ACTUALIDADGAS Y PETRÓLEO

Siemens Gamesa despedirá a 6.000 trabajadores en los próximos meses, al menos 300 en España

La dirección de Siemens Gamesa tenía que tomar una decisión para cambiar el rumbo de la compañía. La caída en bolsa de sus acciones hacía presagiar lo que finalmente ha ocurrido. Su CEO, Markus Tacke, ha aprovechado la presentación de los resultados de abril a septiembre de 2017 para iniciar la temida pero esperada reestructuración de plantilla. Según ha podido saber El Periódico de la Energía, Siemens Gamesa quiere redimensionar su compañía lo más parecido a la de su principal competencia, Vestas, y para ello de los 26.700 empleados que trabajan actualmente (tanto con contrato directo como subcontratas) recortará 5.700 puestos de 24 países, que se llevará a cabo en los próximos meses, hasta situarse en 21.000 (sin contar con los 700 despidos que ya anunció meses atrás).

Una cifra muy parecida a la que tiene la danesa Vestas y que ha demostrado que es un tamaño para ser competitivo a nivel mundial. De los más de 5.000 trabajadores, principalmente el recorte será en Dinamarca, tal y como ya hemos contado anteriormente, donde el coste de su producción es mucho más alto que en otros países, precisamente por su mano de obra, y se espera que el ERE en Dinamarca sea del 30% de la planta, es decir, que supere los 2.000 puestos de trabajo. El plan también recoge el cierre de su planta en Tillsonburg (Canadá) y un fortalecimiento de su base de producción en África y Asia.

Las negociaciones con los representantes sindicales comenzarán de inmediato, acorde a las reglas y regulaciones vigentes en cada mercado. La compañía informará de los acuerdos alcanzados a su debido tiempo, una vez finalizadas las negociaciones. Según las fuentes oficiales de la compañía, este plan, que se llevará a cabo durante los próximos meses, supone un paso necesario para fortalecer el grupo y consolidar su liderazgo en el mercado.

El objetivo de sinergias de 230 millones de euros, previamente anunciado, se confirma como mínimo y la compañía espera alcanzarlo en el tercer año, 12 meses antes de lo previsto.

Pero ¿qué ocurrirá en España? Tal y como también anunció El Periódico de la Energía hace un mes, la reactivación del mercado eólico español tras la celebración de las dos subastas de renovables, y la diferencia de costes con las fábricas de Siemens en Dinamarca, han salvado (de momento) parcialmente la debacle en nuestro país.

“Los alemanes venían con muchos prejuicios respecto al modo de trabajar en España pero han cambiado de idea”, dijeron en su momento las fuentes, “de hecho, como los trabajadores de sus centros de Dinamarca cobran el triple que los españoles para hacer una máquina onshore carísima, que no venden y que además no es tan eficiente como la equirable de Gamesa, el ajuste de plantilla allí será mayor, y gracias a eso, en España podría estar por debajo de los 200 trabajadores”.

El ajuste de plantilla finalmente en Dinamarca será del 30% y en España, contando con el cierre de la fábrica de palas de Miranda podrían no superar los 300.

Resultados trimestrales

Siemens Gamesa Renewable Energy también ha presentado sus resultados. En el ejercicio fiscal 2017(1), las ventas aumentaron un 5% hasta los 10.964 millones de euros, mientras que el Ebit recurrente se situó en los 774 millones de euros (-18%), con un margen Ebit del 7%.

Entre abril y septiembre, las ventas se redujeron un 12,3%, mientras que el Ebit recurrente fue de 192 millones de euros (-63,4%), con un margen Ebit del 3,8%. Estos resultados se han visto afectados por las condiciones específicas del mercado onshore, incluida la suspensión temporal del mercado indio, así como por el ajuste contable de los inventarios. Excluyendo este impacto, las ventas caen tan solo un 2%, con un margen Ebit del 7,3%(2). Asimismo, dejando al margen el efecto del tipo de cambio, los ingresos se mantienen estables.

En India, el gobierno planea subastas centrales de 3GW hasta el próximo mes de marzo, y se espera que el mercado se recupere por completo en 2019. “Nuestros resultados aún no están en el nivel que buscamos. No obstante, seguimos progresando para consolidar nuestro liderazgo en el sector. La integración avanza más rápido de lo previsto y estoy seguro de que las decisiones que estamos tomando nos permitirán responder mejor a las condiciones del mercado y a las necesidades de nuestros clientes y stakeholders”, ha señalado Markus Tacke, CEO de Siemens Gamesa.

Según el comunicado de prensa, la actividad comercial se intensificó en el cuarto trimestre, tanto en el segmento onshore como offshore, lo que se ha traducido en un aumento significativo de la entrada de pedidos hasta los 3 GW (+40%). Este volumen refleja una mejora de la posición competitiva de Siemens Gamesa con la mejor entrada de pedidos onshore desde principios de 2015, cuando se alcanzaron los 2,2 GW.

Entre abril y septiembre, los ingresos por la venta de turbinas disminuyeron un 15% hasta los 4.400 millones de euros, debido al impacto de las condiciones del mercado onshore, principalmente en India y Reino Unido, y a la presión de los precios.

Por geografías, durante la segunda mitad del año, los mercados que más han contribuido a la actividad onshore han sido Estados Unidos, Brasil y China.

La compañía registró un sólido desempeño del negocio offshore con un aumento de las ventas del 16%. Siemens Gamesa continúa liderando este segmento con 11 GW instalados, más del 65% de la flota global.

Las ventas de servicios aumentaron un 9% hasta los 621 millones de euros con un margen recurrente del 17,4%. Por su parte, los contratos de operación y mantenimiento también crecieron hasta los 55.000 MW en todo el mundo, lo que supone un incremento del 12,4%.

En este contexto específico de mercado, Siemens Gamesa obtuvo un beneficio neto recurrente de 118 millones de euros(2) entre abril y septiembre. Excluyendo el impacto del ajuste del inventario, el beneficio neto recurrente aumenta hasta los 206 millones de euros. La compañía ha seguido fortaleciendo su balance, finalizando el semestre con una posición de caja neta de 377 millones de euros.

Avance continuado de la integración

Los avances en la integración han puesto de manifiesto el alto potencial de la compañía, resultado de su mayor escala y alcance global, evidenciado por la presencia en más de 90 países, una capacidad instalada de 83 GW y una cartera de pedidos valorada en 21.000 millones de euros.

La compañía está en camino de implementar más del 90% de los objetivos de la integración y crear valor a partir del tercer año.

En este sentido, Siemens Gamesa ha realizado importantes avances durante la segunda mitad del ejercicio, entre los que se incluyen la integración de Adwen en el negocio offshore del grupo. Además, la compañía ha decidido contar con una única tecnología por segmento de negocio a partir de 2020. En este sentido, optimizará su cartera de productos onshore, reduciendo su variedad en aproximadamente un 65%, e implementará una estrategia de plataforma única en offshore. Los nuevos productos serán anunciados en la próxima conferencia Wind Europe, que tendrá lugar en Ámsterdam a finales de noviembre.

Siemens Gamesa mantiene sus excelentes perspectivas a medio y largo plazo

La compañía también ha anunciado sus perspectivas para el año fiscal 2018, en el que espera obtener unos ingresos de entre 9.000-9.600 millones de euros y un margen Ebit recurrente de 7-8%. Las previsiones anunciadas incorporan el impacto de la reducción de los precios onshore y de las sinergias esperadas.

La transición en los mercados energéticos implica un enorme potencial para la industria eólica a largo plazo ya que se espera que cuadruplique su peso en el mix energético global en 2040, aumentando del 4% actual al 17%, según estimaciones independientes.

La compañía presentará su nuevo Plan Estratégico en febrero de 2018 durante el Capital Markets Day. Siemens Gamesa detallará los objetivos financieros, su política de dividendos y el plan de incentivos.

Principales magnitudes de Siemens Gamesa abril – septiembre de 2017(4) (vs abril – septiembre de 2016)
(en euros):

• Ingresos: 5.022 millones (-12,3%)
• Ingresos en MWe: 3.599 (-26%)
• EBIT subyacente(2): 192 millones (-63%)
• Margen EBIT subyacente(2): 3,8%
• Beneficio neto subyacente(2): 118 millones
• Flujo de caja neto: 377 millones

noticia anterior

El gobernador de Neuquén expondrá en el Consejo de las Américas sobre Vaca Muerta

siguiente noticia

YPFB presenta nueva “Gasolina Súper 91” de alto octanaje