GAS Y PETRÓLEO

Revelan que Bolivia tiene 0,81 TCF para abastecer el mercado interno

El mar de gas no existió. A esa conclusión llegan expertos y departamentos productores tras la caída del anterior Gobierno, que, según ellos, manejó políticamente los números de las reservas del recurso natural. De acuerdo con la Gobernación de Santa Cruz, con respaldo de datos de YPFB, hasta agosto, el país tiene una provisión de 6,21 Trillones de pies Cúbicos (TCF) de gas. En la actualidad, por contrato, Bolivia tiene comprometidos 5,4 TCF para Brasil y Argentina. En este contexto, el remanente para el mercado interno es de 0,81 TCF.

Los datos de la Gobernación contradicen las cifras de la última certificación realizada por la empresa canadiense Sproule, que cuantificó en 10,7 TCF las reservas probadas. Incluso, el entonces ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, afirmó que en el país existía un ‘mar de gas’, cuando se dio a conocer dichos datos.

El ex ministro de Hidrocarburos, Álvaro Ríos, maneja una cifra similar a la de la Gobernación cruceña.

“Con las curvas de producción de los campos descubiertos y datos de YPFB hemos estimado que el país, a finales de 2018, cuenta con 6,75 TCF de reservas probadas. Se manipularon las reservas con fines políticos”, refirió Ríos.

En esa línea, dijo que la nueva administración de YPFB debe de verificar si hubo “un fraude energético”. Además, sostuvo que el mar de gas fue “una declaración alegórica, política, fantasiosa e insultante para el pueblo boliviano”.

Producción comprometida

El secretario de Energía e Hidrocarburos de Santa Cruz, Herland Soliz, dijo que en 2018, como región productora, se alertó que la reservas bordeaban los 7,1 TCF, dato que contradecía el trabajo de Sproule.

Las cifras de la Gobernación, basadas en cifras de producción que maneja Yacimientos, advierten que hasta agosto la cuantificación se redujo a 6,21 TCF.

Lo preocupante, según Soliz, es que se tiene comprometido 3,7 TCF para Argentina y otros 1,7 TCF con Brasil. “El Gobierno anterior dijo que iba a tener un exploración ultraeficiente pero ahora no tenemos nada”, afirmó.

Si bien las reservas son bajas, Soliz, aseguró que son suficientes para cubrir la demanda interna y externa de Bolivia. Sin embargo, ve necesario replantear la política hidrocarburífera del país. “Por el momento tenemos cubiertos los mercados, pero debemos pensar ¿qué vamos a hacer a largo plazo?”, indicó.

El especialista, Hugo Del Granado, explicó que las cifras oficiales quedan en entredicho.

Para él, con las actuales reservas no se puede firmar un contrato de 20 años con Brasil, o cualquier otro mercado, y menos aún se puede abastecer a la industria local.

“Necesitamos mínimo 7,7 TCF. Este es un panorama muy oscuro es el resultado del mal manejo de YPFB”, señaló el especialista.

Se buscó al actual presidente de YPFB, José Luis Rivero, pero no fue posible ubicarlo. Sin embargo, tras que asumió públicamente dijo que haría una auditoría sobre las reservas de gas natural.

En julio de este año, el senador Óscar Ortiz, denunció que las reservas de gas llegaban a 5,58 TCF. En esa fecha la canadiense dijo que emprendería una acción legal contra el legislador.

(El Deber)

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios
A %d blogueros les gusta esto: