SHALE GAS Tecnología y reglas claras aceleran su desarrollo

La aplicación de las tecnologías adecuadas que no aumentan el riesgo ambiental, y un marco regulatorio definido, son factores que los países en Latinoamérica deben tomar en cuenta para atraer inversiones y desarrollar sus recursos no convencionales.

Expertos internacionales que participaron en la sesión de “Explotación de recursos no convencionales. Mitos y realidades” del Foro & Exposición LATINVE&P 2014, desarrollado en Lima, Perú coinciden en que existe un potencial en la región para la explotación de estos recursos.

“La aplicación de la tecnología, es la clave del desarrollo de recursos no convencionales, y las dos tecnologías principales son la estimulación hidráulica y la perforación horizontal”, señaló Richard Chuchla, vicepresidente de Exploración para América Latina de ExxonMobil.

Por su lado, Steven Otilliar, socio de Akin Gump, explicó que para incentivar las inversiones de shale gas debe existir un marco regulatorio específico. “Argentina y Colombia son los únicos países que tienen regímenes enfocados en proyectos no convencionales. Colombia tiene un sistema de exploración no convencional en fases con un término de 30 años de duración cuando usualmente son 24 años. Otra cosa que tienen definido es cómo van a usar el agua”, añadió.

No obstante, según Otilliar, en México se están cambiando las reglas para atraer inversiones e introducirán un cambio como Colombia y Argentina. “Los países que quieren atraer inversiones necesitan tener términos de los contratos en un marco normativo atractivo”, acotó.

A su turno, Nelson Castañeda, gerente de Nuevos Negocios de Ecopetrol, Colombia, señaló que en su país se han acelerado las actividades de exploración y tienen como estrategia ampliar los campos actuales y obtener yacimientos con recursos no convencionales.

Por su lado, Sebastián Borgarello, vicepresidente consultor de Wood Mackenzie indicó que a nivel global la producción de shale gas aumenta dramáticamente en EEUU y desde 2014 a 2030 crecerá un 150% más; es decir, de 50.000 millones de pies cúbicos por día (MMpcd) a más de 120.000 MMpcd. A mediados de 2020 crecerá la producción en otros países también como China y Europa; además del resto del mundo.

Este mismo fenómeno se espera que se repita en la producción de crudo de lutitas o líquidos no convencionales, dijo Borgarello.

noticia anterior

Upstream: Latinoamérica vive un momento de oportunidades

siguiente noticia

Mesa técnica definirá envío adicional a Cuiabá


Fatal error: Call to a member function have_posts() on a non-object in /home/energypress2015/public_html/wp-content/themes/sprout/inc/template-tags.php on line 472