ACTUALIDADGAS Y PETRÓLEO

Petrobras anuncia nueva política de precios de diésel y gasolina

Petrobras adoptará a partir de mañana una nueva política de precios para la gasolina y el diésel comercializados en sus refinerías.

Esa política tendrá como base dos factores: la paridad con el mercado internacional
–también conocido como PPI y que incluye costos como flete de buques, costos internos de transporte y tarifas portuarias– más un margen que se aplicará para remunerar riesgos inherentes a la operación, como ejemplo la volatilidad de la tasa de cambio y de los precios, sobreestadías en puertos y ganancias, además de tributos. La dirección ejecutiva ha definido que Petrobras no aplicará precios por debajo de esa paridad internacional.

La principal diferencia respecto a lo que ocurre hoy es el plazo para los ajustes con relación al mercado internacional. La nueva política prevé evaluaciones para revisar precios por lo menos una vez al mes. Es importante subrayar que, como el valor de estos combustibles seguirá la tendencia del mercado internacional, podrá haber mantenimiento, reducción o aumento de los precios practicados en las refinerías.

La necesidad de ajustar los valores de los combustibles en las refinerías será tomada por el Grupo Ejecutivo de Mercado y Precios, formado por el presidente de la empresa, el director de Refinería y Gas Natural y el director Financiero y de Relaciones con Inversores.

La primera evaluación realizada por el grupo ejecutivo indicó la necesidad de reducir el diésel en 2,7% y la gasolina en 3,2% en la refinería. Estos precios entrarán en vigor para las ventas realizadas a partir de la hora cero del sábado 15/10.

Para permitir una mayor flexibilidad en la gestión comercial de productos derivados y estimular el aumento de las ventas, Petrobras también evaluará conceder descuentos puntuales para el diésel y la gasolina en mercados específicos. Bajo ninguna circunstancia esos descuentos serán por debajo de los costos de la empresa.

La decisión del Comité Ejecutivo tomó en cuenta el creciente volumen de las importaciones, lo que reduce la participación de Petrobras, así como la estacionalidad del mercado mundial de petróleo. Se viene observando un aumento de las compras externas especialmente en el caso del diésel, donde, la entrada de productos ya corresponde al 14% de la demanda del país. En el caso de la gasolina, las importaciones crecieron 28% al mes entre marzo y septiembre de este año.

Dado que la ley brasileña garantiza la libertad de precios en el mercado de combustibles y derivados, las revisiones llevadas a cabo por Petrobras en las refinerías pueden o no reflejarse en el precio final al consumidor. Eso dependerá de cambios en los precios realizados por otros integrantes de la cadena de petróleo, especialmente las distribuidoras y las estaciones de servicio. Si el ajuste realizado hoy fuera totalmente traspasado, el diésel puede disminuir 1,8% o aproximadamente R$ 0,05 por litro, y la gasolina 1,4% o R$ 0,05 por litro.

noticia anterior

El gasoducto que protege el hogar del jaguar

siguiente noticia

El Bala: Gobierno e indígenas en entredicho