ACTUALIDAD

Corsián Corviam pide audiencia al Ministerio

La empresa que se adjudicó las obras de la hidroeléctrica Miguillas busca resolver conflicto por abandono de trabajos.

La notificación a la empresa española Corsán Corviam para la resolución de contrato por incumplimientos en la construcción de la hidroeléctrica Miguillas, obligó a la compañía a solicitar una audiencia al Ministerio de Energía para el martes 18 de abril, aunque desde el Gobierno ratifican la intención de ejecutar las boletas de garantía.
“Al Ministerio (de Energía) han hecho llegar una nota solicitando una reunión y ha sido calendarizada la misma. El día 18 (de abril) está prevista la reunión”, dijo el ministro de Energía Rafael Alarcón.
La autoridad manifestó que el encuentro “es seguramente para escuchar explicaciones” y “no tiene nada que ver con el tema contractual” o la intención de resolución de contrato”, ya que ese tema debe abordarse directamente con la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE).
Alarcón ratificó que si Corsán Corviam no retomaba las obras en Miguillas se rescindiría el contrato y se ejecutarían las boletas de garantía de la firma española a favor del Estado boliviano.
Por otro lado, el Gobierno a través del Ministerio de Obras Públicas solicitará información a la Embajada de España sobre la situación de la empresa Corsán Corviam. Por su parte, la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC) garantizó $us 120 millones para la ejecución de la vía. Los recursos son por concepto de boletas de garantías y financiamiento del Banco Mundial (BM).
En octubre de 2014, ENDE adjudicó a Corsán Corviam, del grupo Isolux Corsán, la construcción de la planta hidroeléctrica de Miguillas, obra que demandará una inversión de $us 397,9 millones.
La empresa se acogió a un preconcurso de acreedores para negociar con los bancos una inyección de capital de $us 425,7 millones (400 millones de euros) para garantizar la continuidad de la compañía.

Antecedentes
Por otro lado, la presidenta de la ABC, Noemí Villegas, señaló que “se ha verificado que la empresa dejó de trabajar desde el 31 de marzo” en una carretera, tras no haberse encontrado al personal, ni equipo en el lugar de las obras.
La compañía comenzó en mayo de 2015 a construir la ruta entre los pueblos de Ixiamas y San Buenaventura, en el departamento de La Paz (oeste), con un presupuesto estatal de $us 137 millones y contaba con un plazo de 44 meses para su entrega.
La hidroeléctrica Miguillas, que se construirá en la provincia Inquisivi de La Paz, contará con dos subsistemas hidroeléctricos con una capacidad total de generación de 200 megavatios y debía estar lista en 2019, según fuentes oficiales.

noticia anterior

Amplicación del GVT cuadruplicó transporte de gas

siguiente noticia

Tarija tiene energía para otro bicentenario