ACTUALIDADDe FrenteGAS Y PETRÓLEO

“La carga de proyectos es nuestra especialidad”

La española Altius ha participado en el transporte y logística de proyectos en el sector. Gran Chaco y la planta Gualberto Villarroel, entre otros, han sido su carta de presentación. Ahora apuntan a las futuras obras en petroquímica y energía.

 

¿Qué es Altius y qué está haciendo actualmente en el país y el continente?
Antonio Méndez (AM): Altius es una compañía de capitales 100% españoles que se dedica al forwarding y que forma parte del Grupo Davila. Dentro de este grupo existen 28 empresas, todas dedicadas y relacionadas con el mundo del shipping.
Tenemos terminales de contenedores, almacenes de carga refrigerada y almacenes de carga seca; consignatarias de barcos tanto de línea regular como de carga de proyectos. En todo este conjunto, Altius es la compañía más grande del grupo, que cuenta en España con doce oficinas y fuera de España hemos hecho una expansión que incluye al continente americano con un fuerte enfoque en Sudamérica.

¿En qué países ya tienen presencia?
Pues estamos en Argentina, Bolivia, Chile, Perú, México, Brasil y Estados Unidos.

¿Cuántas unidades de negocios tiene la compañía?

Tenemos tres unidades de negocio. La primera es la de aduanas, que es muy fuerte en España, la unidad de Project Cargo (Carga de Proyecto), que está muy enfocada a sectores como Oil & Gas, minería e ingenierías, y luego la unidad de negocios de free forwarding, que engloba todo lo que es carga marítima en contenedores, carga aérea, terrestre, almacenaje y logística.

¿Cuál ha sido el enfoque de Altius en Bolivia?
En Bolivia arrancamos en el sector Oil & Gas con Carga de Proyectos. En la actualidad nuestra operación en el país ya no es una apuesta inicial, pues ya llevamos varios años. Llegamos de la mano de Técnicas Reunidas para la planta de Gran Chaco y tanto con Técnicas Reunidas como con otras empresas de su tipo hemos desarrollado en Perú, Chile o Argentina operaciones en el segmento de Oil & Gas.
En ese sentido, hay una apuesta estratégica por parte del grupo de seguir invirtiendo y reforzando nuestras operaciones en Sudamérica y, concretamente, en Bolivia, existe una apuesta real para desarrollar tanto lo que es carga de proyectos como carga general (forwarding) con desarrollo aéreo y marítimo, abriendo varias vías de negocio principalmente con Perú, Brasil y Argentina.
Raúl Gamarra (RG): Adicionalmente a lo que Antonio comenta, Oil & Gas es un nicho muy atractivo, pero hemos logrado diversificarnos y también estamos en proyectos de energía. De igual forma estamos viendo el tema minero así como proyectos de otras industrias, como la cementera, que viene creciendo mucho. Estamos participando en la ampliación de la planta de Soboce en Viacha, trayendo el equipo más grande que pesa 83 toneladas.
De hecho, la carga de proyectos es una especialidad de nuestro grupo, pero ahora estamos entrando al tema de carga general. Esa es la estrategia actual.
Bolivia es un país que está en construcción, lo que implica una serie de oportunidades por las megaobras que se encaran. En ese marco, ¿qué tan importante puede ser Bolivia para las operaciones de Altius?

AM: Pues ahora mismo es un foco muy importante. De hecho, estamos apoyando al equipo en Bolivia de forma continua. Vemos que existe mucha presencia de empresas españolas que están invirtiendo y en proceso de licitación, con lo que hay señales que Bolivia, a diferencia de otros países en la región, es un foco atractivo.
¿Dónde tienen mayor presencia sudamericana?
En la actualidad en Perú, donde estamos trabajando con la planta de Talara de Petroperú, que es un proyecto de grandes dimensiones que involucra carga convencional con equipos de un peso brutal y de unas dimensiones increíbles. También existe un volumen de contenedores que ronda los 8.000 a 9.000, además de carga aérea, aduanas y almacenajes. En definitiva es una logística compleja que está a cargo de Altius, con lo que en este momento Perú es donde tenemos un peso importante en ejecución.
Bolivia es un país mediterráneo, ¿qué tanto complica esa situación la logística de transporte para los grandes proyectos?
RG: Debemos siempre buscar soluciones muy creativas. En el caso boliviano tenemos ejemplos, como el de la refinería Gualberto Villarroel de Cochabamba, a la que tuvimos que transportar un equipo de casi 60 toneladas y que tenía 33 metros de largo haciéndolo pasar por la llamada Curva del Águila, la más complicada en el transporte terrestre desde Arica. Allí tardamos unas tres horas.
AM: Toda esa operación fue pensada, gestionada y desarrollada de principio a fin por el equipo de Altius, con lo que consideramos que las empresas de Oil & Gas, energía y minería precisan de compañías como Altius que aporten ese grado de creatividad, reduciendo costos y minimizando riesgos. En ese sentido, siempre nos ponemos en el lugar del cliente y entendemos que cualquier fallo técnico o un retraso pueden suponer muchos millones de dólares de penalización de nuestros clientes con respecto a sus clientes, por lo que estamos muy identificados con este tipo de industrias y con los compromisos que adquieren las empresas.
Usted habla de costos ¿Qué tan competitiva es la oferta de Altius para un mercado como el boliviano?
No podemos estar desfasados del mercado. Tratamos de que nuestros costos, con soluciones diferentes, estén igual o más competitivos que el resto del mercado.
RG: Pasa además que al ser una empresa con la especialización de proyectos pienso que no tenemos mucha competencia. Existen otras empresas de operadores logísticos que son especialistas en otro tipo de carga, pero en proyectos no.
AM: De cara a lo que es Bolivia, hay que entender que existe un sobrecosto en relación a países como Perú, por la situación geográfica. Solamente en transporte terrestre desde la costa del Pacífico, pasando la Cordillera de los Andes y demás, evidentemente implica un costo que parte con desventaja con respecto a una empresa petrolera en Perú o Chile.
RG: Es que hay que entender, por ejemplo, que si se habla de costos para una planta peruana, primeramente los equipos llegan a un puerto peruano, lo que hace que el precio de costo por kilómetro recorrido sea mucho más bajo que el de Arica (Chile) a territorio boliviano, porque hablamos de transporte internacional. Es el costo de la mediterraneidad.
Ustedes trabajaron para la planta de Gran Chaco como para las ampliaciones en la refinería Gualberto Villarroel. ¿Qué es lo que se viene por delante?
RG: El proyecto estrella será la planta de polipropileno en Gran Chaco, que será la inversión más grande en la historia de Bolivia en la industrialización de los hidrocarburos. Asimismo, en materia de energía, la inversión será grande con las plantas hidroeléctricas y solares. Pienso que el próximo año arrancarán no menos de diez proyectos entre plantas hidroeléctricas y solares.
Por otra parte, apuntaremos con más fuerza en el segmento de carga general y de contenedores. Ya estamos ingresando en ese segmento y le daremos un impulso mayor para estar entre los grandes actores. A nuestro favor juega el hecho de que tenemos el respaldo de nuestra casa matriz en España, además de gente con experiencia en el rubro.
AM: Vamos a replicar modelos de gestión exitosos en otros países. Al mismo tiempo, crearemos sinergias con otras áreas del grupo. De igual forma, estamos realizando inversiones importantes en sistemas de información tanto a nivel de gestiones comerciales como de operaciones y embarques para que los clientes tengan el control sobre sus embarques.
¿Qué nivel de movimiento tiene Altius a nivel global?
Altius es un jugador de alto rango. El grupo está moviendo cerca de 35.000 contenedores.

 

Antonio Méndez : Director General Forwarding/C.O.O. de Altius

Español. Lleva cerca de 20 años en el rubro. Trabajó para la multinacional alemana Kuehne + Nagel. Suma cinco años como parte del equipo de Altius, donde se desempeña como director general de Forwarding.

 

Raúl Gamarra  : Gerente General de Altius Bolivia

Ha estado ligado al rubro aduanero y de Comercio Exterior por muchos años. Anteriormente trabajó para la estadounidense UTC, de donde dio el salto a Altius para ocupar la posición de gerente general en Bolivia.

noticia anterior

Producción se incrementó 600%

siguiente noticia

Fin de venezolana PDVSA en Bolivia