ACTUALIDAD

R&M Llega a Bolivia con soluciones para izaje

Un nuevo actor en el área del izaje ingresa al mercado boliviano de la mano de Metal Mec, se proyecta como líder en el rubro.

unque tiene una presencia de 15 años en América Latina, R&M tuvo presencia en Bolivia el pasado año con la provisión de dos equipos para la construcción de la Planta Separadora de Líquidos de Río Grande – YPFB a través de la empresa Metal Mec. “Tras los excelentes resultados de esta experiencia hemos decidido explorar el mercado boliviano y profundizar la relación con Metal Mec a partir de este año”, señaló el director de Ventas para Latinoamérica, Sean Corson.
R&M ha logrado una sinergia con Metal Mec para ofrecer a los clientes soluciones llave en mano en el área del izaje de cargas, complementando la tecnología, la estructura, ingeniería y el montaje de los polipastos y las grúas.
“Si un distribuidor de grúas no tiene su propio taller metal mecánico, va a tener que subcontratar la ingeniería, la fabricación de la estructura y el montaje del polipasto o grúa. Eso le va a costar al cliente mucho más dinero y por eso preferimos contactarnos para trabajar con Metal Mec”, sostuvo el ejecutivo de R&M.
Al respecto, el gerente general de Metal Mec, Rolando Alegría, indicó que dadas las características de los equipos de R&M, fabricados con alta tecnología e ingeniería incorporada, “ésta modalidad llave en mano se simplificó con la sinergia entre ambas empresas”.

Mercado
Corson apuntó que el mercado boliviano, a diferencia de países vecinos como Argentina o Brasil, se está reactivando y apuesta por liderar el rubro. “Queremos ser los primeros proveedores multinacionales de estos equipos, porque los que existen en el mercado son importados de China o Argentina, y nosotros queremos ser el primer producto europeo-americano en un mercado que empieza a aperturarse”, señaló, a tiempo de indicar que, según las referencias de empresarios y ejecutivos, se augura un 2017 muy dinámico.
“Los grandes proyectos eléctricos que están en cartera del Gobierno necesitarán tecnología moderna, así como equipos de primera línea para esas aplicaciones que no pueden tener equipos que fallen”, explicó Corson.
La empresa cuenta además con equipos antiexplosivos para el sector petroquímico, un sector que también se está activando, añadió el ejecutivo.
R&M es una división de Konecranes, el fabricante más grande del mundo de productos de izaje, como puentes grúas y polipastos.

noticia anterior

YPFB estrena moderno edificio para operaciones

siguiente noticia

OPEP, ¿renovarse o morir?