Impacto sobre los precios del gas natural

La súbita caída de los precios del petróleo en más del 50% en menos de 7 meses está trastocando fuertemente la economía mundial. En una anterior entrega analizamos como este nuevo escenario de precios estaba golpeando el desarrollo de la naciente industria de los shales. En esta entrega veremos los impactos que ya se sienten en los precios del gas natural y sobre todo en su calidad de sustituto de los derivados de petróleo, principalmente en el segmento transporte.

FORMACIÓN DE PRECIOS DEL GAS
Los precios del gas natural se forman algo distinto a los del petróleo y tienen una configuración más regional o local que global. El gas natural licuado (GNL) le está dando ciertamente una característica de commodity, principalmente para las transacciones tipo spot (sin contratos de largo plazo). Las transacciones han configurado una serie de Hubs (nodos) de carácter regional donde se referencian, tranzan y reportan los precios de gas natural.
Están las transacciones de compra venta de gas natural que se referencian a los precios de ciertos tipos de crudo, como es el caso de Japón. En Europa, los precios del gas están más relacionados a los precios de los derivados del petróleo (fuel oils) y en el caso de Inglaterra y Norteamérica (USA, Canadá y México) los precios se originan de la competencia de gas con gas.
En el caso de Latinoamérica las principales transacciones se dan con gas que viaja desde Bolivia a Argentina y Brasil, donde los precios, al igual que Europa, están vinculados a los derivados del petróleo (fuel oil y diésel oil). Los precios de la exportación de Perú vía GNL se van mayormente al mercado de USA, donde las transacciones se dan en función nodo Henry Hub.
Esta explicación anterior nos lleva a entender que cualquier alteración de los precios del petróleo repercute directa y muy rápidamente en los precios del gas natural, en las distintas regiones del planeta. Es curioso pero los precios del gas natural no se referencian al carbón, producto con el que compite fuertemente en la generación eléctrica.

MENORES PRECIOS DEL GAS
Entrando en tema, vemos que en Norteamérica los precios del gas natural, que ya estaban bastante bajos por la revolución del shale gas, han retrocedido aún más, a pesar del periodo invernal. El nodo Henry Hub se redujo de 4 a 4,5 US$/MMBtu (dólares el millar de BTU) entre 2010 y 2014 a un promedio de 3,6 US$/MMBtu en enero de 2015.
El diferencial de precios respecto a los derivados de petróleo para sustituir gas natural en el segmento transporte se ha reducido a menos de la mitad. El diferencial por los pasados 4 años se había establecido entre 14 a 20 US$/MMBtu con respecto al fuel oil y diésel oil, respectivamente. Ese diferencial en enero de 2015 está entre 4 a 9 US$/MMBtu, desincentivando los proyectos de conversión de gasolina y diésel a gas natural.
En Europa y en Asia, los precios para los contratos por gasoducto y vía GNL de varias partes del mundo y de gas natural de Rusia también ya se han visto reducidos, debido a que están referenciados al precio del petróleo y sus derivados. Los precios spot en el mercado europeo se han reducido en casi 3 US$/MMBtu, de un promedio de 11 US$/MMBtu entre 2010 y 2014 a 8 US$/MMBtu en enero de 2015. Los precios spot en el mercado del Japón se han reducido mucho más significativamente, de un promedio de 16 US$/MMBtu de 2010 a 2014 a casi 10 US$/MMBtu para el mismo periodo.
A Perú no le queda que continuar abasteciendo, bajo contrato, un 60% de su capacidad de GNL al mercado más deprimido del mundo en precios, que es Norteamérica. El saldo irá a distintos puntos del planeta a menores precios por el momento. Brasil, Chile y Argentina también están comprando GNL en el mercado spot con una diferencia de precio menor de 6 a 8 US$/MMBtu respecto a los precios de los anteriores años.
Los precios de Bolivia, que también están con referencia a los fuel oils, serán impactados a partir del 2105 y más fuertemente el 2016 por el rezago en la fórmula.
De tener un escenario bajo de precios de petróleo por algunos años más (situación que algunos argumentan a favor y otros en contra), tendremos también precios más bajos de gas natural en casi todas las regiones del planeta. De persistir esta tendencia, la evolución de muchos proyectos de Mini GNL y de varios proyectos de GNL, principalmente desde Norteamérica y de Australia, donde no se hayan iniciado inversiones, se podrán posponer o detener definitivamente.

 

noticia anterior

Europa, bajo la amenaza de escasez de gas por Ucrania

siguiente noticia

Luis Barbery: “La baja de los precios plantea un cambio radical”


Fatal error: Call to a member function have_posts() on a non-object in /home/energypress2015/public_html/wp-content/themes/sprout/inc/template-tags.php on line 472