Identificar riesgos para prevenir incendios

Los incendios causan más muertes que la mayoría de los fenómenos naturales. Así lo entiende la NFPA, organización que maneja datos estadísticos de siniestros ocurridos en varios países del mundo, los cuales registran más de 100 muertes por suceso en construcciones que no contemplan medidas de protección.

¿Cuál es el primer paso para prevenir tantos acontecimientos trágicos de esta naturaleza? Es la evaluación del riesgo de incendio (FRA, por sus siglas en inglés), afirma el colombiano Raúl Cortés, gerente técnico de OSHO Ingeniería, empresa dedicada a la consultoría e ingeniería de protección contra incendios.

Esta evaluación, desarrollada previamente al diseño de un edificio, consiste en identificar los riesgos y entender los escenarios, para luego dar alternativas y evaluar costos, además de definir requerimientos de construcción.

Métodos
Para realizar la evaluación del riesgo, Cortés menciona los métodos cualitativo y cuantitativo. El primero puede ser utilizado cuando se trata de construcciones basadas en estándares de diseño, especialmente en obras del sector comercial, almacenamiento y plantas industriales.

Mientras, el método cuantitativo es utilizado en el sector petrolero.
En este sentido puede ser aplicado en tres ocasiones: cuando se manejan productos inflamables y tóxicos en grandes cantidades, cuando se tienen escenarios complejos de alto riesgo y que impliquen altos costos de implementación (refinerías, plantas petroquímicas). Y finalmente, cuando la implementación de los costos es alta y se debe tratar de reducir esos costos.

Lecciones aprendidas
¿Por qué es importante realizar la evaluación contra incendios? A decir de Cortés, lo primero es que no todo está inventado en protección contra incendios, y eso no significa que en la actualidad no existan las herramientas para atacarlos.

“Muchas veces se cree que simplemente es poner (un sistema de) protección y listo, pero desafortunadamente no es así. Hay muchos riesgos que aún requieren de análisis muy detallados, como por ejemplo el almacenamiento de líquidos inflamables en tambores plásticos requieren bastantes adecuaciones de su estantería, de las bodegas, para que podamos proseguir”, dice.

En segundo lugar, desde la prevención o desde la evaluación de riesgos de incendios se puede manejar el impacto y reducir costos. El tercer punto es que los sistemas contra incendios son exigentes. Al respecto mencionó como un caso común es el tema de rociadores en estantería, que requieren alturas específicas que se deben cumplir.

Evaluación

En el caso del método cuantitativo para la evaluación de riesgos contra incendios existen también lecciones aprendidas. Son las siguientes:
No todo es riesgo alto. Cuando se trata de equipos que manejan productos peligrosos. Por ello, se debe evaluar la probabilidad de fallas.
Evalúe los escenarios y su comportamiento. Por ejemplo, el caso de incendios que involucren edificios ocupados.
Hay riesgos ya estudiados. Como por ejemplo los riesgos en tanques de líquidos Clase II y III, y también tuberías de proceso.
Del diseño de proceso a la protección. Por ejemplo, los casos de separación entre tanques y válvulas de control de flujo.
Escalonamiento. Se debe evaluar las intensidades de posibles radiaciones.
Bookmark and Share
Autor: Verónica Muriel C.

noticia anterior

La primera Expo Fuego arrancó con buen pie

siguiente noticia

Las ciudades deben crecer protegidas contra incendios


Fatal error: Call to a member function have_posts() on a non-object in /home/energypress2015/public_html/wp-content/themes/sprout/inc/template-tags.php on line 472