ENERGY PRESSGAS Y PETRÓLEO

Disrupción energética ¿amenaza al sector?

El avance de las energías renovables y la tecnología para hacerlas eficientes provocan preocupación en el sector de los combustibles fósiles.

Cuando Ben Van Beurden, responsable máximo de la compañía petrolera más grande de Europa dice que su próximo auto será un Mercedes-Benz S500e eléctrico, está diciendo mucho sobre el futuro de los combustibles fósiles.
Royal Dutch Shell Plc respondió a la peor caída en los precios del petróleo en una generación con su compra por $us 54.000 millones de BG Group Ltd., apostando a que la demanda de gas natural aumentará cuando el mundo se vuelque a los combustibles de combustión más limpia.
De hecho, para el sector petrolero mundial, lo que se ha denominado “tecnologías disruptivas” aplicadas a la energía son una preocupación. El Consejo Mundial de Energía (WEC), en su “Monitor Mundial de Problemas de Energía 2017”, publicado en abril, demostró que “los líderes de la energía enfrentan y reconocen el cambio perturbador”, según Christoph Frei, Secretario General del Consejo.
“El Monitor de Problemas ilustra que las cuestiones de innovación como la digitalización, la descentralización, el diseño innovador del mercado o el almacenamiento eléctrico ganan rápidamente fuerza, mientras que un contexto de crecimiento más difícil y nuevos riesgos físicos y digitales plantean amenazas cada vez mayores al sector energético. Hoy, definiendo la agenda energética globalmente, hace cinco años estos temas estaban lejos de ser una prioridad”, dijo Frei a los medios.

LA DISRUPCIÓN

La mejora exponencial de tecnologías, como la solar, el almacenamiento de energía, los vehículos eléctricos, y los carros autónomos, interrumpirá y arrasará las industrias de la energía y del transporte como las conocemos actualmente. El mismo ecosistema de Silicon Valley que creó tecnologías basadas en bits, que su vez han alterado las industrias basadas en átomos, está ahora creando tecnologías de bits y de electrones que cambiarán de forma disruptiva las industrias de energías basadas en átomos.
El instructor del Programa de Estudios Continuos de la Universidad de Stanford, Tony Seba, considera que “la Edad de Piedra no se acabó porque nos quedáramos sin piedras. Se terminó porque las rocas fueron desplazadas por una tecnología superior: el bronce. La era de las fuentes de energía centralizadas, de control y mando, basadas en la extracción de recursos, no se terminará porque nos quedemos sin petróleo, gas natural, carbón o uranio. Se terminará porque estas fuentes de energías, los modelos de negocio que utilizan, y los productos que los sostienen se volverán obsoletos gracias a tecnologías, arquitecturas de producto y modelos de negocios superiores”, indicó.
El especialista sostiene que tecnologías exponenciales como la energía solar, eólica, los vehículos eléctricos y autónomos traerán la disrupción y arrasarán las industrias de la energía y el transporte tal como las conocemos.
“Ésta es una disrupción basada en la tecnología, reminiscente de cómo el teléfono móvil, internet o las computadoras personales arrasaron industrias como la telefonía fija, la publicación y la fotografía”, subrayó.

 

Autos eléctricos versus petróleo

Los mayores productores de petróleo del mundo empiezan a tomarse en serio la amenaza de los vehículos eléctricos a largo plazo. La OPEP quintuplicó su pronóstico de ventas de vehículos eléctricos, y compañías petroleras desde Exxon Mobil Corp. hasta BP Plc también revisaron sus perspectivas en los últimos 12 meses, según un estudio que Bloomberg New Energy Finance difundió la semana pasada.
El centro de análisis con sede en Londres estima que esos autos reducirán 8 millones de barriles la demanda de petróleo para 2040, más que la producción actual conjunta de Irán e Irak.
La creciente popularidad de los vehículos eléctricos aumenta el riesgo de que la demanda de petróleo se estanque en las próximas décadas, lo que plantea interrogantes sobre los más de $us 700.000 millones al año que fluyen a los sectores de combustibles fósiles. Las cifras indican que es probable que haya una aceleración de la cantidad de vehículos eléctricos en la flota global. (Bloomberg)

Álvaro Ríos Roca
Socio director Gas Energy

“Asistimos al principio del fin del petróleo”

De la misma manera que no hemos acabado con la leña, hemos pasado al carbón y del carbón hemos pasado a la era del petróleo y ahora estamos en una transición con el gas natural hacia otro tipo de energías diferentes, más limpias, a las cuales no estábamos muy acostumbrados.
En el periodo del año 2005 hasta 2014 pasaron muchas cosas. El petróleo tuvo un precio de 100 dólares por barril, un excelente precio, que dio paso a la aparición del shale oil y el shale gas en Estados Unidos, y las renovables con el fuerte impulso europeo.
Estas renovables se tornan cada vez más competitivas porque se les introduce mucha tecnología e innovación y hace que comiencen a bajar de precio, y se las vuelvan más eficientes.
Hace tres años que comenzamos a observar que las energías renovables, especialmente la solar fotovoltaica y la eólica, ya compiten en costo con las energías fósiles; es decir, con el carbón, con el gas natural y con el petróleo. Y es por eso que el mundo comienza a mirarlas, porque éstas energías se están volviendo tremendamente competitivas en relación a las fuentes tradicionales fosiles que teníamos.
Esto va a ser un proceso muy gradual, no va a pasar de la noche a la mañana, pero sin duda estamos asistiendo al principio del fin del petróleo. Es una tendencia muy clara, también porque el gas natural desplaza al petróleo.
Los vehículos eléctricos van a funcionar cada vez con mas energía eléctrica, que va a ser producida por gas natural, energía solar, viento, nuclear o alguna otra fuente qué habrá más adelante.
El desafío ahora es el almacenaje de la energía. Esto se llama energía disruptiva, es decir, cómo almacenamos esa energía en pequeños y eficientes almacenajes para que podamos tener energía las 24 horas al día.

noticia anterior

Primera refinería del país pretende ser sitio turístico

siguiente noticia

Marelli crea nuevos ambientes productivos