De FrenteELECTRICIDADENERGY PRESSGAS Y PETRÓLEO

El reto es consolidar la renta eléctrica como nuevo ingreso

Este nuevo Ministerio impulsará la industrialización del litio y se consolidará la Construcción del Centro de Investigación y Desarrollo en Tecnología Nuclear, así como la explotación de las fuentes primarias de energía que tiene el  país.

 

El pasado 23 de enero, el presidente Evo Morales posesionó a Eduardo Alarcón Orihuela como ministro de Energías, una nueva cartera en el gabinete que pretende dar impulso al ambicioso plan estatal de convertir a Bolivia en el “Corazón Energético de Sudamérica”.
La tarea no es nueva para el flamante ministro, pues ya ejerció la Gerencia General de la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE). El sector energético antes estaba bajo tuición del Ministerio de Hidrocarburos y Energía.
¿Cómo ha sido la transición del sector energético hacia un nuevo Ministerio?
La estructura del Ministerio de Energías ya está conformada mediante los decretos supremos 3058 y 3070. Cuenta con dos Viceministerios, uno de Electricidad y Energías Alternativas a cargo de Joaquín Rodríguez y el otro es de Altas Tecnologías Energéticas a cargo de Luis Alberto Echazú.
La tarea de ambos Viceministerios es trabajar en la generación de nuevas energías, garantizar abastecimiento interno y externo y concretar la industrialización de estas.
Tenemos que ampliar y garantizar el suministro de electricidad para toda la población boliviana, además de explorar todas las potencialidades de las fuentes primarias de energía que permitan la producción para impulsar de manera decidida la exportación a los países vecinos.
La disposición transitoria primera del Decreto Supremo 3058 indica que la creación del nuevo Ministerio, los ajustes y readecuaciones establecidos en la presente norma, no implicarán costos adicionales al Tesoro General de la Nación, debiendo ajustarse a los recursos económicos fijados en el Presupuesto General del Estado 2017.
El parágrafo II de la disposición transitoria primera del mencionado decreto señala que el presupuesto, ítems del personal que corresponda, activos, pasivos y patrimonio de los Ministerios o Viceministerios suprimidos, deberán formar parte de las transferencias en las nuevas estructuras ministeriales.
¿Cuáles son los objetivos trazados por el Gobierno para la nueva cartera?
Esta cartera de Estado tiene como desafío principal “consolidar la renta eléctrica como nueva fuente de ingresos para el Estado” y sustituir el uso del gas en la generación de electricidad por proyectos de hidroelectricidad y otras fuentes renovables que produzcan energía.
En su momento el presidente Evo Morales aseguró que el país posee todas las condiciones para garantizar proyectos energéticos que generen empleo y nuevos recursos económicos, lo que marcará el futuro del país.
En 2025 se espera alcanzar un volumen de exportación de electricidad de 8.000 megavatios (MW) dentro de su aspiración de convertirse en centro energético del Cono Sur. Para lograr esa meta establecerán acuerdos de exportación de electricidad con países como Brasil, Paraguay, Perú y Argentina.
¿Cómo define sus retos personales?
El desafío es implementar la Agenda Patriótica 2025 y PDES (Plan de Desarrollo Económico Social) 2016 – 2020, en materia energética, porque es ahí donde están enfocados los proyectos energéticos que se ha trazado el Gobierno del presidente Evo Morales. “Hay un reto que está planteado en la Agenda 2025, vamos a revisar la situación en la que se encuentra la Agenda 2025, la idea es impulsar la explotación de las fuentes primarias de energía que tiene nuestro país para la producción de electricidad.
Acotó que lo que se debe hacer de aquí en adelante desde el Ministerio es generar excedentes en la producción y exportarlos.
La tarea de la nueva cartera es generar excedentes en la producción de energía y esos excedentes, exportarlos, venderlos para diversificar las fuentes de ingreso de Bolivia.
Existe un sin número de proyectos termoeléctricos, hidroeléctricos, ciclos combinados, proyectos eólicos, solares, biomasa y geotérmicos que están en curso, que deben ser potenciados.
Se impulsará la industrialización del litio y se consolidará la Construcción del Centro de Investigación y Desarrollo en Tecnología Nuclear (CIDTN).
¿Cómo marcha el plan Bolivia Corazón Energético de Sudamérica?
Desde esta nueva cartera de Estado se seguirá trabajando en los proyectos eólicos, geotérmicos, solares, biomasa, termoeléctricos e hidroeléctricos que existen en el país para generar excedentes de energía eléctrica, de manera tal que podamos diversificar las fuentes de ingresos para el Estado y explotar los recursos como el litio y la tecnología nuclear.
Otra apuesta importante es la industrialización a gran escala de litio y la generación de tritio, un compuesto energético que se produce a partir del primer elemento químico.

noticia anterior

YPFB licitará $us 2.700 MM para la gestión 2017

siguiente noticia

Energías alternativas: a romper los esquemas