GAS Y PETRÓLEO

Brasil pide a Bolivia menos gas por tercer mes consecutivo

Del 1 al 19 de mayo, y por tercer mes consecutivo, Petróleo Brasileiro SA (Petrobras) ha nominado menores volúmenes de gas natural boliviano, incluso por debajo de la demanda del mercado argentino, según datos oficiales.

En ese período, la petrolera brasileña ha demandado un promedio diario de 12,34 millones de metros cúbicos del combustible boliviano, menor a los 13,04 millones enviados en marzo o a los 12,41 millones despachados en abril.

La información de marzo y abril corresponde a la Transportadora Brasileira Gasoducto Bolivia-Brasil SA (TBG) y la de mayo al Centro Nacional de Medición y Control Hidrocarburífero, unidad dependiente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB).

Los datos del 1 al 19 de mayo muestran que Argentina nominó un promedio diario de 15,36 millones de metros cúbicos, levemente por debajo de los 16 millones que establece como volumen mínimo la cuarta adenda al contrato de compra-venta de gas suscrito entre YPFB e Integración Energética Argentina SA (IEASA).

Las cantidades nominadas por la petrolera brasileña son las más bajas desde 2010. En 2017 también se registraron disminuciones en los volúmenes demandados por Petrobras, pero no es nada comparable con los registros de marzo, abril y mayo de esta gestión. Incluso en diciembre de 2018 hubo un menor pedido del combustible, pero el mismo estaba en promedio por encima de los 13 millones de metros cúbicos por día.

El 26 de marzo Petrobras dio a conocer, a través de uno de sus máximos ejecutivos, que multó a YPFB por incumplir los envíos de gas natural a Brasil durante 10 meses (nueve en 2018 y uno este año, en febrero). Ambas empresas estatales mantienen un contrato desde 1996 que finaliza este año.

Fuente: La Razón

Según datos de la TBG sobre las importaciones de gas desde Bolivia, en enero, noviembre y diciembre del año pasado, YPFB cumplió con las nominaciones programadas por Petrobras. Lo mismo sucedió en enero, marzo y abril de 2019.

El contrato Gas Supply Agreement (GSA), firmado entre las estatales YPFB y Petrobras en agosto de 1996 en Brasilia, establece un volumen mínimo a ser retirado de 24 millones y un máximo de 31 millones (promedio mensual).

En una entrevista concedida semanas atrás a La Razón, el ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, dijo que el contrato GSA es “lesivo” para el país porque no se aplica “ninguna penalidad” a Petrobras cuando ésta nomina por debajo de los 24 millones, pero sí a YPFB cuando hay incumplimiento en las entregas del combustible.

Esta situación —prosiguió— no le permite a la estatal boliviana firmar nuevos contratos porque debe garantizar un volumen máximo de entrega a Petrobras de 31 millones, y si no entrega esa cantidad, es “multada automáticamente”. Por el contrario, “cuando Petrobras Brasil no pide lo que dice el contrato, (que es un) mínimo de 24 millones, no tiene ninguna penalidad”.

(La Razón)

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios
A %d blogueros les gusta esto: