ELECTRICIDADENERGY PRESSGAS Y PETRÓLEO

Energía : Argentina es el país más factible para exportar

De los cuatro países que el gobierno boliviano baraja para exportar electricidad, tres cuentan con sobreoferta de energía, sobre todo hidroeléctrica.

 

El plan que tiene el Estado boliviano de convertir a Bolivia en el “Corazón Energético de Sudamérica” tiene varios retos. El principal es concretar los ambiciosos proyectos de generación -hidroeléctrica sobre todo- y entre los secundarios está la interconexión con los potenciales compradores y las negociaciones para establecer los precios de compra-venta.
La consultora energética internacional Gas Energy Latin America (GELA) concluyó un estudio en el que se demuestra que los potenciales mercados compradores de energía eléctrica que propone el Gobierno boliviano como Perú, Paraguay, Brasil y Argentina presentan ventajas y desventajas.
El único país factible para contar con un mercado eléctrico spot a mediano plazo y en firme a largo plazo es Argentina, según el director de GELA, Álvaro Ríos, ya que los demás cuentan con sobreoferta, especialmente Perú y Paraguay.
“Personalmente estimo que el mercado del Perú es muy complicado debido a que está con una sobreoferta muy grande de energía eléctrica. Ellos previeron que el país crecería al 9% y está creciendo al 3,5%. Esa sobreoferta podría superarse recién en unos cinco años”, señaló.
Al mismo tiempo, Ríos mencionó que el vecino país cuenta con los yacimientos de gas de Camisea, con precios bajos para la generación termoléctrica, además de contar con potencial hidroeléctrico. “Entonces, el Perú creo que no es un mercado atrayente para Bolivia”, subrayó.
En cuanto al mercado paraguayo, mencionó que es un neto exportador de electricidad, con las gigantescas represas binacionales que comparte con Brasil (Itaipú) y con Argentina (Yacyretá), por lo tanto, tiene energía superabundante.
“No vamos a poder ir a competir con hidroeléctricas construidas hace mucho tiempo y que tienen precios (de electricidad) muy bajos. Si hubiera una demanda sería tan pequeña en la frontera, tal vez Filadelfia (departamento de Boquerón) o algún pueblito pasando el Chaco. Es imposible que Bolivia llegue a hacer algo de magnitud y que tenga algún tipo de competitividad y que represente ingresos considerables para el país”, indicó Ríos.
En el caso de Brasil, el analista dijo que es un país con constante necesidad de energía y cuando salga de su recesión económica, puede demandar más electricidad.
Bolivia y Brasil ya han firmado cartas de intenciones para construir el proyecto hidroeléctrico Río Madera (3.000 MW), en territorio boliviano, para suplir de energía al noroeste brasileño. De acuerdo con datos de la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE), los proyectos El Bala (1.600 MW) y Cachuela Esperanza (990 MW)se sumarían a la oferta para ese país, que hasta 2015 era de 87.656 MW. Pese a ello, según GELA estos proyectos son de largo plazo.
“Necesitamos la voluntad de Brasil, es decir, tiene que estar dentro de su plan indicativo para que esas hidroeléctricas despachen (energía) en forma permanente, y cuando esta decisión llegue, hasta que se hagan los estudios de impacto ambiental y se construyan, pueden pasar ocho a diez años”, apuntó.

 

EL MEJOR COMPRADOR
El análisis de GELA demuestra que Argentina puede convertirse en el mejor comprador para la energía boliviana y a corto plazo, en primera instancia para el mercado spot. A ello se suma la cercanía para las líneas de interconexión entre Yaguacua (Tarija) hasta Tartagal (Argentina), de 110 kilómetros.
A corto plazo, Bolivia puede contar con un excedente de 500 MW con el ingreso de los ciclos combinados que se encuentran en ejecución y las hidroeléctricas San José, Miguillas y Misicuni. “Creo que ahí hay una dinámica para generar, pero no es un mercado de ingreso fijo, sino más bien un mercado spot. Ya no es una relación eminentemente Estado-Estado, sino que hay que ir a competir allá”, precisó Álvaro Ríos, a tiempo de proponer que ENDE tendría que tornarse en una empresa comercial y dinámica y “aislar” del SIN esta interconexión.

Bolivia pretende generar 10.000 MW de excedente para exportar

n Hasta el año 2025, según lo propone la administración de Evo Morales, Bolivia será un país productor y exportador de energía eléctrica, aprovechando su potencial hidroeléctrico y desarrollando exitosamente proyectos de energías renovables de gran capacidad de generación (eólica, biomasa, geotérmica y solar, entre otras).
Hasta el 2025 ENDE tiene previsto invertir $us 30.000 millones y generar cerca de 15.000 MW, lo que convertirá a Bolivia en el “Corazón Energético de Sudamérica”.
El Plan Eléctrico del Estado pretende alcanzar la cobertura eléctrica universal al 2025 en todo el país. como un derecho fundamental. Proyecta incorporar, cuando menos, 2.900 MW de generación adicional y más 7.500 km de transmisión.
Así también pretende el cambio de la matriz energética, hasta un 70% de participación de energías renovables, y generar hasta 10.000 MW de excedentes de generación de energía eléctrica para la exportación.
Para ello, ENDE inció un proceso de internacionalización con ENDE Argentina, establecida en el marco del acuerdo Bolivia–Argentina, aplicando la normativa de ese país, con el objeto de vender electricidad.

noticia anterior

Investigación penal a Samsung Engineering provoca retencion de fondos

siguiente noticia

Edición 847