ELECTRICIDADENERGY PRESSNEGOCIOS

Estudio alienta a exportar electricidad a Brasil y Argentina

Plantea la posibilidad de exportar energía tras acuerdos binacionales, una vez desarrollados los proyectos de generación.

Con la instalación de centrales hidroeléctricas y termoeléctricas en los próximos dos años, Bolivia podrá exportar electricidad a Argentina y Brasil, según un estudio de la Corporación Andina de Fomento (CAF) difundido en La Paz.
El estudio técnico fue elaborado por el banco de desarrollo de América Latina, la Unión Europea (UE) y el banco alemán de desarrollo KfW.
La capacidad de generación de electricidad de Bolivia alcanza 1.499 megavatios (MW). Un 65 por ciento (996 MW) provienen de centrales termoeléctricas, 32 por ciento (482 MW) de centrales hidroeléctricas, y uno por ciento (21 MW) de biomasa.
“El estudio de interconexión eléctrica con países vecinos como Argentina y Brasil servirá para la toma de decisiones. Hubo análisis de mercados y simulación de mercados. Las condiciones son óptimas para que Bolivia exporte electricidad”, precisó el director de Análisis y Estrategia de Energía de la CAF, Mauricio Garrón.
El Gobierno boliviano tomó la iniciativa y los ministros de Energía e Hidrocarburos, Rafael Alarcón Orihuela y Luis Alberto Sánchez, respectivamente, participaron de la tercera reunión del Comité Técnico Binacional -en Brasilia- con el ministro brasileño de Minas y Energía, Fernando Coelho Filho.
Las autoridades bolivianas presentaron un informe del sector de energía, aspecto que fue evaluado los técnicos de electricidad y gas natural de Brasil.
El ministro Fernando Coelho afirmó que Brasil tiene interés en establecer acuerdos bilaterales para consolidar una integración energética con Bolivia. “Nuestra relación con Bolivia permitirá el desarrollo del sector eléctrico. Estamos interesados en establecer nuevos acuerdos para obtener buenos resultados”, destacó.
En el caso de Argentina se recomienda la interconexión eléctrica de 336 kilómetros entre el Chaco boliviano y San Juancito (norte de Argentina) con líneas de 230 Kw que pueden tener una rentabilidad anual de $us 56 millones. Mientras que con una línea de 500 Kw la utilidad para Bolivia sería de $us 236 millones por año.
“Las futuras líneas de 230 o 500 Kw pueden servir para que Bolivia también importe electricidad de Argentina cuando existe escasez en el país”, apuntó Garrón.
El estudio respecto a la venta de electricidad a Brasil, plantea una interconexión de 70 kilómetros entre El Mutún (Bolivia) y Corumbá (Brasil).
También se sugiere un acuerdo binacional para construir una central hidroeléctrica en la región boliviana de Cachuela Esperanza que está en la cuenca del río Madera.
La interconexión en el norte amazónico sería de 105 kilómetros de Cachuela Esperanza (Bolivia) y Abuná (Brasil) y otra de 284 kilómetros de Cachuela Esperanza (Bolivia) a Porto Velho (Brasil). La Corporación Andina de Fomento, por otra parte, proyecta para los próximos meses un segundo estudio de interconexión eléctrica de Bolivia a Perú y Paraguay.

noticia anterior

Petrobras confirma que redujo importación de gas boliviano en un 45%

siguiente noticia

Cuatro Estados de Brasil quieren gas