GAS Y PETRÓLEO

El bajón de Vaca Muerta deja con ventaja al gas boliviano

La reducción de incentivos a empresas que explotan gas en el yacimiento de Vaca Muerta en Argentina deja a Bolivia en un nuevo escenario de negociaciones con cierta ventaja para Bolivia, tomando en cuenta que en los últimos años ambos países han incumplido su parte del contrato.

A esta conclusión llegan los expertos en hidrocarburos Álvaro Ríos, Hugo del Granado y Bernardo Prado, tras analizar la situación de Argentina que, hace un par de semanas, tuvo que recortar subsidios a las empresas que operaban en Vaca Muerta, su yacimiento bandera con el que pretende exportar gas a varios países, comenzando por Chile, y dejar de depender del gas boliviano.

El tema comenzó a mediados de 2017, cuando el Gobierno de Mauricio Macri otorgó incentivos a las empresas que explotaran en Vaca Muerta, de 7,50 dólares en 2018, 7 en 2019, 6,50 en 2020 y 6 en 2021, según explica Ríos. Así, Argentina gozó de una sobreproducción que la llevó a embarcarse en sus proyectos de exportación a Chile, y fue en estas circunstancias en que el secretario de Energía, Javier Iguacel, declaró la reducción de compra de gas a Bolivia, pese a al existencia de un contrato con vigencia hasta 2026.

“Yo creo que el Secretario se portó muy bocón”, explica Ríos, pues, una vez que Argentina entró en una nueva crisis, tuvo que reducir los incentivos, provocando un statu quo en Vaca Muerta y poniendo en entredicho las posibilidades de exportación inmediata.

Según Ríos, esta situación hace que Argentina no sea vista como un país que ofrezca seguridad jurídica para las inversiones privadas extranjeras y que reconsideren los contratos de producción de gas. Esta situación cambia la correlación de fuerzas y otorga nuevamente cierta ventaja a Bolivia. ¿Y Bolivia podrá cumplir con las reservas con que cuenta actualmente? Ríos responde que, por ello, hace falta un nuevo contrato que considere lo que cada país pueda cumplir.

Sobre el punto, Prado alerta que las reservas son la carta de presentación de un país vendedor, y que si bien el tema de Vaca Muerta da cierta ventaja a Bolivia, todo se resolverá de acuerdo a las reglas de mercado, y Bolivia tiene que aprovechar cada oportunidad que se le aparezca, eso incluye garantizar reservas.  Lo que sí, Bolivia ya sabe que Argentina tiene un potencial de gas, aunque el último incidente hace ver que dejar de depender de Bolivia no es tan sencillo.

Del Granado, por su parte, considera que, con el recorte de subvenciones a empresas en Vaca Muerta, Bolivia se ubica en una situación mucho más ventajosa que hace un par de meses, pero también advierte que se trata de una situación circunstancial.

El experto observa que las exportaciones de gas de Argentina son un proyecto a largo plazo, pues este país tiene incluso ya comprada la barcaza de licuefacción de gas para exportar por vía marítima.

Con respecto a las exportaciones argentinas a Chile y una posible oportunidad para Bolivia, Del Granado explica que esas provisiones se hacen a la parte sud de Chile, donde Bolivia no llega con el gas.

El caso de Vaca Muerta devela que no le será tan fácil a Argentina dejar de depender del gas boliviano

OPINIONES

“No hay que ser optimistas ni pesimistas. Van a jugar las reglas del mercado, Argentina verá si le conviene seguir importando gas o dar incentivos, y Bolivia tiene que aprovechar las oportunidades”Bernardo Prado. Experto HIdrocarburos

“Es una medida circunstancial. Vaca Muerta es un yacimiento muy grande y la idea de exportación va a seguir en Argentina. Eso sí, coyunturalmente Bolivia está en una situación más ventajosa que hace meses”. Hugo del Granado. Exministro de Hidrocarburos

ANÁLISIS

Álvaro Ríos. Experto en Hidrocarburos

Hace falta un contrato que ambas partes puedan cumplir

Lo que Bolivia debe entender es que tiene competencia de gas en Argentina (Vaca Muerta), pero Argentina debe entender también que siempre va a necesitar el complemento del gas boliviano.

¿Cuál debe ser ahora el proceder de Bolivia, tomando en considerando que no ha cumplido los envíos, pero también Argentina ha fallado en las compras? Yo creo que los Gobiernos deben sentarse a negociar y ver un nuevo contrato (tal vez con una adenda al anterior) que puedan cumplir de ambos lados. Que Bolivia pueda cumplir en invierno y en verano y que Argentina cuente con que va a recibir ese gas.

Hay que recordar que Bolivia no ha cumplido en dos o tres inviernos los volúmenes que necesitaba Argentina, pero éste también redujo sus compras porque ya tenía mucho gas (con Vaca Muerta). Eso no es serio de ninguno de los dos lados. Eso sí, Argentina demostró ser un país muy inestable y no ofrece seguridad jurídica.

(Los Tiempos)

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios