Saudíes no aflojan su postura

El bloque fuerte de la OPEP (Arabia Saudita, y Los Emiratos Árabes Unidos), mantendrán la producción de petróleo.

 

Vamos a ver una guerra de precios”. Es la advertencia de Adam Stramwasser, asesor financiero de Davos Financial Advisors.

Esta sería una de las primeras consecuencias esperadas luego de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo, OPEP, anunciara que se mantienen las cuotas de producción de crudo.

Pese a los urgentes pedidos de países como Venezuela e Irán, planteando un recorte para elevar los precios, se impuso la posición de bloque que presentaron el ministro de petróleo de Arabia Saudita, Ali al-Naimi, y su homólogo de Emiratos Árabes Unidos, Suhail bin Mohammed al-Mazroui, durante la reunión de la OPEP en Viena la semana pasada.
La reacción de los mercados no se hizo esperar. Al conocerse la medida, el precio del petróleo de referencia Brent bajó tres dólares y cayó al nivel más bajo desde agosto de 2010, marcando $us 75.

El rublo perdió 0,4% frente al dólar, cerrando en 47,60 como una respuesta clara de la economía rusa.

En la práctica, la decisión representa una guerra fuera de la OPEP y dentro de la organización. Fuera porque la decisión busca contener el avance del petróleo de esquisto Estados Unidos.

“El problema para los países OPEP es que Estados Unidos está produciendo petróleo de esquisto a costos muy bajos. Algunos analistas opinan que puede llegar a soportar precios de $us 50 por barril”, explica a BBC Mundo Stramwasser.

Dentro de la OPEP, porque como lo describe el ministro de Petróleo iraní, Bijan Zangeneh, se crean condiciones para que cada país luche por el mercado, es decir, una guerra de precios. En la actualidad los precios del crudo se han hundido un 30% desde junio debido a la bonanza de la producción de esquisto en Estados Unidos y a un crecimiento económico más lento en China y Europa.
Al no reducirse la producción, se mantienen el excedente de barriles, lo cual hace que el barril sea más barato.

Reducir la producción significaría para la OPEP, que representa un tercio de la producción mundial de crudo, una pérdida mayor de participación de mercado frente a los productores de petróleo de esquisto en Estados Unidos.

Por ello, países como Arabia Saudita y Kuwait apuestan a contener la respiración con la cuota actual, a la espera de una recuperación del mercado, porque un incremento del precio OPEP haría más atractivo el petróleo estadounidense
Los sauditas y otros productores del Golfo Pérsico podrían tolerar esto y un periodo de bajos precios gracias a sus grandes reservas de divisas. Pero a otros miembros, como Venezuela o Irán, se les hará más difícil.

El efecto para Venezuela se traduce en la reconsideración de medidas adicionales para superar el déficit fiscal.

“Las dos medidas a considerar son devaluación y aumento del precio de la gasolina”, explica a BBC Mundo Henkel García, director de la firma Econométrica.

Sin embargo, para García “el aumento de la gasolina podría reducir el déficit fiscal en unos 2 puntos, mientras que con la devaluación podrían reducir el déficit en 13 puntos”.

Asdrúbal Oliveros, director de la firma Ecoanalítica, comenta que el gobierno venezolano puede optar por otras medidas menos costosas políticamente, teniendo en cuenta que en el 2015 hay elecciones parlamentarias.


Opinión
Los árabes quieren seguir predominando
Álvaro Ríos
Analista energético

En la OPEP existen dos tipos de países, los que viven del día a día del petróleo, como Venezuela, Ecuador, Nigeria, que cualquier reducción les afecta en sus economías, y hay otros países como Kuwait, Los Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudita, que producen mucho, tienen menos población y viven holgadamente.

Por otro lado, está la geopolítica mundial de los países que dominan la producción como los árabes, que quieren seguir predominando en el manejo del petróleo y mantener los precios bajos para cortar el desarrollo de los hidrocarburos no convencionales, en especial
de EEUU.


Villegas:
La baja no tendrá efectos drásticos en Bolivia

La volatilidad en las cotizaciones del precio internacional del petróleo no tendrá efectos drásticos en la economía boliviana, afirmó el presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Carlos Villegas.

“Los efectos que vamos a tener no van a ser drásticos por la forma cómo se calcula el precio de exportación del gas natural y por los tiempos de pago”, explicó Villegas.

En el caso de la Argentina, los precios de cada trimestre se definen por el promedio de precios del trimestre anterior y en el caso de Brasil, los precios trimestrales se definen por el precio promedio del anterior semestre.

“No va haber una disminución drástica, va haber una disminución pero por la forma de este cálculo se amortigua la disminución y de igual manera, cuando el precio aumenta, el precio tanto de Argentina como de Brasil tiene un ritmo acelerado de crecimiento y cuando disminuyen precios se amortigua esta disminución por la forma de cálculo de periodos trimestrales y semestrales”, dijo.

El presidente de YPFB considera que Bolivia debe estar siempre en alerta, porque hasta el momento no se avizora el piso en la disminución del precio del crudo.

“En el Presupuesto General del Estado para el próximo año se ha calculado un precio que está en el orden de los $us 70 el barril y, por lo tanto, no tendría efectos importantes”, manifestó Villegas tras explicar que el Gobierno asumió una actitud cauta.

El Platts Oilgram Price Report es un servicio de información especializada de precios, proporcionado por The McGraw Hill Companies a través de Business Development-Manager – Platts Latin America y es la publicación de referencia para el cálculo de los precios del gas natural boliviano exportado a Argentina y Brasil.

La dinámica, el comportamiento y la bonanza que se tiene en Bolivia, permiten poner varios elementos que blindan, dan seguridad al conjunto de la población boliviana.
“Los factores importantes del crecimiento de la economía se deben a la demanda interna y la demanda interna el próximo año no va decaerá, tenemos mayor inversión pública y mayor consumo interno”, expresó el ejecutivo.

Autor: BBC y Energy Press Viena
noticia anterior

El Estado duplica la inversión minera en 2015

siguiente noticia

Geotermia: Energía geotérmica de la tierra


Fatal error: Call to a member function have_posts() on a non-object in /home/energypress2015/public_html/wp-content/themes/sprout/inc/template-tags.php on line 472