Reactor nuclear demandará por lo menos 20 años

La puesta en marcha de un reactor nuclear de potencia para generar energía con fines pacíficos demandará por lo menos dos décadas a Bolivia, informó el director ejecutivo del Instituto Boliviano de Energía Nuclear (IBTEN), Luis Romero Bolaños.

La Organización Internacional de Energía Atómica (OIA) “prevé entre 15 a 20 años en promedio el tiempo mínimo que se requiere para contar con una central de potencia”, declaró Romero, para quién el Estado se encuentra “rezagado” en cuanto al desarrollo de energía nuclear en comparación con el Brasil o Argentina que “llevan a Bolivia aproximadamente 30 años de ventaja”.

En América Latina sólo Brasil y la Argentina, lograron desarrollar centrales de potencia para generación de energía. Perú y Chile, en cambio, sólo llegaron hasta la implementación de tecnología nuclear para aplicaciones no energéticas, dijo la autoridad.

En el país no existen ninguna de las dos dimensiones en que se aplica, de manera eficiente, la tecnología nuclear, por lo que los radioisótopos (RI) que se utilizan en el país, para prestar servicios en los campos productivos, económicos y sociales en general, entre los que se halla la medicina nuclear, deben ser importados de Argentina, Brasil o Perú, con “inconvenientes y costos de consideración que restringen severamente un mayor uso de los mismos”, dice Romero.

Esta realidad la conoce, el Presidente del Estado, Evo Morales, que recibió información actualizada a mediados del mes de noviembre, sobre el estado en que se encuentra la tecnología nuclear en nuestro país durante una reunión, al más alto nivel, que promovió en Palacio de Gobierno.

Sucedió días después que anunciara el inicio de tareas y el desarrollo de actividades orientadas a poner en marcha proyectos de generación de energía nuclear con apoyo y respaldo de los gobiernos de Francia y Argentina.

Para acelerar decisiones y reducir el rezago tecnológico que tenemos, el Jefe de Estado “delegó tareas” que ahora deberán “decantar en proyectos concretos” y lo primero que se hará es “trabajar en una línea de base, pero fundamentalmente, en planificar una estructura de mando institucional” en la cual tendrán que estar involucrados “el Estado, el sistema universitario tanto público como privado; y por supuesto, los gobiernos regionales y los municipios”, reveló Romero.

Ingeniero Químico de profesión y con formación de pos grado en Inglaterra en tecnología nuclear, éste profesional boliviano, lleva veinte años trabajando en el IBTEN, entidad pública que nació en la década de los años 1960 bajo el denominativo de la “Comisión Boliviana de Energía Nuclear”.

Con amplia experiencia en el sector, Romero está convencido que el Estado tiene las condiciones necesarias para desarrollar con ímpetu la tecnología nuclear para la producción de energía.
De hecho cuando nació la Comisión Boliviana de Energía Nuclear “existieron planes serios para la instalación de una planta de potencia para generar energía nuclear, inicialmente, en el departamento de Potosí”, reveló.

Entonces el proyecto se truncó por varios factores, pero los antecedentes que tenemos, como nación es que “llegamos a explotar uranio en la localidad de Potajes para la producción de pilas destinadas a la actividad minera”, comentó.

El IBTEN es una entidad pública del Estado que depende del Ministerio de Educación y el Viceministerio de Ciencia y Tecnología.

Potencial científico
A propósito de los recursos humanos, el Ministro de Educación, Roberto Aguilar, retrató una realidad lacerante que existe en el Estado “se evidencia una carencia de especialistas médicos y no médicos en la temática del Cilclotrón-Pet, situación que se explica por no existir esta práctica en el país”, afirmó en un documento denominado “Marco Proyecto Unidad Ciclotrón –Pet” que salió a luz pública a fines del año 2012.

Sobre el tema un informe publicado por el Viceministerio de Ciencia y Tecnología bajo del denominativo de “Potencial Científico y Tecnológico Boliviano”, informó que a diciembre de 2011, existen en el país 251 centros de investigación científica, núcleos por excelencia para generar conocimiento y apresurar proyectos, por ejemplo, nucleares.

Establece que el mayor número de centros e institutos de investigación, 65%, fueron creados en los departamentos de Cochabamba, La Paz y Santa Cruz, con énfasis en los periódicos de 1971 al 2009.

El documento también señala que hasta la gestión 2011, el país contaba con 1.989 investigadores, de los cuales, 1.181 pertenecían a universidades públicas, 450 a universidades privadas, 265 a organizaciones no gubernamentales y fundaciones; y 93 al gobierno.

En cuanto a la distribución de los centros e institutos de investigación por departamento se informó que 776 se hallan en La Paz; 473 en Cochabamba y 319 en Santa Cruz.

Con respecto al nivel de inversión en cuanto a infraestructura se refiere, el informe señala que durante la gestión 2011, a nivel nacional, el valor estimado del equipamiento tecnológico en propiedad de los centros e institutos de investigación llegó a Bs. 107,9 millones. Mientras que en lo que a gastos corrientes y de capital se refiere, los centros e institutos erogaron Bs. 154,7 millones, más que en equipamiento de infraestructura.

Instalaciones nucleares
El Presidente Morales delegó al IBTEN una ruta crítica nuclear que ahora el Instituto lo ha ordenado en tres áreas declaradas estratégicas y urgentes para el Estado.

A corto plazo el objetivo es “disponer de instalaciones nucleares de Ciclotrón; un Reactor de Investigación y una Planta de Irradiación”, informó Romero.

El Ciclotrón servirá para fabricar radiofármacos que luego serán empleados en medicina nuclear para prevenir, tratar, intervenir y curar, por ejemplo, el cáncer uterino.

A su vez el Reactor de Investigación, permitirá a Bolivia producir isótopos para aplicarlos en diversas actividades productivas o industriales como la generación de Irridio 192, un elemento sustancial para la industria petrolera, dijo Romero.

Finalmente, la Planta de Irradiación, será una instalación nuclear que será utilizada para varias cosas, como por ejemplo, reducir la carga microbiana que tienen los alimentos lo que permitirá alargar la vida útil que tienen para la exportación a mercados internacionales.

Cada instalación nuclear tiene un costo estimado entre $us 3 a 5 millones, “claro, dependiendo de la magnitud de la potencia que tenga y los fines que persiga”, precisó el director del IBTEN.

Proyecciones
Estudio de escenarios. La decisión de encarar, a corto y mediano plazo, proyectos orientados a instalar un reactor nuclear como fuente de energía, debe pasar por, un “estudio de escenarios” dice Romero.

“Para conocer cómo y bajo qué condiciones los recursos hídricos podrían seguir alimentando la generación eléctrica. Es importante realizar un avalúo de lo que tenemos, porque el último inventario que se hizo de las cuencas hídricas del Estado, viene de los años 1980”, comentó el directivo.

Según Romero será también importante que las instituciones llamadas por ley y aquellas que están directamente involucradas con la provisión de energía al Estado, puedan hacer conocer las proyecciones reales de demanda que tendrá la nación en los próximos 25 años.

En la actualidad las aplicaciones energéticas que generan electricidad en instalaciones nucleares de potencia cubren al presente cerca del 16% de la generación a nivel mundial.

En Bolivia aún no logramos ingresar a éste campo, pero por decisión del gobierno, comenzamos a dar los primeros pasos que tienen que ver, fundamentalmente, con dos temas cruciales para el país: “primero organizar las instituciones que tenemos para encarar los proyectos y delegar competencias; y segundo medir, adecuadamente, los recursos humanos que poseemos, y conocer la infraestructura con la que contamos”, precisa Romero.
Bookmark and Share
Autor: Edwin Miranda V.

noticia anterior

Adquisición de equipos led y litio sin normativa

siguiente noticia

Se debe invertir $us 45.700 MM en infraestructura


Fatal error: Call to a member function have_posts() on a non-object in /home/energypress2015/public_html/wp-content/themes/sprout/inc/template-tags.php on line 472