ENERGY PRESSGAS Y PETRÓLEO

Oportunidades: El gas natural es el seguro energético para Latinoamérica

E l consumo de gas natural registra un gran crecimiento en el mundo, superior al que pueden experimentar el petróleo y el carbón, lo que genera una gran oportunidad para los países exportadores, especialmente para los latinoamericanos. Así lo expresa Evandro Correa Nacul, director ejecutivo de la Unidad Regional de América Latina y el Caribe de Repsol E&P, en un informe de la Asociación Asociación Regional de Empresas del Sector Petróleo, Gas y Biocombustibles en Latinoamérica y el Caribe (ARPEL).
El especialista se enfocó en el análisis de la producción de gas en ocho países de Latinoamérica, desde Trinidad & Tobago hasta el Sur en Argentina.
“La principal demanda en la región se concentra en México, Brasil y Argentina, ellos son responsables del 80% de la demanda”, explicó, a tiempo de mencionar que en la región existen solo dos países con plantas de licuefacción, Perú, que exporta el 90% de su gas a Europa, y Trinidad & Tobago que lo hace a México, Europa, Brasil, Argentina y Chile.
En tanto, el mayor movimiento de gas por ductos es registrado por el mayor importador y consumidor, México, con más de 100 millones de metros cúbicos por día. En Sudamérica el gran exportador es Bolivia.
LOS PAÍSES
Trinidad y Tobago es uno de los grandes productores y exportadores de gas de la región con cerca de 198 TCFs de reserva. “El principal desafío es la falta de incentivos en la exploración, actualmente registra una fuerte declinación de la producción”, dijo Correa Nacul, al continuar con Venezuela, que produce grandes cantidades de gas asociado, ventea y quema el gas en grandes volúmenes porque carece de infraestructura para colectarlo. “Atraer inversión extranjera, es el principal desafío”, indicó.
Añadió que Colombia es un mercado que demanda mucho gas y está negociando para importar desde Venezuela. Faltan incentivos a la exploración y tiene conflictos con las comunidades para perforar pozos. Perú tiene recursos disponibles por ser descubiertos, pero tiene complicaciones en los permisos ambientales y de las comunidades. Un otro problema es el transporte.
Chile es un país con poca producción de gas aunque su consumo es moderado. Tiene la oportunidad de bajar su balanza comercial importando gas licuado y exportarlo a Argentina. Su desafío es aumentar la producción y optimizar su matriz eléctrica.


Bolivia es un país netamente exportador, con grandes reservas y buena producción. Su consumo es bajo y tiene la oportunidad de aumentar su exportación hacia Argentina, pero falta infraestructura en el lado argentino. “Con el mercado brasileño su contrato vence en 2019 y éste país dijo que será autosuficiente en cinco años, y si eso llega a ocurrir, Bolivia tendrá problemas porque no va a tener dónde ubicar su gas”, aseveró Correa, al lamentar que por problemas políticos con Chile no pueda vender gas al país trasandino.
Brasil va a aumentar mucho sus reservas, pero también su demanda. Su desafío es invertir una gran cantidad de dinero para desarrollar los campos off shore. Sobre Argentina dijo que es un país con buena producción, es un gran consumidor y su matriz energética es en base a gas. Su mayor problema es la demanda estacional, pero su opción son las plantas de regasificación para traer ese gas cuando hay un pico de demanda. Su gran desafío es invertir en Vaca Muerta, donde deben bajar sus costos de producción.

 

 

noticia anterior

Edición 848

siguiente noticia

Baker Hughes y General Electric se fusionaran