ACTUALIDAD

Institucionalidad: Urgen cambios sustanciales para reconducir YPFB

Sugieren institucionalizar los cargos jerárquicos, desde la dirección ejecutiva, que debe dejar de ser interina, hasta los cargos de mandos medios que deben ser designados en base a méritos profesionales.

En un un contexto desfavorable marcado por constantes interinatos para la máxima autoridad de YPFB, una Ley de Hidrocarburos obsoleta, renegociaciones de contratos de exportación de gas natural inconvenientes, un contexto mundial de precios internacionales del petróleo cada vez más adverso sumado a la crisis sanitaria, expertos sugieren designar autoridades, conforme establece en la norma para recuperar la institucionalidad.

Para contar con una empresa petrolera nacional fuerte, eficiente y transparente, para la gestión de un recurso natural estratégico, resulta necesaria la asignación de roles claros de operador a la empresa petrolera estatal con criterios de institucionalidad, idoneidad, transparencia, sostenibilidad y eficiencia; además de una firme voluntad política del Gobierno para implementarla lo antes posible.

Las designaciones de presidentes ejecutivos interinos, permiten advertir la ausencia de un institucionalidad, una visión empresarial y política estratégica de largo plazo; aspectos que son imprescindibles dentro del sector hidrocarburos por las características de su ciclo económico.

“En YPFB las designaciones deben ser en base a méritos profesionales y deben ser institucionalizados para generar estabilidad y proyectar la empresa a mediano y largo plazo. Este paso es indispensable”, dijo Ricardo Parrado, exdirector de Talento Humano del INEGAS.

Urge institucionalizar los cargos jerárquicos de la estatal, desde la dirección ejecutiva, que debe dejar de ser interina, hasta los cargos de mandos medios que deben ser designados en base a méritos profesionales (aptitudes y actitudes que deben ser evaluadas mediante un proceso de reclutamiento y selección de colaboradores).

“Este es un paso necesario para que la estatal se proyecte a mediano y a largo plazo, aspecto que generará un mejor clima laboral que debería fortalecer una mejora en la cultura empresarial que esté enfocada a lograr eficiencia y mejora de resultados. Estos aspectos son necesarios para generar una motivación en todos los colaboradores y eso repercuta en un mejor desempeño de la estatal”, detalló el experto en Recursos Humanos.

Para el investigador del Centro de Desarrollo Laboral y Agrario (CEDLA), Carlos Arce, “se debe realizar la tipificación de cargos de acuerdo a un plan estratégico institucional, basado en una política nacional de hidrocarburos, integral, técnica y realista”.

Parrado añadió que la situación de la estructura de YPFB es compleja, “ya que se evidencia que en toda la cadena productiva, en la que está presente, hay políticas de administración de personal diferenciada en cada una de sus subsidiarias: desde el reclutamiento y selección de personal, la política salarial hasta la formación de sus recursos humanos.

En ese sentido, dijo que homogeneizar las políticas de administración de personal es imprescindible, ya que la fuga de capitales no solo se da ‘hacia afuera’ sino que internamente (en la búsqueda de una mejor y justa remuneración económica de los colaboradores) entre las ‘subsidiarias’ existe migración de capital humano.

Con relación a los modelo a seguir como empresa estatal, dijo que existen varios casos de éxitos que podría mencionar para que se puedan considerar, pero YPFB y su estructura, representan una singularidad, sostuvo el experto.

“Sin embargo, abstrayéndonos de moldes o modelos a seguir, la estatal debe implementar una política definida en cuanto a la administración de capital humano, en la que debe considerar planes de crecimiento transparentes, aspecto que debería generar metas concretas que fortalezca la motivación de sus colaboradores, para que todo ello mejore su clima laboral”, aseveró

Para el experto en talento humano, a la fecha YPFB no ha logrado reestructurarse, sus cambios institucionales han radicado simplemente en otorgarle mayores atribuciones y ampliar su burocracia con una ausencia de visión de largo plazo. Las ‘direcciones interinas’, que son designadas desde el poder ejecutivo, han sido una constante muestra que la autoridad designada, cambie mandos medios que consideran ‘personal de confianza’. Esto es una muestra más de las improvisaciones, y que YPFB no tiene una política clara en cuanto al fortalecimiento de la estatal en la actual coyuntura para lograr un crecimiento sostenido, puntualizó.

Reestructuración
La declaración de necesidad de reestructuración e institucionalización de YPFB no es nueva y los anuncios de cambio tampoco. Anteriores autoridades del sector se han limitado a la fusión o incluso a la creación de nuevas gerencias, sin lograr un avance serio.

De acuerdo con Hernan Cabrera, directivo de la Sociedad de Ingenieros Petroleros (SPE, en inglés), en YPFB como en toda empresa, existen puntos en lo cuales se debe mejorar.

“Ya los voceros de ésta entidad han comunicado los respectivos planes en el contexto de afrontar la actual crisis que vive el país y el mundo”, dijo.
La región de Latinoamérica está viendo con mucho interés a los campos de Bolivia. Algunas operadoras han presentado su intención de finalizar relaciones contractuales con Bolivia pero otras están entrando, se están logrando nuevas relaciones que prometen inversiones considerables al mediano y largo plazo, apuntó.

“Ahora de cara al futuro inmediato, sus ejecutivos tienen la alta responsabilidad de responder ante la historia, y han aceptado el desafío”, dijo el miembro de la SPE.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios
A %d blogueros les gusta esto: