ACTUALIDADENERGY PRESS

LITIO : Un potencial que emerge de las entrañas potosinas

Uno de los pilares económicos del país, junto al de hidrocarburos, es la minería, que aportó hasta diciembre de 2016 más de Bs 929 millones por concepto de regalía minera, de los que Potosí se llevó Bs 616 millones. Es el departamento que obtuvo la más alta participación en las regalías de la actividad minera, siguiéndole La Paz, Oruro y Beni, además de Santa Cruz, informó el Servicio Nacional de Registro y Control de la Comercialización de Minerales y Metales (Senarecom).
El área del departamento potosino está conformada por una secuencia de rocas sedimentarias depositadas desde el paleozoico inferior al presente, y rocas ígneas plutónicas y volcánicas. En el sector Oriental predominan las areniscas, cuarcitas, lutitas y pizarras ordovícicas. Sedimentos del Silúrico, Devónico, Pérmico y Cretácico afloran en el sector Norte; la parte Central y Este del departamento se caracteriza por depósitos de sedimentos terciarios de ambiente continental. Numerosos cuerpos intrusivos, subvolcánicos y volcánicos de rocas Ordovícicas, Cretácicas y Terciarias afloran en el departamento; sin embargo, en la frontera con Chile predominan planicies de ignimbritas y una cadena volcánica (Oligoceno – Holoceno) al igual que depósitos evaporíticos (Salar de Uyuni).
Potosí es la región con la más alta densidad de yacimientos metalíferos de muchos elementos; así como de rocas y minerales industriales. Este aspecto está condicionado por la variabilidad geológica y geomorfológica de su territorio, relacionadas con eventos tectono-termales de gran envergadura e intensidad.
De acuerdo a la Unidad de Comunicación del Servicio Geológico Minero – Sergeomin, se están desarrollando dos proyectos de prospección y exploración geológica minera en Potosí, a través de convenios intergubernativos: El proyecto de prospección y exploración geológica minera, sector Meseta de los Frailes y la prospección y exploración geológica minera en la extensión sur del Cerro Rico (Cerros Huakajchi Grande y Chico)
Por otro lado, en esta zona se consolidó la industrialización de los recursos evaporíticos del Salar de Uyuni, con la exportación de las primeras 25 toneladas de Carbonato de Litio, en agosto de 2016 la GNRE concretó dos contratos de venta de este producto para su exportación con destino a mercados de China, mediante la empresa boliviana Business Solutions.
Esto demuestra que Bolivia se prepara para ingresar al mercado mundial con un producto competitivo. Con este objetivo, la consultora alemana K-Utec entregará en el primer trimestre de 2017 el proyecto de ingeniería a diseño final de la Planta Industrial de Carbonato de Litio grado batería, a partir de ello se calificará a la empresa que se hará cargo de la construcción, montaje y puesta en marcha de esta nueva factoría; sin embargo, ya se realizó la invitación pública a potenciales proponentes, informaron desde la Gerencia Nacional de Recursos Evaporíticos (GNRE).
El avance de obras civiles en la construcción de la Planta Industrial de sales de Potasio que se levanta sobre la costra salina del Salar de Uyuni a unos 27 Km de tierra firme, se ha compactado la plataforma en un área de 250.000 m2 y se concluyó con el vaciado de cimientos, sobrecimientos sobre una estructura de losa radier, las obras civiles tienen un avance del 65%, habiéndose adelantado en los tiempos programados.
La Planta Industrial de sales de Potasio es una de las mayores obras de infraestructura civil sobre la costra salina del Salar de Uyuni, una obra de ingeniería inédita que fue probada en menor escala en la construcción de la Planta Piloto de Cloruro de Potasio, ya que bajo la costra sólo existe agua y lodo, esta plataforma es como una nave flotante.

noticia anterior

Minería : Una luz al final del túnel

siguiente noticia

Potosí aumentó sus ingresos en 2016