SK innovación pisa fuerte en el sector petrolero

El país donde no se produce ni una gota de petróleo posee el campo petrolero en tierra firme más grande del mundo. No sólo eso, sino que es una de las naciones del G20 que exporta energía. Una historia que comenzó en 1962, con la creación de SK Energy, la primera planta de refinación de petróleo de Corea, asentada en Ulsan, en la costa sureste de Corea, que con una capacidad de refinación de 35.000 barriles por día inició modestamente sus operaciones.

Hoy, el complejo de Ulsan se constituye en la planta de refinación y petroquímica más grande del mundo y es la punta de lanza de un conglomerado que pasó a llamarse SK Innovation, el cual abarca SK Energy, SK Global Chemical y SK Lubricantes.

El complejo de Ulsan, un gigante entramado de tuberías y chimeneas que se disemina sobre una extensión de 800 hectáreas, cuenta con una agrupación vertical de 100 procesos independientes y un volumen de ventas promedio de $us 59 trillones al año, una cifra inmensamente superior a los $us 3 billones de hace poco más de 22 años, cuando se dotó al complejo de nueve plantas casi al mismo tiempo.
Ulsan hoy cuenta con una capacidad de refinación de 1,11 millones de barriles por día, de los cuales un 60% se exporta a cerca de 90 países, lo que hace que SK Energy sea la segunda mayor empresa exportadora de Corea.

El complejo posee, además, un tanque de reserva de crudo con capacidad para 20 millones de barriles, un muelle exclusivo que puede ser usado por 22 barcos al mismo tiempo y un sistema de control de alta tecnología; lo que define a Ulsan como el corazón de la industria energética coreana y la base desde la cual el país asiático es capaz de competir con firmas globales en 16 países, donde SK tiene participación en cuatro proyectos de LNG y 26 áreas mineras.

En América Latina, SK Energy cuenta con presencia en Colombia y Perú. En el país incaico participa en 4 bloques incluyendo el bloque 88 (Camisea). De igual forma, Perú está interesado en construir una planta de refinación y petroquímica con el asesoramiento de SK Energy, tal como lo han hecho países como Omán, Kuwait y Vietnam.

noticia anterior

El milagro del Río Han

siguiente noticia

Posco dando forma al futuro


Fatal error: Call to a member function have_posts() on a non-object in /home/energypress2015/public_html/wp-content/themes/sprout/inc/template-tags.php on line 472