ENERGY PRESSNEGOCIOS

SEGUROS : Mercado dinámico que crece

El sector reporta alentadoras cifras en su movimiento económico y, a nivel mundial, se proyecta un ligero crecimiento hasta 2018.

La Producción Directa Neta de Anulación entre las 16 aseguradoras de Bolivia generó $us 234 millones en el primer semestre de 2016, lo que marcó un crecimiento del 7% en relación a la gestión 2015.
Bolivia tiene un alto potencial para la prestación de seguros. Sin embargo, todavía falta generar e incrementar la cultura del seguro, señaló Alejandro Mac Lean, vicepresidente Ejecutivo de BISA Seguros y Reaseguros S.A.
Por su lado, Ruddy Centellas García, Gerente Comercial de Seguros Individuales, Fortaleza Seguros coincide con las declaraciones de Mac Lean quien indica que el mercado de seguros experimentó un crecimiento los últimos años, pero se vio afectado por la desaceleración económica del último periodo.
Por otra parte, las compañías de seguros han diversificado y mejorado sus productos para mantener sus niveles de producción. Los ramos con mayor producción son automotores, incendios y salud, apunta Centellas.
De acuerdo con los indicadores, en Bolivia las personas gastan $us 42 al año en la compra de algún seguro, mientras que el promedio en los países de la región es de $us 300 a 400. Por ejemplo, Chile, Venezuela y Brasil generan entre el 3,5% y 4,7% del PIB (2015). En Bolivia, apenas se llegó al 1,24%, indicó Mac Lean.
En el mercado de seguros del país, tiene mucho que ver el hecho de que en la última década, la economía boliviana ha experimentado movimientos a ritmos impresionantes en el nivel de las inversiones privadas bolivianas y externas que, junto con las del Estado, han creado las condiciones propicias para la gran inversión que es el motor del desarrollo nacional, dice Mac Lean.
Esta dinámica financiera ha permitido que la economía crezca a ritmos sostenibles. La política, respecto al manejo de divisas, movimiento de capitales y la política monetaria del Banco Central de Bolivia (BCB) han propiciado que las inversiones sigan creciendo en el país. La estabilidad del tipo de cambio, es una muestra clarísima de la política que ha venido siguiendo el gobierno, explica el ejecutivo de BISA Seguros y Reaseguros S.A.

Perspectivas
Por otro lado, los mercados emergentes podrían duplicar su cuota de en 2025. Según un informe de Munich RE, una de las compañías más grandes del rubro a nivel mundial, debido a sus fuertes tasas de crecimiento, los mercados emergentes están ganando peso en la industria de seguros internacional. De hecho, se espera que la participación de estos en el volumen de primas adicionales anticipadas aumente de 20% en 2016 a 47% para 2025.
Lo que contribuirá a este gran desarrollo serán los aumentos de los niveles de vida y de las necesidades de cobertura. A su vez, afirma Munich RE, “las subidas en los tipos de interés y las tendencias demográficas podrían revitalizar el segmento de seguros de vida en los países industrializados”.
Se prevé que, en general, en 2025 la cuota de mercado de los mercados emergentes de Asia se aproximará a la de Europa Occidental (24,5%), con un 21,4%. En el caso de América del Norte, seguirá claramente en la delantera en el 27,8%.

 

Buenas perspectivas para  el seguro a nivel mundial

de respirar tranquilo, a pesar de un entorno económico un tanto hostil. Es probable que la industria global vea un ligero aumento de su crecimiento en 2018, según el último informe de perspectivas de Munich RE.
Esta mejora, destaca la reaseguradora, se observan en unas mejores perspectivas económicas en los Estados Unidos y en muchos mercados emergentes que compensarán factores negativos como el declive del crecimiento en el mercado chino. A más largo plazo, los mercados emergentes de Asia tienen el mayor potencial de crecimiento y su participación se espera que esté a la par de la de Europa Occidental.
A rasgos generales, el sector de seguros global crecerá un 4,5% (3% en términos reales, es decir, ajustado por la inflación) en 2017 y 2018. Las primas del sector evolucionará en línea con la economía global, que debería mostrar un crecimiento real del 2,9% en 2017 y del 3,1% en 2018. “El crecimiento previsto de las primas será, por lo tanto, ligeramente superior al de 2016 y superará significativamente la tasa media de crecimiento de casi el 2% durante los últimos diez años”, añade el informe.
“En muchos mercados emergentes, como Brasil e incluso Rusia, la economía están experimentando una recuperación significativa. Esto genera un mayor crecimiento en los seguros de No Vida”, afirma Michael Menhart, economista jefe de Munich RE.

 

 

 

 

 

 

 

Hay que encarar nuevas inversiones

El sector está atravesando una desaceleración económica, al igual que la economía del país; el 2016 se tuvo un decrecimiento de seguros generales del – 3 % y un crecimiento de seguros de vida del 10% dando un promedio ponderado del 2% del crecimiento del sector; un valor que por primera vez ha crecido menos que el PIB de Bolivia y comparado con los últimos cinco años fue el valor más pequeño. Esto significa que el sector asegurador se encuentra en una desaceleración al igual que el país por lo que el sector se plantea nuevas estrategias.
El mercado asegurador debe hacer inversiones en el área tecnológica para ser competitivo a nivel internacional, pero es un sector unido y solvente.
Tiene como desafío la modernización en la digitalización de los servicios de seguros. La Ley de Seguros ha sido modificada en el artículo 37 con respecto al SOAT, la cual permite a las aseguradoras comercializar sus productos a través de medios electrónicos, telemáticos e informáticos.
Por primera vez en la historia de Bolivia, en 2016 se aprobó la digitalización de pólizas de seguros y servicios a través de Internet, por lo cual el sector tiene que encarar nuevas inversiones para ser más competitivo a nivel nacional y sobre todo internacional, ya que es parte del esquema en el cual nos encontramos, considerando que las compañías extranjeras pueden ofrecer sus servicios a nuestros clientes mediante redes sociales y medios de comunicación.
Por otro lado, vemos con buenos ojos una nueva compañía, ya sea estatal o privadas que compita en el mercado boliviano con las mismas condiciones, por ejemplo UNIVIDA, que pertenece al Banco Unión, ya es asociada nuestra.
El sector hace énfasis en que las nuevas compañías tengan igualdad de condiciones sean privadas o públicas.

noticia anterior

Edición 846

siguiente noticia

Ola invernal anticipada sube consumo de GLP en el país