ACTUALIDADGAS Y PETRÓLEO

GAS : ¿El mejor aliado contra el cambio climático?

El dióxido de carbono (CO2), es un gas vital para la vida en la Tierra, pero en las últimas décadas se ha convertido en el peor enemigo del planeta al convertirse en el principal contribuyente del “efecto invernadero”.
A pesar que el metano (CH4) es mucho más nocivo, el CO2 proveniente de los combustibles fósiles -principalmente carbón-, batió el récord histórico mundial el año pasado al superar las 400 partes por millón (número de moléculas de gas por millón de moléculas de aire seco).

813centrales
En ese sentido, el sector energético confronta una serie de retos cada vez mayores. Los países se han comprometido a reducir las emisiones de gases con efecto invernadero (GEI) en el marco del acuerdo sobre el cambio climático 2015 (COP 21), incluyendo un nuevo enfoque en la descarbonización del sector energético.
Para ello, la Unión Internacional del Gas (IGU, por sus siglas en inglés) desde hace algunos años viene promoviendo el uso del gas natural como el combustible fósil que mejor se complementa con las energías renovables.
Según Francisco Sucre, coordinador regional de la Práctica Global de Energía y Extractivos del Banco Mundial, el gas natural como combustible fósil tiene menor contenido de azufre y, por lo tanto, genera menores emisiones de dióxido de azufre. “El gas natural también reduce las emisiones de óxido de nitrógeno, el cual es un importante factor en la generación de smog sobre todo en las ciudades, lo cual tiene consecuencias sobre la salud, de las personas”, dijo Sucre durante el último Congreso Bolivia Gas & Energía que se realizó en Santa Cruz.
Para el ejecutivo, sin embargo, existen varios temas pendientes como la quema del gas asociado (gas rico), que genera lo que se llama el “black carbon”, que en el caso del gas quemado en Rusia, se deposita en los glaciares del círculo polar ártico. Anualmente se desaprovechan 140 billones de metros cúbicos de gas, equivalente al consumo de Alemania y Francia. En “venteo” directo y las emisiones fugitivas durante el proceso, también son parte de las amenazas, pero ya existen tecnologías para recuperar ese gas, solo es necesario mayor compromiso de las empresas y los gobiernos.

813-2centrales813-3 centrales

 

 

EL COSTO

AMBIENTAL
Ligia Castro, directora Corporativa de Ambiente y Cambio Climático del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), señaló los principales hechos del cambio climático. Entre ellos está que en el último siglo, la temperatura media global aumentó aproximadamente 0,85°C. “Existe consenso a nivel internacional que estos cambios en el clima global se atribuyen a la influencia antropogénica (influencia humana)”, dijo la experta. Afirmó que si la emisión de GEI no se reduce en los próximos años, las proyecciones indican que tendremos un incremento de la temperatura media en más de 2° C, un incremento en el nivel del mar de 82 centímetros, la reducción del volumen glaciar hasta en un 85% y olas de calor más intensas, frecuentes y duraderas.
“Se han observado cambios en el caudal y la disponibilidad del agua en la cuenca del Río de la Plata, que comprende partes de Argentina, Bolivia, Brasil, Paraguay y Uruguay”, citó como ejemplo. En cuanto a los costos, Castro puntualizó que el daño económico anual asociado al cambio climático en la región latinoamericana será de $us 100.000 millones al año 2050 y se estima que los costos en materia de adaptación serán de hasta $us 300.000 millones anuales. En 2025, las pérdidas económicas en la Comunidad Andina podrían alcanzar los $us 30 mil millones anuales y con un incremento de 2,5 ºC (2050) el costo económico en Latinoamérica será de entre 1,5 a 5% del PIB.

noticia anterior

Itaguazurenda X3A ingresa en fase de pruebas

siguiente noticia

“Bolivia está llamada a jugar un rol como hub energético”