Gas natural: ¿Se abre el camino para el suministro de no convencionales

Para nadie es desconocido que cada que se anuncia una disertación proveniente de IHS CERA, conviene tomar nota de lo que se va a decir. La firma ha ganado prestigio como una de las entidades más serias a la hora de evaluar el momento energético y efectuar la prospección del mismo.

Panel 3 sobre No Convencionales. El primer orador de la tarde, el brasileño Roberto Ferreira da Cunha, fue el encargado de aportar la visión global al Taller sobre Recursos Gasíferos Convencionales y No Convencionales organizado por Arpel y auspiciado por YPFB.

¿Se abre el camino para el suministro de gas no convencional? Bajo esa interrogante, el consultor abordó una temática que hoy manda en la escena regional.

Para el experto, si la región apunta a desarrollar gas no convencional, este parece ser el momento para que el continente aproveche este recurso.

Con una demanda creciente en la misma región, que se estima crezca un 50% en el mediano plazo, además de un precio apetecible para el mercado, por ser más barato que el resto de combustibles fósiles, el gas natural parece estar en condiciones de ganar mayor terreno en el mix energético.

Sin embargo, si bien existe una ventana de oportunidad para este tipo de energía, el tiempo que dure esa apertura está en directa relación con el adecuado manejo de los desafíos internos y de los cambios del entorno global.

En ese marco, según Ferreira da Cunha, un factor de riesgo para el gas natural y su competitividad sería el Gas Natural Licuado (GNL).
Los nuevos desarrollos que se dan en Australia, Estados Unidos y algunos países de África, entre otros, podrían incidir directamente en el avance de proyectos no convencionales de los países de la región.

“El principal riesgo mundial es un gran incremento de la oferta de GNL en los próximos años, lo que puede causar una presión a la baja en los precios del energético, disminuyendo la competitividad del desarrollo del gas no convencional en el Cono Sur”, sostuvo Ferreira da Cunha.

En la actualidad, Sudamérica atraviesa por una coyuntura en la que la oferta de gas no cubre la demanda energética, por lo que dicha demanda es satisfecha con crecientes importaciones de GNL.

Curiosamente, la misma importación de GNL y los precios a los que llega, crean un potencial espacio para la explotación de recursos no convencionales. El gran reto del gas de esquisto será, entonces, posicionarse más bajo que la importación de GNL.

En promedio, países como Chile, Brasil y Argentina, reciben cargamentos de GNL a precios que oscilan entre los $us 12 y los $us 17 el millar de BTU.

Argentina, por citar un ejemplo, ha promovido políticas de incentivo para la exploración de recursos no convencionales en la Cuenca Neuquina apuntando a precios que bordeen los $us 7.5 por millar de BTU.

Sin embargo, más allá del GNL como un riesgo para el desarrollo del gas no convencional o gas de esquisto, Ferreira da Cunha considera que el Cono Sur tiene otro gran desafío interno: la definición de las políticas energéticas.

“Existe un gran potencial de recursos. La gran cuestión es que, para pasar de una base de recursos a verdaderas oportunidades comerciales, se hacen necesarios una serie de elementos que van más allá del potencial geológico”, agregó el experto.

En ese sentido, ahí se incluye políticas referidas a los precios del gas. La estabilidad que debe otorgarse a los inversores para asumir inversiones de gran escala. El acceso a vías de transporte para el energético, además del adecuado tratamiento de las cuestiones medioambientales, las que en otros países han sido el principal freno para el desarrollo de esta actividad, así como los posibles incentivos que estimulen los proyectos.

Otro factor que también incide en este tipo de proyectos es el referido al manejo de la opinión pública. El caso de Francia es uno de los más emblemáticos, donde la oposición generalizada a la forma de exploración y producción para el gas de esquisto resultó en una prohibición definitiva.

Con todo, el desarrollo de no convencionales sigue siendo una cuestión que toma cuerpo regionalmente y que en los próximos años se espera que rinda sus frutos. Siempre y cuando, el escenario global no de un giro inesperado o, simplemente, el planeta no se inunde de GNL, como sostuvo Ferreira da Cunha en su exposición.

El planeta

EEUU. La revolución de gas no convencional y el deseo de exportar el gas a través de terminales de GNL puede generar una nueva dinámica de precios en el mercado.

Europa. Se encuentra en una situación de demanda estancada debido a la crisis económica desatada en 2008. La demanda no crece tanto como en años anteriores.

Australia. Planea incrementar la oferta de GNL en algunos años más.

África. En el Este de África se han efectuado grandes descubrimientos de reservas de gas. El GNL puede ser la manera preferencial de monetización.

Demanda. China e India se han convertido en altos demandantes de gas. Japón también se sumó a la ola después del terremoto de 2011 y el freno a las centrales nucleares. América del Sur también es un asiduo importador de GNL.

Análisis
GNL ¿un riesgo para la región?
Roberto Ferreira da Cunha
Socio de Investigación de IHS CERA

Es una posibilidad y algo en lo que hay que poner atención. De hecho hay muchos factores que deben tomarse en cuenta y este es uno para tener en mente.

En el caso boliviano, esto puede afectar al país, pero no es el único factor que pesa. En ese sentido, a favor, Bolivia tiene contratos de largo plazo con Brasil, hasta el año 2019, y con Argentina, hasta el 2026, lo que protege al país.

Lo que el país debe hacer es tratar de renovar dichos contratos desde una posición competitiva. En ese marco, el caso del LNG no es algo que en los próximos años signifique un riesgo o una situación grave para el país. Sin embargo, si hablamos del largo plazo, será importante para Bolivia contar con una estrategia de cara a los nuevos desarrollos que se den alrededor del país.

A nivel regional, lo que se puede ver es un crecimiento del mercado del gas con significativos incrementos, colocando al gas natural en una posición particular, con una mayor participación en el mix de fuentes energéticas.
Bookmark and Share
Autor: Energy Press

noticia anterior

Nuevas oportunidades a partir del MGR-6

siguiente noticia

Recursos. Expertos intercambiaron experiencias y metodologías


Fatal error: Call to a member function have_posts() on a non-object in /home/energypress2015/public_html/wp-content/themes/sprout/inc/template-tags.php on line 472