Lunes24 de Noviembre, 201420:11
Personalizado
Nacional
Lunes,  26  de Diciembre, 2011
Se habla de un porcentaje de 47% entre los años 2000 y 2011
Bolivia mejora en materia de Seguridad Industrial y Salud Ocupacional
En el periodo 1990-2000 la tasa de accidentabilidad era de 17%, para el periodo 2000-2011 se redujo a 12.5%.
Esta mejoría respondería, en parte, a las buenas prácticas en materia de Seguridad Industrial y Salud Ocupacional implementadas por las empresas petroleras y mineras que operan en el país. La información es parte de un estudio dirigido por Carlos Alé, quien recientemente representó a Bolivia, como parte del equipo de la empresa boliviana de servicios petroleros Bolpegas, en el IX Congreso Mundial de Seguridad Industrial, Salud Ocupacional y de Prevención de Riesgos Laborales (ORP 2011), realizado en Chile.

En Bolivia, desde el año 2000 al 2011, se percibe una mejoría de un 47% en materia de Seguridad Industrial y Salud Ocupacional, según actualizaciones de un estudio sobre este sector, realizadas por el especialista en esta temática, Carlos Alé, de la empresa Bolpegas.

Alé explicó en su estudio denominado Seguridad Industrial y Salud Ocupacional en Bolivia que este índice de mejora en el rubro, obtenido entre el periodo 2000 al 2011, fue menor al registrado en la década de 1990-2000, cuando este indicativo bordeaba el 88%.

Al respecto, manifestó que esta disminución no representa necesariamente un estancamiento del avance de Seguridad Industrial y Salud Ocupacional en el país, explicando que se debe a que la fórmula utilizada para el cálculo de las variables analizadas en el estudio no toma en cuenta el crecimiento lineal de las empresas que se apegaron a la cultura de Seguridad Industrial o Salud Ocupacional en dichos periodos, incluyendo solamente a las nuevas empresas que se introducen en estas prácticas anualmente.

UN LEGADO DE LAS EMPRESAS PETROLERAS Y MINERAS
Explicó que el apego a las prácticas de Seguridad Industrial y Salud Ocupacional en Bolivia, son fruto de la influencia directa o indirecta de las empresas petroleras y mineras asentadas en el país, desde hace años atrás.

Recordó que esa cultura de seguridad que comenzaba a vivirse entre las empresas del sector petrolero y minero del país ayudó a que las empresas de servicio también se alinearan con tales procedimientos y normas, aunque aclara que no todas lo hicieron de forma voluntaria, sino que también hubieron algunas que lo hicieron de manera casi obligatoria, para responder a las exigencias en materia de Seguridad Industrial y Salud Ocupacional que establecían los contratos de trabajo.

“Las empresas empezaron a certificar, hubo el clima de certificación en calidad, en seguridad y dentro de eso hubieron avances importantes, se vio un decrecimiento de la tasa de accidentes, porque dentro de ese periodo, de 100 trabajadores 17 sufrían lesiones de trabajo (17%), del 2000 al 2011 esa tasa se redujo a un porcentaje promedio de 12.5%”, apuntó.

OTRAS VARIABLES QUE DEMUESTRAN AVANCES EN SEGURIDAD
Según Alé, además de la reducción del índice de accidentabilidad entre los periodos 1990-2000 y 2000-2001, otra variable que demuestra el avance de la Seguridad Ambiental y Salud Ocupacional en Bolivia es el consumo de Equipos de Protección Personal (EPP) y de protección colectiva, dado que durante el primer periodo citado la comercialización de EPP promediaba en valores de $us 9 MM a $us 12 MM; mientras que en la actualidad dichas cifras se situaron en niveles de aproximadamente $us 18 MM y $us 22 MM.

“Otra prueba de esto, es el incremento de empresas consultoras; entre los años 1990 y 2000 la cantidad de trabajadores registrados en el Ministerio de Trabajo como especialistas de este tema no eran más de 55 personas, mientras que entre el 2000 y 2011, hubo un incremento sustancial, hablamos de más de 700 personas registradas como especialistas en seguridad y Salud Ocupacional en el Ministerio de Trabajo”, destacó y acotando que considerando a quienes trabajan en seguridad y no están registradas en el Ministerio, se tendría más de 1500 personas que, en total, forman parte de este rubro.

DEL ESTUDIO
Alé, fiscal de Seguridad, Medio Ambiente y Salud, de Bolpegas, indicó que el estudio fue realizado con el objetivo de reducir los índices de accidentes y enfermedades ocupacionales en Bolivia, a través de la implementación de buenas prácticas de higiene, Seguridad Industrial y Salud Ocupacional en el lugar de trabajo. La investigación presentada por este profesional, Inicialmente fue patrocinada por el Departamento de Trabajo de los Estados Unidos (USDOL), entre el año 2002 y 2005.

Refirió que dicho trabajo se dividió en cuatro partes e incluyó, al principio 600 empresas del eje troncal del país, La Paz, Cochabamba y Santa Cruz y se fue reduciendo el número de empresas en cada etapa hasta quedar con 34 empresas, debido a la magnitud de la muestra y a la falta de compromiso de algunas empresas.

Acerca del financiamiento, explicó que USDOL proporcionó una ayuda de $us 1.5 MM a fondo perdido para el Gobierno de Bolivia, traducida en un programa de cooperación técnica denominado Programa de Cooperación Técnica en Seguridad Industrial y Salud Ocupacional, SISO Bolivia, el cual trabajó con un comité tripartito compuesto por el Ministerio de Trabajo y Microempresa, Confederación de Empresarios Privados de Bolivia, Central Obrera Boliviana, y el Ministerio de Salud.

Recordó que una vez finalizado este trabajo, los resultados obtenidos fueron actualizados constantemente por su propia cuenta, incorporando nuevos datos hasta la gestión 2011.

Los esfuerzos de Alé le significaron recientemente una invitación para participar en el IX Congreso Mundial de Seguridad Industrial y Salud Ocupacional y de Prevención de Riesgos Laborales, celebrado entre el pasado 9 y 11 de noviembre en la ciudad de Santiago, Chile, donde tuvo la oportunidad de presentar sus resultados como el único y primer disertante boliviano en participar de este evento.

Autor: Israel Salvatierra
© 2012  EnergyPress.com
   Potenciado por Zundi 
   Santa Cruz - Bolivia