ACTUALIDADGAS Y PETRÓLEO

El shale hunde a la mayor productora de carbón

La quiebra de Peabody Energy, la mayor productora de carbón del planeta, es un caso emblemático de los tiempos que corren. El crecimiento que en los últimos 10 años adquirió la producción de hidrocarburos no convencionales en Norteamérica y la disminución que viene exhibiendo la demanda carbonífera de China configuraron un cóctel letal para la firma estadounidense.
A tono con el desplome del precio del carbón, que se hundió un 75% desde 2011, en menos de una década Peabody vio caer su cotización bursátil desde los $us 1.300 que cada una de sus acciones costaba en 2008, hasta los $us 100 del año pasado. A las dificultades que ofrecía el entorno, debe añadirse la desacertada compra en 2011 de su competidora australiana Macarthur Coal por $us 5.000 millones. A fines del año pasado, la deuda acumulada llegaba a los $us 6.300 millones. Acto seguido, la firma se amparó en el Capítulo 11 de la Ley de Quiebras estadounidense, que contempla la opción de reestructurar los pasivos.
Poco ayudó, por cierto, la marcada política del gobierno de Barack Obama en función de incentivar la puesta en valor de los hidrocarburos no convencionales y reducir la participación del carbón en la matriz energética norteamericana. Gracias a esta decisión estratégica de la Casa Blanca, basada en criterios económicos y ambientales, el año pasado la electricidad generada con shale gas superó a la obtenida por vía carbonífera por primera vez en la historia.
En definitiva, Peabody Energy no pudo evadir el destino que ya habían sufrido cerca de 50 productores de carbón en el mercado de Estados Unidos, entre los cuales figuran competidores de antaño como Alpha Natural Resources, Patriot Coal, Walter Energy y Arch Coal.

noticia anterior

Planta de Urea registra 96% de avance e ingresa a su fase final

siguiente noticia

VIDAS, crecimiento e innovación agro-productiva