ANÁLISISEMPRESAS

Joint-Ventures: la solución a la Innovación de Negocios (Análisis)

La figura del Joint Venture ha crecido significativamente en popularidad los últimos años. El Joint Venture otorga un mecanismo donde la entidad de negocios creada por dos o más partes (naturales o jurídicas) al poner en común sus recursos logran un objetivo común dentro de un marco de tiempo definido. Se caracteriza por que las partes comparten los rendimientos, los riesgos y la gestión empresarial hasta cumplir con el propósito por el cual fue creado.

El Joint Venture podría ser la clave para acceder a un nuevo mercado; algunas jurisdicciones tienen políticas proteccionistas para las empresas locales, lo que provoca que cualquier empresa extranjera interesada en realizar negocios, solo pueda hacerlo al formar un Joint Venture con la compañía local. La entrada a nuevos mercados, puede ser un mecanismo muy útil para la mitigación de riesgos, especialmente en el caso de un mercado emergente, ya que permitirá que la empresa extranjera comparta conocimiento y a cambio la empresa local ganará financiamiento y prestigio de estar asociada con una empresa internacional.

Este contrato es muy útil también cuando se trata de ganar eficiencia operacional o incrementar la base de clientes combinando activos y operaciones. Esto puede ser ilustrado en el caso de un acuerdo para ejecutar un proyecto, entre una empresa con sólida experiencia en la construcción con una empresa especializada en ingeniería.

Es un mecanismo excelente para compartir riesgos en casos de mayor inversión y gran envergadura. En estas circunstancias, un Joint Venture es creado por dos o más compañías con experiencias similares y en la misma línea de negocios, pero donde los recursos son compartidos para mitigar el riesgo. Este escenario es común en proyectos energéticos o de alto riesgo, ej. en el ámbito exploratorio o de construcción.

Puede ser utilizado como alternativa para una fusión/adquisición, por ejemplo en caso de una restricción gubernamental respecto a monopolios, donde dos empresas grandes solo podrían fusionarse a través de este mecanismo (acuerdo interno) o cuando el costo de adquisición no sería posible de recuperar a través de la operación.

Para hacer efectiva una adquisición o fusión entre dos segmentos de dos compañías diferentes (escisión); el Joint Venture permite que las compañías establezcan un mecanismo de gestión y manejo de la nueva organización, esto se ilustra con el ejemplo de Shell Oil Company y Texaco Inc. fusionando parte de su negocio de refinación en 1997 y creando una sociedad de responsabilidad limitada separada. Aunque los dos segmentos de las dos compañías están fusionados, la nueva entidad es administrada por un Joint Venture entre las dos empresas matrices.

En el caso de Bolivia la figura legal más común asimilada al Joint Venture es la Asociación Accidental establecida en el Código de Comercio (Art. 365 y 366): Cuando dos o más personas toman interés en una o más operaciones determinadas y transitorias, a cumplirse mediante aportaciones comunes, llevándose a cabo las operaciones por uno o más o todos los asociados, según se convenga en el contrato.

Otra figura asimilada, está determinada en el Decreto Supremo 22407, norma que concibe a los Contratos de Riesgo Compartido como Joint Venture, estableciendo algunas condiciones respecto a su tratamiento. Esta norma fue emitida en otro contexto político y económico y pese a que no fue derogada expresamente, la norma ha quedado en desuso al crearse principalmente para el manejo de los contratos petroleros de riesgo compartido que estaban vigentes en ese momento.

En ese contexto, el anterior Código de Minería de 1997, también tenia un tratamiento especial referente al contrato de Riesgo Compartido, pero quedó abrogado por la actual Ley de Minería 535, la cual impone la obligación de adecuar este tipo de contratos al Contrato de Asociación Minera.

Finalmente, el Decreto Supremo 3469, incorpora la figura de Contratos de Alianza Estratégica de Inversión Conjunta, celebrados por empresas públicas bolivianas con empresas públicas o privadas constituidas en el país y/o con empresas públicas o privadas extranjeras, estableciendo sus preceptos y contenido mínimo, entre ellos su inscripción en el registro de comercio como Acto Único.

En general, respecto a emprendimientos comerciales o iniciativas empresariales el Joint Venture puede ser una herramienta muy útil, ya que proporciona flexibilidad, los riesgos y los costos se comparten y se obtienen nuevos conocimientos y experiencia.

Autor:

Polina Chtchelok
Claudia López

ESPCs Corporate & Environmental Advisors

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios
A %d blogueros les gusta esto: