ACTUALIDADELECTRICIDADTECNOLOGIA

La hidroelectricidad es más barata y accesible

Bolivia evoca una integración con Brasil hace más de 40 años, pero se avanzó en documentos y resta el trabajo binacional.

 

 

La región vuelca su mirada al potencial hidroeléctrico y aprovechar la interconexión binacional. Bolivia tiene un importante potencial compartido con Brasil a través del río Madera y pese a que aún falta un largo camino para consolidarse, ya es un proyecto que se inició este año con documentos y acuerdos.
EnEn el marco del 51 Encuentro de Ejecutivos de la CIER, el potencial hidroeléctrico toma protagonismo y se analizan las ventajas y las experiencias de algunos proyectos que ya existen como el Binacional Itaipú Paraguay – Brasil.
“La generación de las hidroeléctricas tiende a ser más barata y más accesible al cliente, y los subsidios para los combustibles fósiles están disminuyendo; por tanto, las tarifas están aumentando en todo el mundo, de modo que hay oportunidades competitivas. Una de las cosas que están cambiando son los mercados emergentes como India y Tailandia, así como algunos países en Sudamérica”, dijo Zulandi Van der Westhuizen, directora de Escenarios y Recursos del Consejo Mundial de Energía (WEC).
Por su parte Eduardo Paz, presidente de ENDE, señaló que Bolivia “no ha hecho un aprovechamiento adecuado de su potencial de hidroeléctricas y de energías renovables”. A 2025 tiene prevista la interconexión por las centrales del Bala y la binacional río Madera. Los proyectos hidroeléctricos proyectan la generación de 10.950 MW con una inversión de $us 25 mil millones.

 

Articulación público – privada 

La articulación de las inversiones públicas – privadas y las proyecciones de inversión en el sector eléctrico hasta el año 2025 juegan un rol muy importante en el desarrollo del país, dijo Luis Barbery, presidente de la Federación de Empresarios Privados de Santa Cruz.
Por su lado, el presidente del Consejo Empresarial del Sector Eléctrico de Brasil, Sergio Malta, señaló que las políticas económicas y sociales están ampliando los mercados del consumo de energía, lo que genera un impacto en las cadenas productivas y amplía las necesidades de inversiones en nuevas plantas, particularmente porque el sector eléctrico es un gran comprador de bienes y servicios industriales. “El sector eléctrico está en proceso de revolución tecnológica muy marcada como se puede en los países desarrollados del mundo por los cambios de una matriz energética a espacios mayores de energías renovables”, dijo.

noticia anterior

Energía : La región busca una integración sin barreras

siguiente noticia

Demanda interna de gas alcanza a 15 MMmcd