ELECTRICIDAD

El sector eléctrico goza de robustez

Los proyectos de generación con ciclos combinados marcaron un hito, porque incrementaron la capacidad de generación eléctrica en 1.043 MW.

El desempeño del sector energético nacional durante el 2019 ha confirmado su robustez. Los parámetros de confiabilidad, continuidad y calidad del suministro eléctrico han mejorado durante los últimos años, aunque hay ciertos aspectos como la regulación, sobre todo lo referido a las tarifas, han sido puestos en cuestionamiento recientemente principalemente por los usuarios.
De esta manera, el analista y consultor energético Franklin Molina, hace un balance del sector eléctrico boliviano, que de acuerdo a datos de la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE) cierra el 2019 con una potencia de 3.221 MW, superando con el doble la demanda nacional de 1.606 MW, lo que garantiza la seguridad energética al país para los próximos años.
“Los grandes proyectos de generación con ciclos combinados marcan un hito en Bolivia, ya que incrementaron la capacidad de generación eléctrica en 1.043 MW, también incorporan tecnología y eficiencia en la producción desplazando CO2”, señaló Molina.
Por otra parte, el ingreso de plantas fotovoltaicas al SIN, la ejecución de los proyectos eólicos y la construcción del Proyecto Geotérmico Laguna Colorada con una Planta Piloto de 5 MW en Potosí, son aspectos relevantes durante el 2019, añadió.
“La generación distribuida es parte de esta agenda pendiente (…). Un aspecto clave es el esquema de regulación del sector eléctrico, el mismo que deberá ser revisado. Nuestro sistema energético está en transición, aunque la normativa actual no acompaña los desafíos”, remarcó Franklin Molina, mientras sugiere incorporar factores y metas de eficiencia, y una agenda que deberá ajustarse con participación de los distintos actores de la industria eléctrica.

Claudia Cronenbold, Presidente CBHE:

La importancia de la diversificación

Si bien el sector eléctrico boliviano ha pasado a ser altamente dependiente del gas natural, más del 70% de capacidad térmica instalada, consideramos que es importante avanzar en la diversificación energética en base a las posibilidades de nuestros propios recursos, es decir, capacidad hídrica y renovable, una gran ventaja de Bolivia versus otros países pudiendo lograr costos kwh más eficientes.
En hidroelectricidad se desarrollaron las de San José 2, Miguillas o Ivirizú, respetándose los procedimientos ambientales y en lugares que permiten un manejo sostenible de las cuencas. De igual forma, se lanzaron proyectos solares y eólicos, en esta gestión complementando en el oriente la experiencia lograda en occidente.
Asimismo, es destacable la concreción de la Ley de Energía de Santa Cruz, marco normativo que incorpora la aplicación de nuevas posibilidades de participación de inversiones privadas, acceso a nuevas fuentes de energía, complementación a los proyectos públicos, la distribución de energía, entre muchos otros aspectos innovadores.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios
A %d blogueros les gusta esto: