ACTUALIDADGAS Y PETRÓLEO

Huacaya 2: expectativa para los chuquisaqueños

 El presidente Evo Morales visitó las actividades del pozo descubridor, además dos formaciones prometedoras para extraer gas.

A pesar de que el pozo exploratorio Huacaya 2 (HCY-2) no se ha terminado de perforar, el Gobierno asegura que con este proyecto, que puede producir 3 millones de metros cúbicos diarios (MMmcd) de gas natural, el departamento de Chuquisaca, puede convertirse en uno de los grandes productores del energético en el país.
El ministro de Hidrocarburos y Energía, Luis Alberto Sánchez, durante la visita que realizó el presidente Evo Morales al pozo, el pasado lunes, afirmó que el proyecto vislumbra otra área importante de recursos en el departamento de Chuquisaca, que se llama Boicobo, con dos pozos, uno al sur y otro al norte. “Vislumbramos que el año 2020 a 2022, ya no sean los 6,7 (MMmcd) sino serían 12,3 en Chuquisaca”, dijo Sánchez.
De hecho, según el ministro, Huacaya 2 es un “gran hallazgo” porque se pensaba encontrar el reservorio H1B, presente en todo el Bloque Caipipendi, pero se encontró una arena con mayor espesor, eso quiere decir que hay más gas. “Pero también hemos encontrado el H1C, El Icla y vamos a encontrar el H2 en los próximos días”.
De acuerdo con información proporcionada por Repsol Bolivia, la operadora del Bloque Caipipendi (campos: Margarita-Huacaya), a la fecha se tienen perforados 5.390 metros de profundidad, de este pozo direccional. “En su conjunto, el sondeo excederá el caudal potencial previsto inicialmente, que era de 2 MMmcd”, dice parte del informe de Repsol.
La información la recibió el presidente Evo Morales de parte del presidente de Repsol Bolivia, Hugo Díaz Baldasso y un grupo de técnicos de la compañía.
El pozo HCY-2 se encuentra en la provincia Luis Calvo del departamento de Chuquisaca. El plan de perforación, que tiene como último objetivo la formación Huamampampa H2, establece una profundidad de 5.900 metros. La perforación se inició en octubre de 2015 y se estima que concluya en diciembre de este año, con un costo de $us 112 millones. Luego se realizarán las pruebas de producción para establecer su caudal definitivo.
Para su puesta en producción se requieren otros trabajos en las instalaciones de superficie, como la construcción de las líneas de recolección, con la cual la inversión total será de aproximadamente $us 139 millones. Se estima que entre en operaciones durante el primer semestre de 2017.
Este nuevo pozo forma parte de las actividades que se están desarrollando en el marco de la Fase III del Proyecto Margarita-Huacaya.

noticia anterior

Registran demanda histórica de electricidad

siguiente noticia

Energía eléctrica llega a mil familias ignacianas