se hizo con el Acuerdo de París es fijar ese objetivo y empujar a todos los países del mundo a que vayan haciendo compromisos dentro de lo que pueden –obviamente esos compromisos no alcanzan, pero un camino de mil pasos comienza por el primero- para que cada cinco años cada país tenga que presentar un compromiso un poco más ambicioso que el anterior. De esa manera, gradualmente se busca ir empujando los cambios que son necesarios.

Sin embargo, la población global irá en aumento y necesitará de más energía. ¿Es posible pensar que con las renovables se puede suplir esa necesidad energética?
Nuevamente volvemos a los desafíos de innovación tecnológica. Claramente el recurso sol y viento existirán siempre. El tema es cuántos paneles solares se necesitan hoy en día para absorber la cantidad de energía necesaria para electrificar toda una ciudad. Hoy por hoy es muy complicado abastecer todo con energía solar. Pero como la innovación tecnológica avanza y si las celdas solares pueden reducirse a niveles microscópicos, entonces quizás sí, con una celda pequeña se pueda iluminar todo un edificio. Es ahí donde todo dependerá de la innovación tecnológica y de cómo se irá avanzando.

¿Qué regiones del planeta han avanzado más en la lucha contra el cambio climático y cuáles otras son más reacias?
Bueno, lo que pasó aquí es que luego del cambio de gobierno en Estados Unidos cambió el escenario mundial. La administración Obama era muy pro reducción de emisiones, de hecho hicieron un esfuerzo muy importante para blindar el Acuerdo de París y no volverlo permeable a cualquier decisión gubernamental. Sin embargo, claramente Estados Unidos, y la administración de Trump, plantean un panorama en el que se pone incertidumbre en la posibilidad de alcanzar el Acuerdo de París.
Pero lo cierto es que hay cosas que ya vienen pasando y que son independientes de lo que haga un gobierno en un país. Existen tendencias muy fuertes. No nos olvidemos de China, de la Unión Europea y hasta de la propia América Latina y Asia que ya tienen esta idea metida en la cabeza. Una vez que el medio ambiente ingresa como preocupación de la ciudadanía, tarde o temprano estos temas entran en la agenda política, y ya entraron. Entonces, es muy difícil que esta tendencia se detenga independientemente de lo que haga Trump.

El cambio climático también tiene un componente económico ¿Cuánto afecta este flagelo a las economías del planeta?
Hubo un estudio de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) junto con Naciones Unidas que establece que las pérdidas podrían llegar, quizás, hasta el 20% del PIB global; pero dependiendo por país y por región dentro de los países. Hoy por hoy es muy difícil hacer esa cuenta porque habría que determinar cuánto es cambio climático manifestado, cuánto es variabilidad climática y cuánto fue una mala planificación urbana. Hoy en día es muy difícil cuánto atribuirle al cambio climático.

noticia anterior

Energía : Escenarios: ¿samba, tango o rock?

siguiente noticia

TecnoUPSA impactó con proyectos tecnológicos