San Cristóbal lleva la batuta de la producción minera

El contar con la mayor cantidad de reservas estimadas, 285,3 millones de toneladas, la hacen la fuente de producción mineral más grande de Bolivia; la mina San Cristóbal es de momento el mayor proyecto en operación que sostiene la minería tradicional.

Las reservas estimadas al 30 de junio de 2011, sobre la base de los resultados de la última campaña de perforación son: 285,3 millones de toneladas, con 1,41% de zinc, 0,48% de plomo, y 53 gramos por tonelada de plata.

PRODUCCIÓN
En su etapa inicial se esperaba que su capacidad de producción llegue a 1.300 toneladas métricas por día de zinc y plata y 300 toneladas métricas por día de concentrado de plomo y plata, para así contar con un estimado anual de 600 mil toneladas de concentrados.

En cuatro años, la participación de exportación de la mina San Cristóbal varió desde el 41% al 79% entre 2008 y 2011. En los cuatro años los productos exportables fueron zinc, plata y plomo.

Mina San Cristóbal tributó en 2011 $us 73,6 millones por regalías mineras y $us 80 millones por impuestos a la Utilidad de las Empresas (IUE), totalizando $us 153,6 millones que representa el 10.3% del valor exportado. Esto la convierte en la mina con mayor producción del país y la fuente de mayor tributación en el sector minero del país.

Entre 2008 y 2011 San Cristóbal pagó por regalías un total de $us 178,9 millones.

CRECIMIENTO
Este ritmo de producción requiere el traslado diario de 150.000 toneladas de roca, de las cuales 40.000 toneladas, con contenido mineral, se transportan a la planta de concentración para su tratamiento.

San Cristóbal es un distrito minero que está ubicado sobre la faja argento estañífera y su producción data desde el siglo XVI, dicha zona de producción también involucra a otra mina importante, Colquiri.

La Empresa Minera San Cristóbal no sólo se proyecta como una de las más importantes en materia de producción, sino que cuenta con una política ambiental consolidada y con la construcción de un domo como protector ambiental y un tratamiento de todos los lixiviados y sedimentos sobrantes de la producción.

Los yacimientos de esta mina son conocidos como “ánima” y predominan entre las zonas Jayula y Tesorera.

Los principales productos minerales son la esfalerita, la galena y la argentita que corresponden a los sulfuros de zinc, plomo y plata, respectivamente.

La característica principal del yacimiento de San Cristóbal es la mineralización en forma de vetas delgadas, vetillas y diseminaciones, que juntas forman un yacimiento de baja ley. A pesar de ser muy grande, no es posible explotar eficientemente el yacimiento con el uso de métodos tradicionales de minería subterránea.

Para cuantificar las reservas de las minas se perforó aproximadamente 160.000 metros lineales. La mina de San Cristóbal ejecuta las operaciones a cielo abierto y para este proceso utiliza equipos de última tecnología.

A fin de cuantificar las reservas de la mina, se tuvo que perforar aproximadamente un terreno de 160.000 metros.
Sobre la base de los resultados de este amplio programa de perforación se pudo determinar, en forma previa al inicio de la explotación, la existencia de reservas probadas y probables para que la mina tenga una vida útil de aproximadamente 17 años.

La operación minera inicial fue planificada y diseñada por la Mineral Reserves Associates (MRA). Todo el proceso de la extracción hasta la producción de los minerales tiene sistemas de monitoreo y control de calidad.

La planta concentradora procesa 40 mil toneladas de mena por día. Cada día se deben remover de la mina, aproximadamente, 150 mil toneladas de roca para satisfacer la demanda de producción que tiene la empresa.

Los camiones que extraen la mena son de 200 toneladas y el material estéril se transporta y se deposita en las áreas designadas para el almacenamiento de desmontes.

Una vez triturado el material es llevado por medio de una correa transportadora de 1,6 kilómetros de longitud hasta la planta de concentración. Desde la planta de concentración sale el material refinado para ser distribuido.

El domo ecológico es único
La empresa Minera San Cristóbal ha emplazado un domo de 140 metros de diámetro con el fin de prevenir la contaminación y de mitigar los posibles daños en el medioambiente.

La estructura evita la dispersión del polvo que se origina en la zona caracterizada por corrientes de vientos de alrededor de 120 a 150 kilómetros por hora.

El domo es monitoreado regularmente y ejecuta acciones de mitigación de los seis factores sujetos a reglamentación ambiental de aire, agua, suelo, ruido, flora, fauna y ambiente socioeconómico, con el fin de realizar un uso racional eficiente y sostenible de los recursos naturales.

Sus características técnicas son certificadas en el ámbito internacional y en Bolivia es la única empresa minera que tiene un proceso de cuidado ambiental.

Este proyecto es el más grande de Sudamérica y el primero de este tipo en Bolivia, siendo uno de los proyectos de construcción de la más moderna infraestructura.

Toda la mano de obra utilizada fue boliviana y se contó con aproximadamente 160 personas que realizaron el montaje directo y el pre armado del domo.

Este método es aplicado en zonas que tienen problemas atmosféricos de fuertes vientos y tempestades.

Autor: Herbert Herrera G.

noticia anterior

YPFB certifica reservas de 77 campos petroleros

siguiente noticia

Desafiando las alturas de la Sede de Gobierno


Fatal error: Call to a member function have_posts() on a non-object in /home/energypress2015/public_html/wp-content/themes/sprout/inc/template-tags.php on line 472