ACTUALIDADRENOVABLES

Tercer año de estancamiento en las emisiones de efecto invernadero

El informe, realizado por el Joint Research Centre de la Comisión Europea y la Netherlands Environmental Assessment Agency (PBL), proporciona resultados actualizados sobre el monitoreo continuo de los tres principales gases de efecto invernadero: dióxido de carbono (CO2), metano (CH4) y óxido nitroso (N2O).

Una evaluación anual de emisiones mundiales de gases de efecto invernadero confirma un estancamiento en 2016, por tercer año consecutivo. El informe, realizado por el Joint Research Centre de la Comisión Europea y la Netherlands Environmental Assessment Agency (PBL), proporciona resultados actualizados sobre el monitoreo continuo de los tres principales gases de efecto invernadero: dióxido de carbono (CO2), metano (CH4) y óxido nitroso (N2O). Las emisiones globales de gases de efecto invernadero continúan dominadas por las emisiones de dióxido de carbono (CO2) fósil, que sin embargo muestran una tendencia de desaceleración desde 2012, y se detuvieron por tercer año consecutivo en 2016. Rusia, China, Estados Unidos y Japón disminuyeron aún más sus emisiones de CO2 de 2015 a 2016, mientras que las emisiones de la UE se mantuvieron establescon respecto al año anterior, y las emisiones de la India continuaron aumentando. OTROS GASES DE EFECTO INVERNADERO SIGUEN CRECIENDO La información sobre los otros dos gases de efecto invernadero, el metano (CH4) y el óxido nitroso (N2O), solo está disponible hasta 2012, ya que las estadísticas internacionales sobre actividades agrícolas –la principal fuente de estas emisiones– no se actualizan con tanta frecuencia como en avtividades relacionadas con la energía y la industria. La incertidumbre también es mayor para estas emisiones que para las emisiones de CO2.

Sin embargo, los datos hasta 2012 muestran un aumento constante de las emisiones globales de gases de efecto invernadero, con un aumento acumulado del 91% entre 1970 y 2012. CH4 se genera principalmente por actividades agrícolas, la producción de carbón y gas, así como el tratamiento y eliminación de residuos. El N2O se emite principalmente por las actividades agrícolas del suelo y la producción química. En la UE, el 60% de las emisiones de CH4 y N2O son emitidas por los seis principales países emisores: Alemania, Reino Unido, Francia, Polonia, Italia y España. La tendencia al alza en las emisiones de CH4 y N2O también es visible en los EE. UU., China, Japón e India, que registraron cada vez más emisiones de gases de efecto invernadero. En las últimas dos décadas, la UE28 ha reducido constantemente sus emisiones de CO2, que aún representan las dos terceras partes de las emisiones totales de gases de efecto invernadero de la UE. En 2016, las emisiones de CO2 de la UE fueron un 20,8% inferiores a los niveles en 1990 y un 17,9% por debajo de los niveles registrados en 2005. Desde 2015, las emisiones de CO2 de la UE se han estabilizado, lo que representa el 9,6% de las emisiones mundiales. El informe se fundamenta en la base de datos para la investigación atmosférica global del Joint Research Centre (EDGAR), que no solo es única en su cobertura de espacio y tiempo, sino también en su integridad y consistencia de las compilaciones de emisiones para múltiples contaminantes: los gases de efecto invernadero, contaminantes del aire y aerosoles. El nuevo informe contiene hojas de datos específicos de cada país para 216 países. Las fichas informativas muestran la evolución de las emisiones de CO2 a nivel de país de 1990 a 2016 y la evolución de las emisiones de gases de invernadero a nivel de país de 1970 a 2012.

 

revistaenergia.cl

noticia anterior

Exportación de urea a Brasil tropieza con tarifa de tren

siguiente noticia

Constructores se quejan de las empresas chinas y del silencio de la ABC