ENERGY PRESSGAS Y PETRÓLEO

Industrialización

Entregada la Planta de Bulo Bulo, YPFB apunta a la siguiente fase de la petroquímica, la producción de propileno y polipropileno.

 

La industrialización del gas ha sido una de los anhelos del Gobierno boliviano, plasmado en la llamada Agenda 2025. Uno de los objetivos centrales, de acuerdo a las proyecciones es la petroquímica, mediante la producción -en una primera etapa- de la urea, luego de propileno y polipropileno (plásticos duros) y finalmente etileno y polietileno (plásticos blandos).
En ese sentido, ya se construyeron dos plantas separadoras de líquidos -Río Grande y Gran Chaco- y se entregó la Planta de Amoniaco – Urea de Bulo Bulo. Las dos primeras ya producen carburantes como el GLP que se exporta, principalmente, a Paraguay y Perú.
YPFB anunció que en 2016 se iniciaría el inicio de la Ingeniería Conceptual de la Planta de Etileno y Polietileno.

 

 

noticia anterior

La urea boliviana llega para el sector productivo

siguiente noticia

Fase de obras generó más de 3.500 empleos