Tarija busca ser “capital de la vendimia” de Sudamérica

Hasta 2018, en Tarija se ampliará la frontera agrícola en aproximadamente 5.000 hectáreas, que serán destinadas a la producción de uva, con lo que espera convertir al departamento en capital de la vendimia de Sudamérica.

“Es un plan estratégico para producir uva de mesa entre 2014 y 2018. Nos hemos reunido para elaborar esta propuesta y presentarla a la Gobernación para conseguir financiamiento”, anunció el representante de los productores de uva del valle central de Tarija, José Cuéllar.

El sector vitivinícola ocupa el segundo lugar en la economía del departamento de Tarija. Después del gas, esta actividad genera unos $us 56 millones al año. La producción de uva para industrializar el vino y el singani seguirá creciendo y contribuyendo al desarrollo regional, señalaron autoridades de la Gobernación tarijeña.

Como todos los años, las autoridades chapacas promovieron el Festival de la Vendimia 2014, que se realizó en el Valle de la Concepción, ubicado a 25 kilómetros de la ciudad de Tarija. En el evento participaron empresas y productores nacionales y extranjeros dedicados a la producción de uva y a la fabricación de vinos y singanis. Durante una semana visitaron el festival entre 25.000 a 30.000 personas; y la zona fue declarada por la Gobernación, “tierra fértil” para el vino en Bolivia.

El festival de la vendimia es el evento más significativo de Tarija, por encima, incluso, de la misma ExpoSur. Este año la feria exposición fue llamada Festival del Arte y el Vino, pero además, tuvo un toque particular, debido a que 11 murales convirtieron al pueblo en un museo al aire libre. El alcalde Álvaro Ruiz, anunció que brindará informe de los resultados hasta fin de mes.

La capital del vino
Los cálculos están hechos. Los productores de vino de Tarija buscan en las arcas del Gobierno y la cooperación internacional al menos $us 100.000, para comenzar este año la ampliación de la frontera agrícola.

Los costos de producción señalan que una hectárea de uva cuesta en promedio $us 20.000. “Nosotros creemos que en los próximos años lograremos alcanzar las 5.000 hectáreas, lo que permitirá alcanzar los objetivos propuestos, no sólo al sector, sino generar para el Estado otra fuente importante de divisas, porque el vino competirá con el gas”, dijo Cuéllar.

En el Valle Central de Tarija actualmente se cultivan 3.000 hectáreas de uva de mesa, según Cuellar. De llegar a concretarse el proyecto, Tarija contará con mayores extensiones de viñedos y mejorará, sustancialmente, la industria vitivinícola del país. El Valle de la Concepción es considerado actualmente la zona de mayor producción de vid de Bolivia. Durante la realización del festival, se reunió no sólo a los viticultores de Uriondo, sino también del interior del país, que mostraron las mejores uvas, vinos artesanales e industriales, además de singanis.

Con el Festival del Arte y el Vino, y el Festival de la Vendimia, los vallunos pretenden convertir a Uriondo en el municipio turístico más importante del país, anunciaron autoridades locales.

La uva mueve millones
La producción de uva en Tarija superó los 1.6 millones de quintales a diciembre de 2013, generando un ingreso económico de aproximadamente $us 20 millones para los productores.

Productores buscan apoyo
El valle central de Tarija cuenta con más de 1.300 productores de uva, de los cuales el 92% corresponde a los pequeños productores y el 8% son industriales.

El 80% de la uva tarijeña se comercializa en el mercado nacional, siendo la variedad Moscatel de Alejandría, la que prevalece en el departamento. De esa cantidad, el 50% se consume como uva de mesa y el otro 50% a la industria.

Según el Centro Nacional Vitivinícola (Cenavit), el cultivo de la vid y su proceso de industrialización es muy importante para la región, porque genera fuentes de empleo para unas 20 mil personas y más de 3.500 familias.

El alcalde del municipio de Uriondo, Álvaro Ruíz, aseguró que la provincia Avilés es la principal productora de uva de la zona. Es por eso que está comprometido con la producción vitivinícola de la comuna.

“Por estas razones hacemos gestiones a nivel nacional, para apoyar a los pequeños productores de uva, con créditos y capacitación técnica, con el fin de lograr la exportación de las uvas y vinos a nivel internacional”, anunció.

Mercado
Santa Cruz, el primer consumidor

La Asociación Nacional de Industriales Vitivinícolas de Tarija, informó que llega a 5,5 millones de litros la producción de vinos; mientras que el singani reportó aproximadamente 4,5 millones de litros a diciembre de 2013.

En criterio de la asociación gremial, cada año la producción se incrementa en un 5%, equivalente a los 200.000 litros anuales.
De los 10 millones de litros que produce el país, entre vinos y singanis, el 90% se destina al consumo del mercado nacional, siendo Santa Cruz el que degusta el 60% del producto de la vid. La tarea pendiente son las exportaciones, ya que solamente el 10% se va a los mercados de China y Estados Unidos.
Bookmark and Share
Autor: Edwin Miranda V.

noticia anterior

Logros: El gas genera más desarrollo social

siguiente noticia

Logros: El gas genera más desarrollo social


Fatal error: Call to a member function have_posts() on a non-object in /home/energypress2015/public_html/wp-content/themes/sprout/inc/template-tags.php on line 472