Se debe buscar colaboración para la producción

Considera que son acertadas las políticas que está tomando el Estado para atraer inversiones al país?
Son acertadas, van por el buen camino pero hay que redoblarlas, hacer más esfuerzos para lograr mayores inversiones porque estas son muy fuertes en relación a las disponibilidades que tiene YPFB que ha sido el líder en este proceso de inversiones de los últimos años. El nivel de actividad de un solo jugador no va a aprovechar esta gran oportunidad que tiene el país.

¿Los precios del gas en Bolivia son competitivos?
El gas boliviano como recurso es competitivo, tiene varias vías por las cuales puede ser transformado y competir en mercados de derivados o productos que se pueden obtener a través del gas.

El precio doméstico es un precio que posiblemente en algunos proyectos pague la totalidad de los costos de producción y en otros proyectos no los pague del todo.
Pero esto no es atípico, por ejemplo, Argentina mantiene precios domésticos más bajos que los precios internacionales, de igual manera Brasil y Perú mantienen precios más bajos a nivel doméstico que los precios internacionales. Esta situación no es una sorpresa, es una decisión política, el precio bajo de algún recurso energético que está disponible en Bolivia vuelve a la economía boliviana expresado en capacidad de producción, energía para sus hogares e industrias, entonces no lo vemos desacertado.

¿Qué debe hacer el Estado para incrementar el crecimiento de la producción?
Debe acelerar, buscar esquemas de colaboración con socios regionales donde puedan encarar proyectos conjuntos y quizás alguna flexibilidad o algún premio para los términos fiscales.

¿Por ahora va por buen camino?
Aunque el camino es bueno, no hay mucho tiempo para aprovechar esta ventana de oportunidad, recomendamos redoblar los esfuerzos pronto.

¿Cómo ve a Bolivia cuando se habla de que en 10 años va a producir 60 MMmcd de gas?
Lo vemos en buen sentido, hay que remarcar que el tiempo siempre es breve, no nos da tantas oportunidades y no vamos a esperar una década para ir adelante con esos esfuerzos.

¿En el caso del shale gas y las otras energías, incluso la energía nuclear, son posibilidades para el país?
Bolivia tiene recursos disponibles convencionales más fáciles de encontrar, de desarrollar, de probar su comercialidad a un costo menor convencional más accesible. Entonces, los no convencionales no los veo en un horizonte posible en los próximos 20 años para Bolivia.

En cuanto a la energía nuclear tiene grandes desafíos, los proyectos que conozco en la región de energía atómica se han demorado más de 10 años en su construcción y en su desarrollo, es algo bastante complejo y de inversión muy fuerte. Mi visión personal sería que las inversiones se canalizaran más relacionadas con iniciativas de hidrocarburos en Bolivia.

Perfil
Daniel Monzón cuenta con más de 20 años de experiencia en consultoría de petróleo y gas. Ha apoyado en la toma de decisiones de la industria petrolera a empresas en más de 20 países en América, Europa, África y Asia. Se ha focalizado en el segmento downstream de la industria. Tiene experiencia específica en gas natural, LPG y LNG.

noticia anterior

Geociencias en la exploración de hidrocarburos

siguiente noticia

Contrato del siglo


Fatal error: Call to a member function have_posts() on a non-object in /home/energypress2015/public_html/wp-content/themes/sprout/inc/template-tags.php on line 472