Viernes24de Octubre, 201412:10
Personalizado
Nacional
Lunes,  19  de Diciembre, 2011
Las proyecciones de sus volúmenes de producción ratificarían su categoría de megacampo
¿Por qué es tan importante el campo Margarita?
Jubileo considera que producto de una reformulación del Plan de Desarrollo del campo, solicitada por el Ministerio de Hidrocarburos y Energía y YPFB, el año 2009 se determinó que los campos de Margarita y Huacaya podrían entregar un volumen de hasta 14 MMm3/d de gas natural para el año 2014, adquiriendo de esta forma el rango de campo productor de gas natural más importante del país, con una producción similar o incluso superior a la del campo Sábalo que actualmente presenta los mayores aportes de producción.

El campo Margarita pertenece al área Caipipendi, ubicado entre los departamentos de Tarija y Chuquisaca. Al momento de su suscripción, se establecía como área de explotación la zona situada en el departamento de Tarija, donde se ubican los cuatro pozos de dicho campo, sostiene un documento de Fundación Jubileo, dependiente de la Iglesia católica y que ha decido establecer criterios en el sector hidrocarburífero en general y en el caso de Margarita, con mayor precisión.

El documento denominado Margarita, antecedentes y elementos para una solución técnica, grafica también que el contrato suscrito para la explotación de este campo, “igualmente, establece un área de exploración coloreada de blanco que se ubica en el departamento de Chuquisaca”, remarcando que ambas áreas de exploración y explotación corresponden al mismo contrato.

“En el caso del área de exploración, el año 2007 se descubrió un pozo denominado Huacaya, ubicado en el departamento de Chuquisaca” y agrega que desde 1998, el área fue explorada por la empresa Maxus (ahora Repsol YPF), mediante un contrato de riesgo compartido.

Agrega que como resultado de estos trabajos se descubrió el campo Margarita que empezó a generar producción de petróleo y gas natural a partir del año 2004 y que “posteriormente, el 2006, producto de la nacionalización de los hidrocarburos, el Titular fue obligado a migrar a la modalidad de Contrato de Operación, por lo que en octubre de 2006 se suscribió el Contrato de Operación Caipipendi entre la estatal YPFB y las empresas Repsol YPF (37.5%), BG Bolivia (37.5%) y PAE (25%), contrato que es operado por Repsol YPF”.

El documento explica que en ese tiempo se contaba con un solo campo en producción denominado Margarita y que la producción de dicho campo en ese entonces era próxima a los 2 millones de metros cúbicos por día (MMm3/d) de gas natural.

“A partir de la declaratoria de comercialidad del campo Margarita, el año 2004, y al estar ubicado en el departamento de Tarija, la regalía departamental de 11% obtenida por la producción del campo fue destinada a dicha región; en ese tiempo ya se estimaba que el potencial del campo era importante; sin embargo, no existía un mercado de destino seguro”, sostiene.

Señala que posteriormente, el año 2007, se descubrió el campo Huacaya dentro de la misma área de contrato, pero indica que esta vez el campo resultó estar ubicado en el área que se encuentra en el departamento de Chuquisaca, asegurando que ya entonces la empresa que operaba el contrato mencionaba que el reservorio del campo Margarita era también compartido entre ambos departamentos; sin embargo, precisa que el campo en actual explotación es Margarita.

De esta forma, Jubileo remarca que Repsol ya sabía que estaba operando en un campo compartido entre los departamentos de Tarija y Chuquisaca, desde el año 2007.

LA LEY 3058
El documento pregunta: ¿Qué ocurre cuando un campo productor de hidrocarburos se encuentra ubicado en más de un departamento?, responde señalando que:” La Ley de Hidrocarburos Nº 3058, en el artículo 45, establece que cuando existan campos ubicados en dos o más departamentos que tengan reservorios compartidos, el o los Titulares deberán efectuar los estudios detallados a través de empresas de reconocido prestigio internacional para establecer la proporción de reservas en cada departamento”.

“Además, establece que –en caso que un reservorio sea compartido por dos o más departamentos- las regalías serán canceladas proporcionalmente a sus reservas, proyectando verticalmente el límite o límites departamentales al techo de cada reservorio productor”, agrega.

Argumenta que bajo este marco, la gobernación del departamento de Chuquisaca exige, en primera instancia, la determinación de la dimensión del reservorio y del porcentaje que se encontraría en dicho departamento, con el fin de exigir a la gobernación de Tarija la transferencia de los ingresos percibidos como regalías departamentales pagadas por la producción del campo Margarita desde la gestión 2004.

Acota que, por su parte, los representantes del departamento de Tarija aseguran que el reservorio no es compartido y, por lo tanto, no correspondería ninguna redistribución de ingresos. Sin embargo, señala que este tema será definido cuando el estudio técnico correspondiente sea realizado; afirmando que la tarea entonces se encuentra en manos de YPFB, empresa responsable de la contratación de una certificadora internacional.

¿POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE EL CAMPO MARGARITA?
Jubileo considera que producto de una reformulación del Plan de Desarrollo del campo, solicitada por el Ministerio de Hidrocarburos y Energía y YPFB, el año 2009 se determinó que los campos de Margarita y Huacaya podrían entregar un volumen de hasta 14 MMm3/d de gas natural para el año 2014, para lo cual se requería una inversión próxima a 1.500 millones de dólares por parte de las empresas participantes del contrato.

“El último ajuste en el Plan de Desarrollo para el campo Margarita confirmó las estimaciones que se hicieron al momento de su descubrimiento: se trataba de un megacampo. Si bien el 2010 su producción promedio era de 2,1 MMm3/d de gas natural, se tiene programado que en abril del 2012 la misma alcance a 9 MMm3/d”, anota Jubileo.

En este marco, sostiene que esta diferencia de producción explica porqué antes del año 2009 no se contaba con un mercado seguro para el gas natural producido que justifique las inversiones necesarias para incrementar la producción, asegurando que esta situación fue revertida con la suscripción de la adenda al contrato de compra–venta de gas natural a la Argentina.

Para Jubileo esta situación habría provocado en las empresas participantes en el contrato, la suficiente certidumbre para invertir y también habría generado expectativas de ingresos futuros en los departamentos de Tarija y Chuquisaca donde se encuentra ubicado el campo.

“En este sentido, si se llegase a alcanzar la producción de 14 MMm3/d prevista en el Plan de Desarrollo, el campo Margarita podría constituirse en el campo productor de gas natural más importante del país, con una producción similar o incluso superior a la del campo Sábalo que actualmente presenta los mayores aportes de producción”, señala y agrega que tomando en cuenta que los precios de venta de gas natural a Argentina registrados recientemente son superiores a 10 USD/MMBTU, la discusión sobre la distribución de la regalía obtenida por la producción del campo Margarita situado sobre un reservorio compartido entre los departamentos de Tarija y Chuquisaca se ha acrecentado.

En este marco considera que la gobernación de Tarija, desde el inicio de la producción del campo Margarita, ha percibido más de 91 millones de dólares del campo Margarita, por concepto de regalía departamental y que ahora, de acuerdo con los resultados del estudio técnico, podrían eventualmente ser redistribuidos con el departamento de Chuquisaca.

NUEVA LEY DE HIDROCARBUROS
“Si bien es cierto que actualmente el Gobierno nacional se encuentra trabajando en una nueva Ley de Hidrocarburos que deberá contener los criterios establecidos en la nueva Constitución Política del Estado, norma que no establece nada contrario a la ley en actual vigencia en materia de reservorios compartidos, el problema de la definición de proporción de reservas en cada departamento se ha venido posponiendo en los últimos años, por lo que al existir una norma vigente al respecto, simplemente se la debiera aplicar”, dice exhortando a la aplicación inmediata de la norma.

POSIBLE INCREMENTO DE ÁREAS RESERVADAS A FAVOR DE YPFB
La lectura de Jubileo es que el Gobierno nacional mantiene una estrategia de exploración agresiva dirigida a incrementar la producción de hidrocarburos, señalando que para ello YPFB continúa promocionando en diversos foros internacionales el potencial hidrocarburífero del país, en particular las principales características de las áreas reservadas a favor de la estatal petrolera.

Refiere que el año 2007, mediante Decreto Supremo (D.S.) Nº 29226, se reservaron a favor de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) 33 áreas de exploración, en el marco del artículo 34 de la Ley de Hidrocarburos Nº 3058.

Agrega que posteriormente, en octubre del 2010 se reservaron 23 nuevas áreas a favor de la estatal petrolera mediante D.S. Nº 0676, con lo que YPFB ya cuenta con 56 áreas reservadas indicando que de las 56 áreas reservadas a favor de YPFB, en 23 se suscribieron Convenios de Estudio.

Precisa que cuatro ya fueron plasmados en nuevos Contratos de Servicio aprobados por la Asamblea Legislativa Plurinacional y posteriormente suscritos por YPFB, los mismos que se suman al Contrato de Servicios suscrito con Petroandina SAM (conformada por YPFB y PDVSA), el cual considera tres áreas más para exploración.
En este marco precisa que actualmente, en 46% de las áreas reservadas a favor de YPFB, se está realizando algún tipo de actividad hidrocarburífera.

Agrega que no obstante que no se ha registrado actividad petrolera en todas las áreas reservadas a favor de YPFB, destaca la decisión de incrementar a 100 las áreas reservadas a favor de la estatal petrolera.

En este sentido, señala que resulta necesario considerar la reglamentación para estas actividades, en el entendido que se debe establecer plazos para el inicio de actividades; puesto que de lo contrario, estas áreas deberían ser devueltas al Estado, conforme a la normativa vigente.

DISTRIBUCIÓN DE REGALÍAS
En relación al conflicto entre los departamentos de Tarija y Chuquisaca, derivado a consecuencia de la distribución de las regalías del campo Margarita, indica que este se ha venido prologando durante varios años, por lo que precisamente urge la aplicación de la normativa vigente en base a un criterio estrictamente técnico, producto del estudio que pueda efectuar una empresa de reconocido prestigio internacional.

“YPFB ha licitado en dos ocasiones el estudio para la determinación del reservorio en cuestión,
como resultado, ambas licitaciones fueron declaradas desiertas; mientras tanto, el tema continúa siendo polémico dando lugar a posiciones políticas cuando la solución al conflicto es
eminentemente técnica”, dice a días de haberse publicado la noticia de que YPFB definirá hasta marzo de 2012, el estudio técnico sobre Margarita-Huacaya.

Finalmente, recomienda la necesidad de ampliar los procesos de consulta previa, no sólo de forma anticipada a la explotación de hidrocarburos, como sostiene la Constitución Política del Estado, sino también previa a la declaración de área hidrocarburífera; es decir, antes de la actividad de exploración o la firma de algún contrato o convenio de estudio, en atención a los problemas derivados del conflicto con el TIPNIS cuando la población recién se habría enterado que existían áreas de exploración sobrepuestas a un parque declarado como área protegida.

Autor: Redacción Central
© 2012  EnergyPress.com
   Potenciado por Zundi 
   Santa Cruz - Bolivia