“Vamos a inaugurar un centro de procesamiento de datos”

Representa en Bolivia a una de las principales empresas de sísmica en el mundo. La misma que actualmente busca nuevas reservas hidrocarburíferas en el país respaldada por su amplia trayectoria.
El gerente general de BGP en Bolivia, Wang Fengyan, que se encuentra en el país hace dos años, habla de su trabajo e interés en el mercado hidrocarburífero boliviano.

¿Cuáles son los planes que tiene la compañía BGP al llegar a Bolivia?
BGP es una empresa que depende de la Corporación Nacional de Petróleo de China (CNPC, por sus siglas en inglés) y en su rubro, que es la sísmica, se ubica en los primeros lugares a nivel mundial.
La empresa ha descubierto casi el 90% de las reservas hidrocarburíferas de China y tiene presencia en más de 50 países en el mundo.

BGP, sobre todo, es una empresa de servicios con más de 60 años de experiencia. Su especialidad son los estudios sísmicos terrestres y marinos. Es una empresa de servicio mixto porque planifica, ejecuta y procesa.

Su meta principal al llegar a Bolivia es volcar todos sus conocimientos para ayudar a las empresas petroleras del país, especialmente a Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), a encontrar más recursos tanto petroleros como gasíferos.

La empresa llega a Bolivia con mucha experiencia en el rubro de la sísmica para encontrar más recursos hidrocarburíferos, no sólo viene a querer lucrar con su trabajo sino también a ayudar al medio y lugar donde trabaja en la parte de desarrollo, educación y salud.

¿Con qué empresas y proyectos están trabajando actualmente?
Actualmente la empresa se encuentra trabajando en un proyecto de Petroandina, subsidiaria de YPFB Corporación. Esto en Muyupampa, departamento de Chuquisaca, en el proyecto denominado Iñau 2.

El proyecto culmina a finales de mayo o principios de junio próximo. Estamos prácticamente en la fase final.

¿Cuáles son las perspectivas de la zona?
De acuerdo a la experiencia de la empresa en este campo y los datos preliminares obtenidos, confiamos en que podemos encontrar buenos recursos en el lugar, principalmente gas.

Geográficamente, Bolivia tiene una estructura muy peculiar, tampoco cuenta con antecedentes de estudios, y si estos existen son muy vagos.

La empresa no puede confiarse en estos antecedentes, por eso se está realizando un trabajo de manera muy concienzuda. Esto para dejar un precedente veraz de lo que ocurre en el país.

Garantizamos nuestros resultados, estamos poniendo experiencia a nivel mundial y tecnología de punta.

En ese sentido, estamos por inaugurar un centro de procesamiento de datos con tecnología y software de primera calidad al servicio de YPFB y las otras empresas petroleras que operan en Bolivia.

Terminando el proyecto mencionado, ¿qué otros se vienen por delante?
Vamos a continuar trabajando con Petroandina para hacer la segunda fase del proyecto Iñau 2. De igual manera, se ha despertado el interés de otras empresas petroleras que operan en el país que ya se han acercado para contar con nuestros servicios.

Por lo que proyectos para adelante no faltan. Hace poco tuvimos un workshop con las empresas operadoras y la presencia de nuestros expertos para explicar acerca de las características del trabajo que estamos realizando y el nuevo método aplicado en el procesamiento de datos.

Ya no hablamos sólo de la sísmica 2D sino 3D, que es mucho más confiable y veraz. Eso ha despertado una gran interés en nuestro medio y estamos seguros que para los próximos proyectos se ejecuten en 3D.

En este taller presentamos varias alternativas, entre ellas, la problemática en las estructuras rocosas, lo que ha despertado un gran interés en el medio.

Nuestros expertos, al retornar a la China, han conformado una comisión especializada para solucionar la problemática de la estructura geológica en Bolivia.

¿Qué otros intereses puede tener BGP en el país, más allá de la sísmica?
BGP es una subsidiaria de la petrolera China, además la corporación tiene empresas especializadas en exploración, perforación, transporte y otras partes de la cadena.

Y está viniendo paulatinamente a explorar el mercado de Bolivia, lo que significa que la petrolera China va a llegar a Bolivia.

¿El mercado boliviano de gas es considerado interesante para la compañía?
Vemos el mercado del gas boliviano con mucho futuro. Bolivia, puede ser que por su estructura geológica, sólo tiene el 10% de su territorio explorado. Todavía hay un 90% por explorar. Se puede encontrar más gas para potenciar la economía del país.

Por eso BGP ofrece a Bolivia tecnología de punta para encontrar nuevos reservorios en beneficio de los bolivianos.

Por ejemplo, en el oeste de la China (Tibet, Sichuan), BGP ha descubierto uno de los reservorios más grandes de gas, el mismo que ahora está abasteciendo a las ciudades importantes de ese país. Y Tibet tiene una estructura geológica muy similar a Bolivia, por lo que se puede encontrar un gran reservorio como en la China.

Hay un interés muy marcado de China en la riqueza hidrocarburífera de América Latina, ¿por qué?
La petrolera nacional China ha sentado presencia en Brasil, Colombia, Venezuela, Perú y Ecuador, entre otros países. Esto porque la China necesita del petróleo de Sudamérica debido a su alto consumo.

Es por eso que China está viniendo a invertir a Sudamérica, pero bajo la premisa de beneficios para ambas partes, tanto para China como para el país que produce.

Antes China tenía mucho interés en el norte de África y ahora ha volcado su interés a la región.

¿En cuánto tiempo China va a tener mayor presencia en el sector hidrocarburífero boliviano?
China tiene mucho interés en el mercado boliviano, especialmente en la parte de exploración. Por eso, para el Congreso de Gas & Petróleo que realizará YPFB Corporación en el mes de mayo, está viniendo el vicepresidente de la Corporación Nacional de Petróleo de China, que es encargado para Sudamérica.

Lo que significa un gran interés en el mercado boliviano, por lo que está enviando un alto ejecutivo.

Perfil
Wang Fengyan tiene 52 años y es ingeniero petrolero de profesión. Antes de llegar a Bolivia estuvo en África, Medio Oriente y varios países de Asia. Trabaja en la empresa BGP, subsidiaria de la Corporación Nacional de Petróleo de China, hace 24 años, en diferentes cargos.

Hace dos años se encuentra en el país, con sede en Santa Cruz, resalta que le gusta la ciudad por su gente, el clima y la naturaleza.
Bookmark and Share
Autor: Nancy Castro Z.

noticia anterior

El B-SISA se aplicará en control de buses

siguiente noticia

La UE busca ampliar inversión en minería e hidrocarburos


Fatal error: Call to a member function have_posts() on a non-object in /home/energypress2015/public_html/wp-content/themes/sprout/inc/template-tags.php on line 472