ACTUALIDAD

Se desploman reservas de Bolivia por causa de precios del crudo y materias primas

La Paz. Bolivia enfrenta una preocupante disminución de sus Reservas Internacionales Netas (RIN) de US$15.134 millones en 2014, el pico más alto de su historia, a US$10.694 millones en octubre de 2016, como consecuencia de la baja del precio del petróleo y materias primas.

En cerca de dos años, las RIN se redujeron US$4.440 millones, lo que representa 29% menos del monto más alto que llegó en 2014, según datos de la última Rendición de Cuentas del Banco Central de Bolivia (BCB).

De acuerdo con expertos economistas, la baja en las reservas continuará si no se realizan ajustes en la política fiscal y se recupera la confianza del sector exportador del país.

No obstante, el gobierno, a través del ministro de Economía, Luis Arce, afirmó que Bolivia está preparada para enfrentar la caída de los precios internacionales del petróleo, previsión, a su juicio, que es compartida por todos los organismos internacionales.

Según el ministro, Bolivia tiene la “espalda” (capacidad) para enfrentar esa baja del petróleo, pero también los instrumentos financieros para lograrlo.

 

Arce precisó que uno de esos instrumentos es el actual stock de las reservas que, desde su óptica, es la más alta de la región con respecto al Producto Interno Bruto (35 por ciento), pese a su caída en los dos últimos años.

“Tenemos solventes garantías con las reservas internacionales, que si bien han disminuido, somos de lejos la economía con más reserva con respecto a su PIB”, explicó.

El ex presidente del BCB, Juan Antonio Morales, en contacto telefónico con Xinhua, señaló que las RIN se constituyen en la cantidad de activos internacionales que posee un país, es decir, “es el nivel de dólares de resguardo, además de otras monedas y oro”.

Según Morales, la cantidad de las RIN se vincula con el problema de la escasez, como cualquier otro bien o producto; por tanto, el nivel de las RIN ayuda a definir el rumbo del tipo de cambio (política cambiaria).

Asimismo, continuó, la importancia de las RIN se vincula como resguardo para los depósitos del sistema financiero, sistemas de pagos para operaciones comerciales y financieras con el resto del mundo, entre otros elementos.

“Las RIN se incrementaron hasta 2014 principalmente por los mayores ingresos recibidos por las exportaciones de gas. A partir de 2015, estos ingresos disminuyeron por la caída de los precios del petróleo y la balanza comercial deficitaria”, afirmó Morales.

Causas. El ex presidente del Colegio de Economistas de Bolivia, Víctor Hugo Figueroa, al igual que Morales, consideró que el menor precio de las materias primas (gas y minerales) es una de las causas para que las divisas ingresen en menor cantidad al país, impactando de forma directa en las reservas.

No obstante, ambos coinciden en señalar tres factores principales: la caída en los precios del petróleo y de las materias primas, el deterioro del comercio exterior o lo que los economistas llaman el déficit en cuenta corriente y el ahorro interno insuficiente para financiar las inversiones del país.

“Una caída severa en los precios del petróleo, que afecta al precio del gas natural que exportamos a Brasil y Argentina, afecta de manera significativa y prolongada en la disminución de las reservas internacionales”, manifestó Figueroa a Xinhua.

El economista dijo que la bajada en los precios de exportación induce a menores ingresos de divisas (menor entrada de dólares), déficit en la balanza comercial y pérdida de reservas internacionales netas.

El presidente del BCB, Marcelo Zabalaga, reconoció en declaraciones a la prensa la pasada semana, que esa reducción de las reservas se debe a la baja de precios internacionales de las materias primas, principalmente del crudo que está indexado al gas natural, principal producto de exportación boliviana.

“Es evidente que la matriz productiva de Bolivia continúa basándose en la exportación de gas y minerales, aunque poco a poco se está diversificando, pero aún no es influyente”, afirmó.

Recomendaciones. Ante este panorama, de acuerdo con las posiciones de Morales y Figueroa, el principal desafío en Bolivia se centra en desacelerar la tendencia negativa en las RIN, buscando estrategias mitigantes ante la presencia de shocks negativos en los precios del petróleo y materias primas, así como políticas orientadas a frenar los desequilibrios del comercio exterior y del sector fiscal.

Morales consideró que son necesarios ajustes a nivel fiscal y disminuir el saldo negativo en la balanza de pagos.

Figueroa propuso, como medidas preventivas, que el gobierno restrinja las importaciones con “trabas administrativas”.

“Ya este año se dio que las comisiones por transferir dinero al exterior habían subido de 0,60% a 1,60%. Entonces, el gobierno está haciendo un poquito más cara esta salida de dólares, lo que no está mal”, dijo.

No obstante, ambos alertaron, por separado, que si las reservas internacionales siguen cayendo, será más complicado sostener un tipo de cambio fijo que el gobierno del presidente Evo Morales mantiene inalterable en esta gestión de gobierno de 10 años y la estabilidad financiera.

 

AMERICA ECONOMIA

noticia anterior

Empresa detiene su trabajo y se retira de El Bala y el Chepete

siguiente noticia

Expertos analizaron los avances en la gestión de reservorios, en la 88ª RANE