ACTUALIDADGAS Y PETRÓLEO

El Bala: Gobierno e indígenas en entredicho

El presidente Evo Morales dijo que la última decisión la tendrán los paceños. “Si La Paz quiere El Bala bien, si no quiere también”, expresó.

Luego de que el Ministerio de Hidrocarburos y Energía anunciara el proceso de socialización del proyecto hidroeléctrico El Bala en el municipio de Palos Blancos, con los miembros de la Organización de Pueblos Indígenas Mosetén (OPIM) y la Organización de Mujeres Indígenas Mosetén (OMIM), representantes de los pueblos Tacana, Mosetén, Chimán, Uchupiamona, comunidades originarias y campesinas que se reunieron el 17 de octubre en el estrecho de El Bala, para rechazar la construcción del proyecto hidroeléctrico del mismo nombre.
Las organizaciones, a través de un pronunciamiento dieron al Gobierno un plazo de 72 horas para “paralizar” las tareas que actualmente se realiza previo al proyecto, que contempla la construcción de dos represas, una en El Bala y otra en Chepete. Uno de los puntos del pronunciamiento menciona el rechazo “de manera rotunda el proyecto de las represas El Bala-Chepete por ser atentatorias a los derechos humanos y formas de vida tradicionales consagradas en la normativa nacional e internacional”.
Por su parte, el pesidente Evo Morales dijo que el Gobierno salva su responsabilidad sobre la ejecución de ese proyecto, en el norte del departamento de La Paz, porque ya tiene negociaciones avanzadas para su ejecución, pero la decisión final la tomarán los paceños. “Si La Paz quiere El Bala bien, si no quiere también, pero salvamos nuestra responsabilidad”, sostuvo en conferencia de prensa.
A su juicio, si existe rechazo del pueblo indígena al proyecto hidroeléctrico de El Bala, debe ser por falta de información y eso tiene que corregirse con procesos de socialización en las poblaciones afectadas, añadió.

noticia anterior

Petrobras anuncia nueva política de precios de diésel y gasolina

siguiente noticia

Bolivia y El Salvador logran acuerdos por GLP